Mark Zuckerberg, adalid de las buenas causas

Mark Zuckerberg, adalid de las buenas causas

A Mark Zuckerberg no le dejaron pasar de la sala de las bicicletas en la hermandad más exclusiva de Harvard; después de todo, él no era más que un novato sin pedigrí, el hijo de un dentista de las afueras de Nueva York con tan buen expediente académico como probados conocimientos de programación. El resto es historia (también del cine; véase La red social, de David Fincher): el chico al que dos apuestos remeros, los hermanos Winklevoss, miraron por encima del hombro, creó su propia web para entretejer perfiles, inspirado en una filosofía contraria a la que gobierna las élites. Él no quería, simplemente, conectar a sus miembros. Ni siquiera a la clase universitaria. Su ambición era, y aún anda en ese empeño, llegar a toda la humanidad.

De aquella experiencia iniciática, a Zuckerberg le quedaron dos obsesiones. Hacer de la educación una experiencia al alcance de todos y, del mundo, un lugar más horizontal, con menos estratos sociales. Por lo que cabe interpretar de sus acciones de esta semana en la que acaparó todos los titulares con la donación del 99% de su fortuna para marcar el nacimiento de su primera hija, también quiere convertirlo en un sitio mejor.

Leer más: El País

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

"Barullo Global" contra la deuda ilegítima

La campaña para someter al mundo a la deuda pública y privada es un ataque calculado a la democracia.

Leer más

Las abuelas argentinas recuperan la nieta número 117

“Van a tener la dicha de abrazar a la nieta” Estela de Carlotto anunció la restitución de la identidad de la hija de Walter Domínguez y Gladys Castro, secuestrados en

Leer más

Los indignados y su propio escenario

El violento silencio de un nuevo comienzo. Los indignados deben resistirse en esta etapa a traducir rápidamente la energía de las protestas en demandas “pragmáticas” y “concretas”. Han de evitar

Leer más

La década más próspera de la historia

La mejor década. El inicio del siglo XXI ha sido el más próspero para la historia de la humanidad, incluso para los más pobres. Los últimos diez años han gozado

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario