viernes, 19 agosto 2022

Nutrigenómica: una alimentación adaptada a la genética de cada persona

Son muchos los nuevos campos de estudio en los que se está investigando sobre el bienestar y la vida saludable. La alimentación humana es uno de ellos. Todos hemos escuchado alguna vez que “somos lo que comemos” pero ¿y si comiéramos en función de cómo somos? Sobre esta misma cuestión trata la nutrigenómica, una disciplina que aborda cómo afectan nuestros genes en la metabolización de los alimentos que solemos digerir.

Cada uno de nosotros tenemos una configuración genética propia que nos hace diferente al resto de individuos. Por este mismo motivo, desde la nutrigenómica se estudia la aplicación de una alimentación saludable adaptada a cada organismo teniendo cuenta sus variables genéticas.

“La idea de la nutrigenómica es recomendar a cada persona la dieta que más le favorezca para que a partir de los 40 años la calidad de vida no vaya hacia abajo sino que se mantenga”, así lo sintetiza el profesor José María Ordovás, director del laboratorio de Nutrición y Genómica en la Universidad de Tufts (EE UU).

[banner_suma]

Esto abre la posibilidad de diseñar una dieta hecha a medida de cada persona evitando el consumo de alimentos que puedan favorecer la aparición de enfermedades a las son proclives por su genoma. Como es de suponer, la principal enfermedad en la que más ha incidido estos estudios, es la obesidad, categorizada como una pandemia de los países desarrollados por la Organización Mundial de la Salud.

“Hemos conseguido demostrar que darle a cada individuo lo que genéticamente necesite no solo va a controlar la diabetes, el colesterol o la obesidad, sino que si la prevención es temprana, en edades adultas podemos evitar que, por ejemplo, se desarrollen enfermedades cardiovasculares”, sentencia Ordovás.

Pero cabe recordar que en la obesidad, como en la mayoría de enfermedades, no solo entra en juego la alimentación y la genética. El estilo de vida sedentario y la falta de actividad física es también un factor de riesgo decisivo.

En cualquier caso, las posibilidades que ofrece la nutrigenómica hacen que sea reconocida como medicina preventiva ya que sus efectos repercutirán en la salud del mañana. Mientras los avances en la genómica nutricional sigan su curso, los expertos coinciden en seguir una dieta rica y variada.

Axel García Bolancel
Redacción

Leer más:
Los secretos para una alimentación sana 

[banner_btn_suma]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad