Brahim. Lucha, superación y generosidad

Brahim. Lucha, superación y generosidad

Brahim nació y se crió en Amrad, Marruecos. A los dieciséis años, como tantos, emigró a España en busca de una vida mejor. Lo hizo en un viaje no exento de riesgos, en patera. Pasó por centros de menores en tres ocasiones desde que llegó a Canarias hasta que se instaló en el País Vasco. Y sobre todo, luchó muchísimo: por formarse, por integrarse, por abrirse un hueco.

A través de CEAR y su trabajadora social asignada, hizo cursos diversos: mantenimiento de edificios, marketing, prácticas en Toys’r us, monitor de ocio y tiempo libre, sacó el carnet de conducir, y aprende euskera. Es también a través de CEAR como entra en contacto con la ONG SOS Racismo, donde desde 2009 desempeña una labor voluntaria que implica diversas tareas.

Brahim define la organización con la que colabora como “un movimiento social que toca muchos temas […] yo estoy en la comisión de menores y jóvenes no acompañados. Podemos organizar talleres, charlas sobre la Ley de Extranjería para la gente que está en la calle […] hemos hecho teatro…”.

La principal aportación de Brahim es el apoyo a personas que están pasando lo mismo que el pasó, que han llegado a un país diferente que no entienden del todo, y que necesitan ayuda para hacerse a la nueva situación y comprenderla.

Además, recogen denuncias de casos de agresiones xenófobas, sexuales, tratos discriminatorios, y los llevan a la policía desde la organización. “Esperamos que esto que hacemos dentrod e un tiempo no tenga sentido porque ya no haga falta defender a esta gente”, reflexiona Brahim.

El entusiasmo se parecía en las palabras de Brahim hacia SOS Racismo: “lo que más me gusta es la ideología de SOS, porque es un punto donde todo el mundo se expresa de manera libre, se discute y se habla de manera asamblearia con la presencia de todos los voluntarios […] hablamos de las cosas que vamos a hacer, se reparte el trabajo, puedes dar ideas…”

Desde la organización no escatiman halagos al trabajo de Brahim: “aporta una visión mucho más cercana y de primera mano de algunas de las problemáticas que se tratan y también permite ampliar las redes sociales y de colaboradores en un sector de la población como el de los jóvenes extranjeros, al que no siempre es fácil llegar”.

“La ilusión de ver cómo gente extranjera se anima a participar en una organización no asistencialista de la que no un beneficio directo, el poder compartir de forma directa problemáticas tratadas teóricamente y un esfuerzo importante de adaptación del discurso político para hacerlo entendible a la gente más joven y que domina menos el idioma”, son algunas de las muchas cosas positivas que la presencia de Brahim aporta a SOS Racismo.

La suya es una historia de superación y generosidad que hace más fácil la vida de quienes ya la tienen demasiado complicada.

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

La desfachatez, el autoengaño y la mentira de Tony Blair

Blair sonriente. Opinión de Carlos Fuentes Nada altera la permanente sonrisa dentífrica de Tony Blair. Como un anuncio de la pasta Colgate, el antiguo primer ministro británico se ríe del

Leer más

Snowden, el nuevo Assange

Se realizó un sondeo en el que para un 54 % de los entrevistados Snowden hizo “algo bueno”, mientras un 30 % disiente al respecto, pero un 53 % opina que debe ser procesado.

Leer más

La ciencia permite conocer lo que pensamos y el neurocientífico Mariano Sigman nos lo explica

El hecho de conocer mejor cómo funciona nuestro cerebro podría ayudarnos a tomar mejores decisiones y hacernos la vida un poquito más fácil.

Leer más

Homenaje de Francia a Paul McCartney

El ex Beatle, que ya había sido nombrado Caballero Británico, recibió la máxima distinción de manos manos del presidente francés, Francois Hollande.

Leer más

Australia es el país más feliz del mundo

La calidad de vida en Australia es mejor que la que se disfruta en Suecia, Canadá, Noruega, Suiza, Estados Unidos, Dinamarca, Países Bajos, Islandia y Reino Unido.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario