Gente que se atreva.

Gente que se atreva.

Bajo un contexto crispado la escenificación griega en Europa ha puesto de relieve una vez más la “guerra” de los dos mundos: quienes abogan por el cambio y aquellos que en cambio prefieren la inmovilidad de las cosas. Al más puro estilo trágico igual que algunos de sus héroes clásicos Grecia se la ha jugado todo a la carta del referéndum saliendo reforzado de cara a su legitimación en las negociaciones.
Este es el último caso de David contra Goliat cuando hoy proliferan cada vez más las excepciones sobre la norma. Pues precisamente el movimiento de resistencia encabezado por Grecia puede marcar un precedente a la hora de entender una nueva Unión Europea ilusionante y solidaria.
Este mundo bipolar refleja la alteración anímica de los extremos, de la esperanza “Si, se puede” y los maniacos depresivos que desean perpetuar su poder contagiando el miedo a los ciudadanos como dogma. Por suerte los ciudadanos – tal el caso de los griegos – entienden que en una sociedad interdependientes donde unos nos necesitamos a otros y viceversa, las amenazas se vuelven simples artificios.
Los griegos han elevado al punto de ebullición la democracia aunque esto exija los más duros sacrificios incluso los relacionados con el ego propio. Que un señor como el ministro de Finanzas Yanis Varoufakis dimita para “facilitar la negociación” – y no por razones externas de corrupción – dice mucho acerca del nivel de compromiso.
Porque esto es lo que necesitamos si queremos progresos significativos, gente que se atreva a denunciar lo que ya no funciona y a su vez proponga soluciones.

Otro ejemplo, de los más audaces e inusuales es el Papa Francisco I que ha puesto la Iglesia Católica y el mundo entero patas abajo sin necesidad de alardes y sentencias sino solo gracias a la revolución de la ternura.
Lo mejor es que no hace falta ser una gran personalidad para iniciar con pequeños gestos el cambio en la calle. Cada uno según sus posibilidades puede alterar para bien el orden de las cosas de su microcosmos. Por ejemplo, celebrando sus vacaciones en la misma Grecia podemos contribuir en el bienestar de un país donde el turismo representa un notable porcentaje del 18 %. Entendiendo que la sinergia de fuerzas puede volvernos imparables quizás podamos incluso reconciliar a las dos partes de nuestro mundo contradictorio.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
En Europa el cambio esta en marcha.
Los “Gracias” a una Grecia valiente
La negociación con Grecia.

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Felicidad, un movimiento global

Lo cierto es que la dicha se ha convertido en un movimiento global que reivindica su democratización pasando de la teoría a la práctica. Así lo indican los múltiples informes,

Leer más

La verdad nos libera.

Este nivel de conciencia de la gentes es una buena señal para caminar hacía una sociedad más ética en la cual prevalezcan los valores.

Leer más

Un faro de luz en medio de la tragedia.

Una vez más, sin necesidad de alardes, la solidaridad y buena voluntad que se desprende es el faro de luz en cualquier noche de tormenta.

Leer más

La realidad En Positivo.

Debemos celebrar que esta época de inflexión ha propiciado el despertar de nuestra fuerza.

Leer más

El optimismo que mueve el mundo.

No se trata de pasar el filtro de las noticias por unas lentes de color de rosa, tan solo se precisa describir una parte de la realidad que también existe y que es necesaria difundir.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario