Momento apasionante.

Momento apasionante.

El status quo vuela por los aires, a cámara lenta pero imparable. Inmersos en el tiempo presente por momentos olvidamos ser conscientes del largo camino que empezó hace unos años de crisis, desde la indignación a los grandes cambios que hoy vivimos. Un recorrido ciertamente tortuoso que aún nos cuesta fatigas pero que cada vez se presenta más abierto al encuentro con la meta.


Aquellas proclamas que convertía en títulos de libro el célebre diplomático y escritor diplomático Stéphane Hessel, “¡Indignaos!”, “¡Comprometeos!”, han pasado a ser acciones dentro una realidad movilizada.

Siguiendo la actual inercia quienes se resistan están condenados a nadar a contracorriente con un final en este caso funesto. Algo que incluso tratándose de los partidos más conservadores les obliga a reformar sus antiguos cimientos.
A nadie debería sorprenderle el actual contexto especialmente para aquellos que han sido participes. Nada cambia si uno no se mueve o varía su estrategia del posicionamiento original.

De una u otra forma todos los movimientos que están surgiendo buscan de manera más o menos acertada su propia felicidad. Y quién puede criticar eso.

[banner_suma]

Las asambleas sociales, el surgimiento de nuevos partidos dentro de un panorama heterogéneo, también incluso el enardecimiento de los nacionalismos intentan desde su perspectiva subjetiva, solidaria o egoísta, forzar las cuerdas de una situación insostenible. El mundo aunque torpe se rinde a la evidencia.

Destruirse para volver a construir. Europa es vivo ejemplo de esa reconstrucción, una vez más, con un panorama plural social y políticamente.

La figura incomoda pero necesaria para la troika, Tsipras en Grecia; y en España, otros nuevos actores políticos como Pablo Iglesias, Ada Colau, Adriana Levy, Pablo Casado, Albert Rivera, Inés Arrimadas, Manuela Carmona… en su mayoría gente joven, preparada y comprometida que pide paso para que su generación no marchite.

También algunos sabios/as que desde su experiencia viven una segunda juventud en la mirada de sus nietos con el deseo de dejar un futuro mejor.

A lo largo de este año de acuerdo a las diversas elecciones que estamos viendo se aprecian cambios constatables: una Argentina que augura un relevo por lo menos de nombres y de estilo, la Brasil del inconformismo que exige coherencia a su gobierno progresista, una Venezuela contradictoria que guarda esperanzas en los próximos comicios o la Portugal heterogénea que piensa establecer pactos de Estado para su estabilidad. También España mira de reojo sus elecciones generales que por primera vez en democracia no estará marcada por el bipartidismo sino por un juego a cuatro bandas donde los diálogos y consenso marcaran la partida.

En una época en que todos somos interdependientes, ya no sirve hablar de cordones sanitarios a nadie, sino llegar a un punto de encuentro y hablar incluso con el enemigo reconociendo que su postura democrática es tan válida como la propia.

Es un momento apasionante cuando la política recupera su valor de servicio.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
Ofrecer soluciones
El turno es nuestro

[banner_btn_suma]

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

China en positivo. Jorge Dobner

Comúnmente se habla más que nunca de un nuevo orden mundial en un momento de la historia en que se están produciendo importantes cambios en las ideologías políticas y en

Leer más

No estamos solos.

“Demain” (mañana), contra pronóstico y sin más apoyo que el crowdfunding ha arrasado en las taquillas francesas evidenciando que el público está ávido de conocer nuevas herramientas y soluciones creativas para dar aliento a este mundo nuestro.

Leer más

Ideas que cambian el mundo.

Porque analizando el actual contexto muchas de nuestras realidades parecen más propias de los sueños que plasmó en libros Julio Verne u otros, e incluso en algunos casos esta realidad supera a su ficción.

Leer más

El mundo despierta mejor que ayer.

Si la fe mueve montañas por fin hemos cambiado el no por el “Sí, se puede” sabedores de que la actitud es la primera semilla de éxito.

Leer más

Un chute de optimismo.

Porque el mundo es hoy algo mejor que hace solo 15 años, ya no digamos que hace 50 o siglos pasados.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario