Gente que se atreva.

Gente que se atreva.

Bajo un contexto crispado la escenificación griega en Europa ha puesto de relieve una vez más la “guerra” de los dos mundos: quienes abogan por el cambio y aquellos que en cambio prefieren la inmovilidad de las cosas. Al más puro estilo trágico igual que algunos de sus héroes clásicos Grecia se la ha jugado todo a la carta del referéndum saliendo reforzado de cara a su legitimación en las negociaciones.
Este es el último caso de David contra Goliat cuando hoy proliferan cada vez más las excepciones sobre la norma. Pues precisamente el movimiento de resistencia encabezado por Grecia puede marcar un precedente a la hora de entender una nueva Unión Europea ilusionante y solidaria.
Este mundo bipolar refleja la alteración anímica de los extremos, de la esperanza “Si, se puede” y los maniacos depresivos que desean perpetuar su poder contagiando el miedo a los ciudadanos como dogma. Por suerte los ciudadanos – tal el caso de los griegos – entienden que en una sociedad interdependientes donde unos nos necesitamos a otros y viceversa, las amenazas se vuelven simples artificios.
Los griegos han elevado al punto de ebullición la democracia aunque esto exija los más duros sacrificios incluso los relacionados con el ego propio. Que un señor como el ministro de Finanzas Yanis Varoufakis dimita para “facilitar la negociación” – y no por razones externas de corrupción – dice mucho acerca del nivel de compromiso.
Porque esto es lo que necesitamos si queremos progresos significativos, gente que se atreva a denunciar lo que ya no funciona y a su vez proponga soluciones.

Otro ejemplo, de los más audaces e inusuales es el Papa Francisco I que ha puesto la Iglesia Católica y el mundo entero patas abajo sin necesidad de alardes y sentencias sino solo gracias a la revolución de la ternura.
Lo mejor es que no hace falta ser una gran personalidad para iniciar con pequeños gestos el cambio en la calle. Cada uno según sus posibilidades puede alterar para bien el orden de las cosas de su microcosmos. Por ejemplo, celebrando sus vacaciones en la misma Grecia podemos contribuir en el bienestar de un país donde el turismo representa un notable porcentaje del 18 %. Entendiendo que la sinergia de fuerzas puede volvernos imparables quizás podamos incluso reconciliar a las dos partes de nuestro mundo contradictorio.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
En Europa el cambio esta en marcha.
Los “Gracias” a una Grecia valiente
La negociación con Grecia.

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Una vida más consciente en tiempos acelerados. Jorge Dobner

“Tempus fugit” es una alocución latina imperecedera (traducida como “el tiempo se escapa”, o “el tiempo vuela”) que llega hasta nuestros días con sentido vigente. De forma más específica esta

Leer más

El capitalismo de las ideas

A partes iguales la innovación ha sido y es objeto de deseo y amenaza a un tiempo. En contradicción como un estado natural cuasi permanente los seres humanos nos convertimos

Leer más

Todos somos griegos.

En Grecia se juega algo más que lo que atañe a sus 10 millones de habitantes, en este partido se juegan otras cosas que nos implican a todos los europeos y a nuestro modelo económico actual.
Porque hoy con nuestros más y nuestros menos, todos somos griegos.

Leer más

Hambre, el fin histórico de la lacra. Jorge Dobner

Mientras que el discurso de los mass media se articula en temas más o menos previsibles y prolongan indefinidamente en el tiempo simulando la estructura narrativa de cualquier culebrón, la

Leer más

El Capitalismo de las ideas.

Nos encaminamos hacía un capitalismo de las ideas donde el valor intelectual cobra protagonismo en los servicios, las artes y evolución de esas nuevas tecnologías.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario