Obama muestra su mejor versión al mundo.

Obama muestra su mejor versión al mundo.

Sin imposiciones, armas, comida rápida, ni contaminación Estados Unidos no será lo mismo, sino su mejor versión. Hubo un tiempo en que Norteamérica vanaglorio una imagen todopoderosa sustentada en el miedo, convirtió el estilo “basura” en el templo simbólico de su representación al mundo, cara triunfal y desmedida de ambición.

Y no viene mal, recordar lo que fue la etapa de George Bush y compararla con estos últimos años de Obama.

En aquellos tiempos se negaba de facto a renovar el protocolo de Kioto previo a largas negociaciones, no estaba permitida ni la más mínima concesión a sus históricos enemigos no fuera a interpretarse como señal de sumisión…hoy sin embargo lleva el camino de quedarse en el pasado en un salto a su evolución.

Es la historia real de una nación que vuelve a situarse en las coordenadas privilegiadas del mapa esta vez por buenas razones, con el rostro relajado y la sonrisa amable del mayor artífice de este cambio: el presidente Barack Obama.

Tampoco quiere decir que la idealización se ha instalado en EE.UU pero mientras algunas de las medidas no hace tanto impensables se han tornado realidad otras incluso difíciles como parte enraizada de una cultura profunda, véase la tenencia de armas, se encuentran al menos en incesante debate.

A sabiendas de una atroz competencia con nuevos gigantes como es China responde a una inteligente postura de enseñar al mundo una hegemonía más allá de cuestiones económicas y donde algunos en su limitada capacidad democrática todavía no alcanzan. El ser buen ejemplo para otros, romper hielos y liderar políticas pioneras que quiebran el status quo.

Obama terminará su legislatura en el momento álgido y los deberes hechos.

Parecía extraño que aún sucediera con las voces escépticas que no sin falta de motivos le achacaban cierto carácter inmovilista. Sin embargo a nadie le pasa de largo que en una retrospectiva de la historia no solo se le recordará de forma anecdótica como el primer presidente negro sino por ser quien abrió las puertas de la reconciliación diplomática con su archienemigo Cuba o el primero en aprobar un “Plan de Energía Limpia” claramente enfocado contra el cambio climático gracias a una inversión sin precedentes de de 8.800 millones de dólares anuales hasta 2030, entre otros hitos.

Todo pese a las continuas críticas de la oposición y el no menos temido lobby de una parte empresarial que aún por encima de las adversidades verá adaptar su industria a las necesidades climáticas del planeta.

“La ciencia nos dice que debemos hacer más si queremos salvar nuestra economía y la salud de nuestros hijos” manifestó recientemente Obama.

Sus palabras más bien parecen recuperar el espíritu hippie de los años 60 en su sentido a contracorriente y libertario también en la línea de la revolución de la ternura que predica el mismo Papa Francisco.

Es el movimiento paz y amor de hoy en día aplicado a los nuevos desafíos. Otra vez EE.UU encarna el sueño americano.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
Gente que se atreva
Obama, sí se puede

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El todo o la nada.

Están llamados a encontrar soluciones y no poner palos en la rueda, quizás no sean las mejores pero sí las soluciones posibles dentro de un mínimo común.

Leer más

La década de las mujeres. Jorge Dobner

Hay una historia invisible de las mujeres que eran silenciadas, de las que se hacían pasar por hombres para ocultar su condición femenina, que debían esconderse en pseudónimos masculinos para

Leer más

Corrupción: aunque tarde, la justicia actúa. Jorge Dobner

Con razón se suele señalar la corrupción como un mal endémico de la sociedad. Al ojear la prensa esta semana no faltan titulares de casos de corrupción variados. La sentencia

Leer más

El desafío de la nueva década: un progreso con más humanismo. Jorge Dobner

Este fin de año no es uno cualquiera, pues supone al mismo tiempo el cierre de un ciclo y el inicio de la segunda década de este siglo XXI. No

Leer más

Buenas causas, un canto de esperanza.

Son buenas noticias constructivas que deben ganar peso en el discurso sobre aquellas negativas con todavía exceso de sonoridad actuando como contrapunto positivo de una realidad muchas veces sesgada.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario