La transición verde.

La transición verde.

Mientras en la cumbre del clima en París se cuece nuestro futuro medioambiental, y por ende supervivencia, acorde con la ya calificada “última oportunidad para salvar el planeta Tierra”. En el exterior es donde verdaderamente se respira la demanda de este esperado cambio gubernamental y por el que se ha propiciado –tal y como apuntan los participantes del COP 21 – una respuesta definitiva.

Fruto de esa movilización la Marcha Global por el Clima batió récords históricos desde Sao Paulo hasta Sídney, fueron 785.000 personas las que formaron parte de 2.300 eventos en 175 países. La consigna: impulsar energías 100% limpias.

Pues ya lo dijeron con anterioridad los políticos instando a que la ciudadanía evidenciara un verdadero interés por el medioambiente.

En su discurso inaugural dirigido a los líderes mundiales, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon se expresó en los siguientes términos “Los pueblos del mundo también se están moviendo. Han salido a la calle en ciudades y pueblos de todo el mundo en una movilización masiva a favor del cambio… Están esperando que todos y cada uno de ustedes demuestren un liderazgo a la altura del reto. La historia está llamando a nuestra puerta”.

Un tipo de revolución pacífica que, por otro lado, resuena como un fenómeno actual y que ha hecho posible esa política “de abajo hacia arriba” otorgando un verdadero protagonismo a la voz de la calle.

En este punto también los medios pueden ser decisivos reivindicando su rol pedagógico acerca de la necesidad de un cambio de modelo y políticas verdes.  

No debemos olvidar que todos somos actores climáticos y responsables en tanto en cuanto nuestras acciones tienen su repercusión en el planeta.

Sabiendo que este cambio de sistema no es resultado de un día para el otro, sino de un camino largo y gradual; los medios de comunicación podemos favorecer esa transición verde y ser palanca de cambio entre dos épocas.

Cuando en la fallida cumbre de Copenhague a pesar de los notables intentos se remaba contracorriente; hoy, en cambio, favorecer las dinámicas ecológicas es hacerlo con viento a favor. El mundo financiero se mueve hacia modelos alternativos y también las empresas incorporan la responsabilidad y conciencia sostenible en su ADN.

Con todo el peso de los informes y estudios que instan a una transformación profunda del modelo industrial, los medios de comunicación tenemos la obligación moral de informar con amplitud de miras y estimular la acción de aquellos que contribuyen a un planeta verde.

Jorge Dobner
Editor 
En Positivo

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

No estamos solos.

“Demain” (mañana), contra pronóstico y sin más apoyo que el crowdfunding ha arrasado en las taquillas francesas evidenciando que el público está ávido de conocer nuevas herramientas y soluciones creativas para dar aliento a este mundo nuestro.

Leer más

Muros o puentes. Jorge Dobner

El actual presidente de los EE.UU, Donald Trump, firmó un decreto para comenzar en cuestión de meses la construcción de un muro, “la gran barrera física en la frontera” entre

Leer más

La meritocracia de la clase política

De forma coloquial se usa la expresión “puerta giratoria” refiriéndose a aquellos políticos que tras ejercer un cargo público pasan a trabajar en puestos relevantes del ámbito empresarial, habiéndose beneficiado

Leer más

Gente que se atreva.

Porque esto es lo que necesitamos si queremos progresos significativos, gente que se atreva a denunciar lo que ya no funciona y a su vez proponga soluciones.

Leer más

Grandes marcas, grandes responsabilidades.

Pero esta responsabilidad es común también para los gigantes tecnológicos que debieran aplicarse el buen uso de la responsabilidad social: hay que ser y parecer. En este supuesto el consumidor tiene el poder de castigar y premiar a las empresas con más o menos ética.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario