Payasos sin Fronteras. Sonrisas en Etiopía

Payasos sin Fronteras. Sonrisas en Etiopía

El último viaje de Payasos Sin Fronteras ha tenido lugar el mes de enero en Etiopía. Los integrantes del equipo, Monano, Miguel y Joana, han compartido las impresiones de su experiencia a través del blog de la organización, resaltando la belleza de África y de sus gentes, en un emotivo relato de los siete días que han pasado repartiendo sonrisas en dos campos de refugiados de ACNUR.

Un espectáculo de clown en un campo de refugiados africano es una tarea especial. Las personas que viven allí nunca antes habían visto una actuación de este tipo, y al equipo de Payasos Sin Fronteras le toca hacer pequeñas adaptaciones para no chocar con la cultura local. Esto, lejos de ser un problema, resulta “muy interesante” para los artistas, que señalan: “son códigos distintos, humor distinto, comprensión distinta, nosotros llevamos magia, para ellos la magia es muy sagrada. Hemos de hacerlo comprensible y convertirlo en un juego de niños donde la magia es un juego más”.

Y de esta manera, convierten los tres pases en los diferentes campos en todo un éxito.

Según datos de ACNUR, 12.700 espectadores (niños y adultos) se benefician de un rato de risas, diversión y magia de la mano de Monano, Miguel y Joana. En el pase nocturno para adultos, relatan los artistas “todos somos personas de distintas nacionalidades, convertidos en niños, con un único objetivo que es jugar y compartir un buen rato juntos”.

Sin embargo, los artistas no pierden la oportunidad de denunciar a través de su blog las difíciles circunstancias que se viven en un campo de refugiados. El alto precio del agua potable o la escasez de ropa y calzado para los niños son algunos de los aspectos que destacan.  “La pobreza en los campos en increíblemente extrema”, aseguran.

“Los campos de refugiados con el sol y el reflejo en sus tejaditos de lata, son espejos en medio del desierto, espejos que iluminan el cielo. Miles de personas conviven allí dentro años y años, desplazados de su país, sus familias y amigos”, reflexionan en el blog.

La misión ha sido todo un éxito: ACNUR felicita en trabajo de los artistas y destaca su buena acogida entre la población de los campos. Los niños les reconocen en los coches y les saludan con las palabras mágicas aprendidas.

El objetivo de generar un espacio de sonrisas, convivencia  y distensión se ha logrado, además de sensibilizar a través de su relato sobre la situación que allí se vive. Próximamente, Payasos Sin Fronteras aterrizará en otra parte difícil del mundo para llevar más ratos felices.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Fuente original: Payasos Sin Fronteras

Leer más: 
El poder de la gratitud 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Aprender empatía

Tener un nivel alto en matemáticas o en inglés es algo muy importante pero también lo es ser capaz de sentir empatía por los demás, saber cómo se sienten y así poder comprenderlos.

Leer más

Un Ministerio de Ideas, un movimiento original de Islandia

Un movimiento que busca la participación ciudadana sobre innovación en sectores como la industria, energía y educación.

Leer más

Ganarse bien la vida para ellos… y para los demás

Empresarios sociales: hacer dinero para el bien de todos.Hacer dinero y donarlo son dos acciones que generalmente son consideradas distintas.Primero hay que facturar y hacer dinero para que luego la

Leer más

Una vida satisfactoria es una conquista cotidiana

Valentí Fuster receta motivación. Fue a raíz de una conversación con su hijo Pau que el cardiólogo Valentí Fuster decidió escribir El círculo de la motivación. Pau pasaba en aquella

Leer más

Ser positivo, una cuestión de genética

Al parecer y según recientes investigaciones científicas esta actitud ante la vida la llevábamos escrita en el ADN.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.