Cambiar el futuro, una economía más comprometida con la vida en la Tierra

Cambiar el futuro, una economía más comprometida con la vida en la Tierra

Consentimos vivir en un mundo gobernado por los mercados financieros, por la dictadura de Wall Street, cuyos intereses sobrepasan por encima de los derechos de las personas y la preservación del medio ambiente. Esta es la observación sobre nuestro mundo actual que David Korten, economista, autor de varios libros y cofundador de publicaciones como YES! Magazine, considera necesario cambiar urgentemente.

Su analítica visión sobre la realidad y el mundo en el que vivimos fue expuesta en la presentación de su libro más reciente Change the Story, Change the Future: A Living Economy for a Living Earth (Cambiar la historia, cambiar el futuro: Una economía viva para una Tierra habitable) en el que propone substituir el relato instalado que rinde la sagrada pleitesía al dinero y a los mercados por una nueva economía centrada en el ser humano y la Tierra.

[banner_suma]

Durante la presentación del libro, Korten criticó la condición sacralizada del dinero que ha calado en la reciente historia económica gracias a las ideas gestadas en los think tanks de las grandes corporaciones, y también, los mecanismos perversos que la sustentan como el juego especulativo de los mercados por generar riqueza a cualquier precio:

“Seducidos por la historia sagrada del dinero y los mercados, nos hemos convertido en una sociedad global de adoradores del dinero. Obtener dinero se ha convertido en el propósito de nuestra vida, comprar en un deber cívico, los mercados financieros en nuestra brújula moral y los economistas en los sacerdotes que nos absuelven de nuestros pecados.”

Una adulación al capital que legitima un sistema vorágine que pone en entredicho los derechos de las personas y la conservación de la naturaleza.

“En nuestra ignorancia, hemos creado una economía que contamina la atmósfera, las aguas y la superficie de la Tierra para suprimir los procesos naturales mediante los cuales mantenemos nuestra existencia. ¿Y para qué propósito? Para ganar dinero. (…) Sin tener en cuenta que sin una Tierra viva y sana, no habrá seres humanos, y por tanto, no habrá dinero ni corporaciones.”

Para revertir esta situación, Korten propone una nueva historia para cambiar el futuro poniendo el énfasis en el valor del ser humano y de la Tierra, donde la verdadera riqueza es vivir en armonía con los procesos naturales del planeta y donde el dinero es sólo un medio de intercambio para el beneficio de la comunidad.

Este debería ser el verdadero propósito de nuestro tiempo, reemplazar esta tendencia económica suicida centrada en la idolatría del dinero por una vida en consonancia con la Tierra que satisfaga equitativamente las necesidades de todos los que la pueblan.

Axel García Bolancel
Redacción

Leer más:
Crear para cambiar
Parar la brecha de la desigualdad 
La desigualdad se puede cambiar

[banner_btn_suma]

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Hoteles raros, muy raros

Una web de viajes ha publicado un curioso listado de hoteles singulares que recomendamos.

Leer más

Proteger las abejas, garantizar la biodiversidad

La organización Greenpeace insta a la protección de las abejas e incremento de la superficie dedicada a agricultura ecológica valorando el positivo impacto de estos insectos en la riqueza de la biodiversidad.

Leer más

Nuevas formas de activismo social

Hagamos la revolución, pero innovando. Campañas que logran recaudar hasta un millón de euros en apenas 48 horas para ayudar a Haití; iniciativas para frenar el desalojo de un poblado

Leer más

El desafío energético de Daniel Nocera

“De momento es solo un descubrimiento científico. Estamos mejorando todo lo posible en relación a los resultados antes de hacerlo comercial”, afirma Daniel Nocera, químico estadounidense de reconocido prestigio mundial.

Leer más

Nuevos tests para detectar el Alzheimer

Desarrollan dos prometedores tests para el mal de Alzheimer. Uno detecta si la persona tiene la enfermedad y el otro, si tiene riesgo de desarrollarla. Dos equipos científicos difundieron avances

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario