Literatura optimista que nos enseña lo bello que es vivir

Literatura optimista que nos enseña lo bello que es vivir

Cada libro causa – o al menos pretende – un impacto emocional en aquel que lo lee como huella imborrable. Son más los que guardar entre sus páginas un poso dramático e incluso amargo en base a las miserias y contradicciones propias del ser humano que Kafka, Auster, Kundera, Verlain, Heminway…se alimentaba de ellas.

Sin embargo los últimos tiempos traen otras propuestas contra la corriente dominante que viene  a proyectar nuestro lado luminoso, que también existe. El boom literario optimista parte de los libros de autoayuda, en parte bastante manidos pero que han abierto una puerta a novelas y ensayos de corte positivo.

Aún con margen de exploración el positivismo se ha instalado en nuestra sociedad como espiritualidad transversal de todos los ámbitos (psicología, deporte, filosofía…) pero que en la cultura, y en concreto los libros, está llamado generar conciencia sobre su importancia para luego conseguir su ejecución.

[banner_suma]

Los franceses quizá más dados a reconocer lo bueno de la vida deciden dar visibilidad a esta cara amable de la vida con un galardón Libro Optimista. Todo por iniciativa de la Ligue des Optimistes de France (Liga de los optimistas)  que se trata de una asociación que según de acuerdo a sus estatutos, aspira a “combatir el pesimismo ambiental y reforzar la actitud mental positiva”. En la misma página integra un decálogo positivista sobre su fundación que también interpela a la obligación de los medios de comunicación:

“El mundo es más bello de lo que se muestra en los medios de comunicación.

Todo es negativo, la violencia, la delincuencia, los incendios, los despidos masivos, los desastres son muy fotogénicos y televisivos.

No estamos pidiendo matar esta mala noticia, pero queremos que los medios de comunicación estén también atentos a las buenas nuevas que son mucho más numerosas que las malas.

Se habla de que las personas se comportan mal. También queremos oír hablar de cientos de miles de personas que todos los días, con valentía y trabajo mejoran el mundo”.

Entre esos galardones llega en su traducción al español “El taller de las ilusiones” (Ed. Grijalbo), de la escritora Valérie Tong Cuong donde se recomponen los corazones de esas personas que en algún momento perdieron la esperanza pero que ahora tienen otra oportunidad. Porque aún entre las sombras un gesto puede traernos la luz. En este peculiar taller se cura el alma y nacen nuevos sueños.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más: 
El optimismo racional es una buena medicina

[banner_btn_suma]

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

David ya venció a Goliat con la revolución 2.0, ahora deberá construir su reino

Jeroglíficos de la rebelión 2.0.El rol de Facebook y Twitter en la reciente revuelta contra el dictador egipcio Hosni Mubarak revela las formas novedosas que asume la política ante el

Leer más

Anorexia, nuevos avances

Anorexia e hiperactividad unidas por un mismo mecanismo molecular.

Leer más

El otro lado de los Premios Oscar 2016

Considerando que EE.UU es un crisol de culturas y razas tampoco podía pasar desapercibido el reflejo de esa realidad en un microcosmos como los Oscar.

Leer más

Adiós a Mandela, momentos para la historia

Durante cuatro horas se vieron líderes de países diversos que se encontraron por un día para renovar las esperanzas por las que Mandela luchó.

Leer más

Lula se va con el 87% de popularidad

Lula se despide de la Presidencia con un 87% de popularidad. El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se va a despedir del cargo con un índice de aprobación

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario