Oxfam Intermón: un millón de firmas por la puesta en marcha de la ‘tasa Robin Hood’

Oxfam Intermón: un millón de firmas por la puesta en marcha de la ‘tasa Robin Hood’

Organizaciones piden una imposición más equitativa a las transacciones financieras para luchar contra la pobreza en todo el mundo y para abordar problemas climáticos.

Varias organizaciones europeas han hecho entrega de más de un millón de firmas en ministerios y parlamentos de toda Europa. En España, junto a representantes de varios grupos políticos con representación parlamentaria, la sociedad civil ha registrado las firmas el pasado 14 de mayo en el Congreso de los Diputados.

La campaña de la tasa Robin Hood comenzó como una idea, pero a la gente le encantó y se convirtió en un movimiento que crece y crece. En todo el mundo va ganando terreno la idea del impuesto aplicado a las transacciones que realizan las entidades financieras entre sí, que podría generar miles de millones de euros para combatir la pobreza dentro y fuera de Europa y, hacer frente a los efectos adversos del cambio climático.

Sintetizando: la gran idea tras la tasa Robin Hood, también conocida como la TTF (Tasa sobre las Transacciones Financieras), es generar miles de millones, con suerte incluso, cientos de miles de millones de dólares para hacer frente, por ejemplo, a la manutención de colegios y hospitales.

En todo el mundo hay crisis. La del 2008 desestabilizó los presupuestos de los 56 países más pobres del mundo que ahora se encuentran haciendo recortes en gastos necesarios y obligados a retirar subsidios de cosas tan esenciales como la comida, el gas y la electricidad.

Pero, según las estimaciones, un impuesto de alrededor del 0,05% sólo en las transacciones financieras podría generar entre 150 mil y 520 mil millones de euros en todo el mundo.

El impuesto, que es solo aplicable a operadores financieros y nunca a los ciudadanos, es además una tasa justa, pues conlleva que el sector financiero pague más impuestos que los pocos que paga a día de hoy, y ayude a combatir una crisis financiera de la que es, en gran medida, culpable.

La tasa ayudaría, en cierta medida, a reducir los movimientos más especulativos y recaudar una gran cantidad de recursos que, como exige la sociedad, deberían usarse para atender las necesidades sociales de cada país, por una parte, y para luchar contra la pobreza y el cambio climático, por la otra.
La fecha clave decisora está en el próximo 19 de junio:

Ese día, los Ministros de Finanzas de la UE (ECOFIN) decidirán si sale o no adelante dicho acuerdo histórico respecto a la Tasa sobre Transacciones Financieras (TTF).

De hecho, María Villanueva, responsable de fiscalidad y desarrollo de Oxfam Intermón ha afirmado que estos momentos son cruciales para garantizar la eficacia del impuesto a las transacciones financieras. “Si los líderes europeos no ceden a las presiones del sector financiero, se habrá dado un paso histórico”.

Pero además, asegura que, el éxito de las negociaciones en estas semanas, debería permitir la aplicación de un impuesto que asegure el cumplimiento de una máxima recaudación de esta tasa y cierto control de los movimientos financieros más especulativos.
¿Quiénes apoyan la campaña?

Muchas figuras políticas y personas influyentes ya han salido en apoyo de un impuesto sobre los millones de transacciones que tienen lugar cada día entre las instituciones financieras, por ejemplo:

• Organizaciones de la sociedad civil, movimientos ecologistas, sindicatos, líderes religiosos, líderes políticos, celebridades.
• Líderes mundiales como el presidente francés Holland y la canciller alemana Angela Merkel, entre otros y otras.
• Hombres y mujeres del mundo empresarial como el presidente del FSA Lord Turner, el financiero George Soros, el contratista Warren Buffet, y el famoso Bill Gates.
• Los premios Nobel Joseph Stiglitz y Paul Krugman, el director del Earth Institute, Jeffrey Sachs, y más de mil economistas.
• En todo el mundo, alrededor de 220 millones de personas.

A saber: la tasa Robin Hood es una de las campañas de recaudación de impuestos más populares y apoyadas de la historia; nació en 2009 y ha recibido diferentes nombres según el país: “The Robin Hood Tax” en el Reino Unido, “Steuer gegen Armut” o “impuesto contra la pobreza” en Alemania, “Zerozerocinque” en Italia o “Tasa Robin Hood” en España; pero siempre siguiendo la idea de que una pequeña tasa que significará poco para las instituciones financieras será un gran cambio para el resto del mundo.

Gina Joya
Redacción

Fuente original: Oxfam Intermón

Leer más: Oxfam intermón, a favor de la justicia fiscal

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El secreto del high tech made in Israel

Israel tiene la tasa más alta del mundo de start up (casi 4.000), una por cada 1.844 ciudadanos.

Leer más

Un nuevo tratado de la ONU busca reducir la impunidad de las multinacionales

En junio de 2012 la Campaña Global para Desmantelar el Poder Corporativo y Poner Fin a la Impunidad, como un mecanismo para lidiar con estas empresas poco legales con el prójimo.

Leer más

Muros a derribar.

No todo son malas noticias, es más existen buenas razones para confiar en el futuro. El mundo vive un momento de transición y este año por fin se han vislumbrado cambios positivos.

Leer más

Queremos la revolución.

Queremos que la decencia y la justicia social se instalen en nuestro país. Que sepan que los ciudadanos les vigilamos. Que hemos despertado.

Leer más

Noruega y su proyecto verde

El 97 % de la electricidad del país noruego procede ya de fuentes renovables, en su mayoría de energía hidroeléctrica.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario