Los economistas de un nuevo paradigma.

Los economistas de un nuevo paradigma.

Cuando sólo la vía de la austeridad sigue como panacea de solución a nuestros males unos pocos economistas valientes salen de la ortodoxia. Hace tiempo ya advertían que el combinado de política fiscal restrictiva, política monetaria expansiva y deflación salarial no serían suficiente para las particularidades del contexto.

Si bien pasados estos años ya se empiezan a ver algunos brotes verdes y mejoras a nivel estructural no es menos cierto que todavía no alcanza la economía doméstica de unos ciudadanos aquejados por una pérdida de nivel adquisitivo y creciente desigualdad de clases.

Mientras que el capitalismo voraz amenazaba con consumirnos y economistas comunes de la vieja escuelas se convertían en bufones de este corte han sido los ciudadanos que han tirado de creatividad para dar forma a soluciones alternativas y cambio de narrativa.

Así como lo considera el sociólogo francés Edgar Morin “La economía, que es la ciencia social matemáticamente más avanzada, es la ciencia social y humanamente más retrasada, pues ha abstraído las condiciones sociales, históricas, políticas, psicológicas y ecológicas inseparables de las actividades económicas… Quizá la incompetencia económica haya pasado a ser el problema social más importante” estamos en lo cierto que hasta última hora la economía no sabido regenerarse y encontrar su camino lejos de la politización.

Por suerte algunos economistas, y cada vez se suman más, se han atrevido a aportar una visión integradora de la economía. El Nobel de Economía Joseph Stiglitz, o el también Nobel de Economía 2008, Paul Robin Krugman, fueron los primeros en desmitificar la falacia de las contracciones fiscales que en su resultado y de acuerdo a su propia naturaleza no pueden ser expansionistas. En esta línea el prestigioso Jean Olivier Blanchard (economista jefe del FMI y catedrático de Economía del prestigioso Massachusetts Institute of Technology, MIT) expuso el complicado equilibrio entre la austeridad y el impulso que el gasto público genera sobre el PIB.

También los ganadores del premio Nobel Thomas J. Sargent y Christopher A. Sims han trascendido las barreras de la macroeconomía para que las políticas impactaran en la realidad de los datos. O el griego Costas Lapavitsas y uno de los gurús referencia del 15 M que no en vano es uno de los políticamente incorrectos al defender que los países no pueden dejarse maniatar por organismos como el Fondo Monetario Internacional.

Pero seguramente el nombre más repetido en los últimos años haya sido Thomas Piketty avalando un nuevo discurso económico en una oda a la justicia social y redistribución eficaz de la riqueza.

Confluencia de grandes ideas económicas al servicio de las necesidades de la inmensa mayoría que han sido recogidas por movimientos intelectuales y sociales, inspirando incluso propuestas de partidos emergentes. Hoy cuando la búsqueda del equilibrio y bien común por fin de vuelven prioridades nos acercamos al nacimiento de un nuevo paradigma.

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Recomponer las piezas rotas.

Es tiempo de derrocar la posverdad o mentira emotiva, tan efectiva pero a su vez errónea, para construir un relato quizá menos atractivo pero más complejo acorde a la realidad poliédrica que nos ocupa.

Leer más

¿Dónde está la ONU? .

Nos convierten en meros espectadores de imágenes desgarradoras y tenemos que pasar a ser actores para exigir a nuestros gobiernos y a los organismos internacionales que se movilicen para actuar de forma más positiva.

Leer más

Periodismo de soluciones, en busca de un mundo mejor

Revisitar la obra de Karl. R. Poppper, uno de los filósofos de la ciencia más destacados de. s. XX, es comprender que su forma de percibir el mundo no ha

Leer más

La catarsis del odio.

Y a pesar de todo, aún por encima del catastrófismo, no hay que olvidar que el mundo es cada vez más pacífico, aún cuando pueda resultar chocante.

Leer más

Problemas vs. Soluciones. Jorge Dobner

Ateniendo los graves problemas que nos acucian y que ocupan grandes portadas la vida no es rosa,  lo sabemos y quizá sólo exista en aquella deliciosa canción que inspiró “La

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario