El cambio ya esta aquí.

El cambio ya esta aquí.

En abrir y cerrar los ojos las elecciones municipales y autonómicas en España han pasado como un torbellino arrasando por su paso y es que expertos y medios coinciden en su análisis en hablar de vuelco histórico, pero más importante aún es comprobar el sentir del pueblo y verdadero protagonista del cambio que empieza.

El 24 M marca un antes y después en el modo de entender y hacer política incluso para aquellos que se han resistido a ello.

Seguramente para estos últimos los resultados electorales se vivan como el peor correctivo pero con suerte por eso de mal que por bien no venga tal vez les sirva para entender por fin que la regeneración y transparencia son condición sine qua non para sobrevivir y legitimar su presencia dentro del panorama político.

En algún momento perdieron la noción de sus funciones en el cargo cuya máxima es garantizar el bienestar por y para los ciudadanos, a poder ser velar progreso de la sociedad y respeto de sus derechos.

Cuando los visos de la calle iban increcendo, su voz más clamorosa, todavía había quienes que lo consideraban ruido. No hay más ciego que el que no quiere ver.

La inercia parece imparable y quien no asuma como propias las nuevas reglas democráticas del pueblo, exigencias comunes sin distinción de color, corren el grave riesgo de inmolarse políticamente.

La percepción es que estamos en el último impase de arrancar las malas hierbas que infectaron casi de forma sistémica los partidos políticos. Gracias a la llegada de caras carismáticas – que en su mayoría durante largo tiempo trabajaron en la sombra – ha supuesto un soplo de aire fresco y por qué no decirlo serio peligro para un viejo régimen con costumbres endogámicas.

Ada Colau, Manuela Carmona, Mónica Oltra etc. son grandes vencedoras de estas elecciones en España que no solo vuelven a poner en alza el valor de lo femenino y su valentía para amilanarse frente a la adversidad sino que representan un perfil muy determinado condicionado por vidas vividas y muchas veces sufridas, con reveses, a contracorriente, que conocen de primera mano las necesidades del ciudadano medio porque son uno de ellos. Mueven y conmueven, ese es su secreto para conectar con sus iguales.

Se avecinan unas semanas interesantes donde por otro lado las nuevas formaciones tienen la responsabilidad de refrendar lo prometido, no con buenas palabras sino con hechos. El cambio ya está aquí y no espera.

Italia, Grecia y España van conformando un nuevo camino en Europa y en Latinoamérica en los próximos meses, también tendrán oportunidades de recorrer nuevos caminos y nuevas alternativas para consolidar procesos de mejoras o iniciar nuevos.

Lo venimos diciendo desde hace varios años en estas páginas: las cosas siguen sin estar bien, pero están en el mejor momento para ser cambiadas. Y lo mejor, es que nosotros ya comenzamos a ser sus protagonistas.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
Sí se puede, pero hay que votar
Nada será como antes
Crear para cambiar

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Cataluña vs. España: nada será como hasta ahora.

Si después de todo Cataluña sigue vinculada a España no será como hasta ahora y eso seguramente sea positivo para todos.

Leer más

La evolución positiva de nuestro mundo.

Para no caer aquí en el mismo error necesitamos leer la otra cara, la de los números positivos que evidencian una evolución plausible en nuestro mundo, el de todos.

Está cambiando tanto y a tal velocidad que parece que ni tan siquiera nos percatamos para valorar en su justa medida el nivel de estas transformaciones.

Leer más

El capitalismo de las ideas

A partes iguales la innovación ha sido y es objeto de deseo y amenaza a un tiempo. En contradicción como un estado natural cuasi permanente los seres humanos nos convertimos

Leer más

La innovación en Europa.

En la búsqueda de su identidad debe convertir la robótica, la convergencia digital y brillante apuesta del Internet de la cosas en un auténtico fortín, el terreno donde no da opción a sus rivales.

Leer más

Aires de revolución.

Analizando las causas de aquella Revolución Francesa que alcanzó buena parte de Europa podríamos confundir el recuerdo con el presente.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario