Si no estás satisfecho con tu vida, cambia de táctica

Si no estás satisfecho con tu vida, cambia de táctica

¿Como ser millonario y acumular riqueza? Quizá debemos cambiar la pregunta y plantearnos: ¿Qué es lo que el otro necesita? ¿Cómo puedo contribuir a crear un mundo mejor?

En determinados momentos de nuestra vida, todo lo que nos llevó y acompañó hasta un momento preciso, parece que pierde el significado, y sentimos una necesidad apremiante de salir de donde estamos para emprender nuevos rumbos, aunque no sepamos exactamente a dónde nos van a llevar.

Queremos experimentar novedad, hay un impulso que nos lleva a querer cambiar de pareja, de lugar de residencia, de trabajo, de profesión y de ambiente. Aquello por lo que luchamos durante años, a lo que nos dedicamos con esmero, parece desmoronarse.

[banner_suma]

Hay que fluir aunque sea en mitad de la incertidumbre. Puesto que no sabemos lo que nos espera después de ese cambio, esa inquietud puede provocar falta de fuerza interior. Sin embargo, desprenderse de lo que nos daña y empequeñece es lo que libera y fortalece.

Entre los 40 y los 50 años muchos se dan cuenta de que no viven su vida, o que la que tienen no es la que desean. Quieren dejar el trabajo que llevan haciendo durante años y dedicarse a otra cosa, o formarse en otros ámbitos profesionales. Quizá se apuntan a una ONG y se van a África, a América o a Asia. O bien dejan a su pareja y se van solos o con otra persona. En definitiva, necesitan un cambio radical.

“Cuando un ser humano tiene un para qué, puede atravesar cualquier cómo”

Viktor Frankl

Estas transformaciones bruscas pueden desembocar en situaciones de crisis existencial profunda.

En situaciones de “tsunami vital” es imprescindible reflexionar, escribir, pasear, estar en contacto con la naturaleza, para escucharse a uno mismo.   Volver a Dios.  Posiblemente implicará que algunas personas que nos han acompañado en una parte de nuestra vida dejen de hacerlo en esta nueva etapa. Pero aparecerán otras relaciones que nos nutrirán de maneras diferentes.  

Dice Rabindranath Tagore
“Yo dormía y soñaba que la vida era alegría.
Desperté y vi que la vida era servicio.
Serví y vi que el servicio era alegría”.

En ocasiones el cambio viene impuesto por la normativa, por ejemplo, en la jubilación, o cuando es el cónyuge quien se va y nos deja solos, o cuando sobreviene una muerte o un accidente que implica un antes y un después.

Muchas personas cuyo proyecto de vida se ha basado en lograr éxito, poder, dinero, privilegios y estatus sienten que llega un momento que todo deja de tener sentido. El individualismo en el que se ha sustentado su vida deja de nutrirles. Y es entonces cuando necesitan abrirse a los otros.

Servir aumenta la capacidad de amar al prójimo. Se potencia la generosidad. La persona servidora crece en humanidad y en grandeza. No una basada en la ostentación o la fama, sino en la de vivir una vida con sentido. Que fácil de decir, que difícil de aplicar.

Robert Blasi
Redacción

Leer más:  
La importancia de pensar en nuestro día a día 

[banner_btn_suma]

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Una victoria de Islandia

Un tribunal respalda la decisión del Gobierno islandés de no devolver el 100% del dinero.

Leer más

Eurovegas: protestas en Madrid

Eurovegas viene a España para hacer un “paraíso fiscal con todo el dinero negro de manos de alguien que está acostumbrado a financiar al Tea Party en Estados Unidos”.

Leer más

En el 2011, despegará la tecnología verde

El año de la tecnología verde.Desde hace varios años se viene hablando de la tecnología verde. Energía solar, autos eléctricos y reciclaje automático aparecen constantemente como nuevos proyectos, pero no

Leer más

Obama, Premio Nobel de la Escucha

El espionaje telefónico y de Internet, el hostigamiento a enemigos políticos y las medias verdades, han debilitado la credibilidad del mandatario americano.

Leer más

Un mundo sostenible por energía 100 % renovable

Sin duda se trata de un ambicioso proyecto que apuesta por energías renovables sin necesidad de explotar más fuentes fósiles o nucleares, y sin aumentar el número de plantas hidroeléctricas.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario