El filósofo Slavoj Zizek incita al movimiento y acción ciudadana

El filósofo Slavoj Zizek incita al movimiento y acción ciudadana

Polemista, controvertido y excelente en diversos ámbitos tales como la Filosofía, la Sociología o el Psicoanálisis, el esloveno Slavoj Zizek resulta todavía un gran desconocido para gran número de europeos. No es de extrañar si nos acercamos a la obra de este profesor de la Universidad de Liubliana y vemos como, a pesar de la originalidad de su pensamiento, existe un gran número de teóricos que poco o nada de afín tienen con él.

Recientemente -y mucho ha tenido que ver el triunfo de Tsipras en Grecia-, Zizek ha visto reclamada su presencia en los medios de comunicación internacionales en relación al resurgir, principalmente en Europa, de pensamientos políticos populistas.

Definiéndose a sí mismo como un pesimista, Slavoj insiste en que la falta de solidez en el pensamiento de izquierdas actual llevará a la larga a un clima realmente difícil y conflictivo. “No sé por dónde pasa exactamente el resultado final de tanto populismo ideológico pero no existe ningún partido político democrático que convenza”, afirma tajante.

Lo mismo ocurre con los partidos democráticos establecidos, algo que hace presagiar un panorama algo tenso pero sobre el cual este esloveno insiste, “Pese a todas las desilusiones que han traído las teorías de izquierdas, debemos continuar con la ilusión viva de luchar por los ideales, es el único camino”.

Sobre España, Slavoj se muestra contundente: “Hay que aprovechar cada una de las oportunidades. Quién le iba a decir a Pablo Iglesias que iba a llegar tan lejos como ha llegado, tiene que continuar para saber dónde termina o dónde continúa toda la actividad que está llevando a cabo con Podemos”.

Y es que según Zizek el gran descontento que ha traído consigo todo el socialismo del siglo XX sigue aún haciendo mella en la masa crítica. Pero no solamente el europeo, el cual tuvo su máximo exponente en los países del Este.

También en otras partes del planeta acostumbradas a la pobreza, como pasó en algunos países de África y que vieron un ápice de esperanza con la llegada de políticos democráticos. Ellos también han vivido en sus propias carnes el descontento popular proveniente de sus dirigentes.

Otro de los aspectos a los que hace hincapié este psicoanalista es la “enfermedad social” de inactividad que tan presente está en nuestros días. Inactividad que ha permitido en el pasado que los poderosos copen el poder y corrompan sus conciencias olvidando casi por completo las necesidades ciudadanas.

A.Teles
Redacción

Leer más:
Malki-Salaam, un lugar donde sanar las heridas de guerra

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Ser felices puede salvar nuestra vida

Un nuevo estudio publicado en el American Journal of Cardiology por el que la felicidad reduce considerablemente los riesgos de padecer un ataque al corazón.

Leer más

Ejemplo solidario de los médicos griegos

La red clandestina de atención médica ayuda a pacientes que viven en condiciones adversas.

Leer más

Luxemburgo, otro escándalo que marca el cambio que hace falta

Los derechos de los ciudadanos van primero, después las multinacionales.

Leer más

Shakira: "He estado soñando durante años un mundo mejor"

Más de medio millón de niños latinoamericanos se han beneficiado del primer año del plan de Desarrollo Infantil Temprano (ECD), una iniciativa conjunta del Banco Mundial y la ONG ALAS,

Leer más

Impresoras Braille más accesibles a los usuarios invidentes

Estudiantes de la Facultad de Informática de la Universidad Nacional de la Plata (Buenos Aires, Argentina) pensaron en las impresoras Braille.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.