El desafío energético de Daniel Nocera

El desafío energético de Daniel Nocera

“De momento es solo un descubrimiento científico. Estamos mejorando todo lo posible en relación a los resultados antes de hacerlo comercial”, afirma Daniel Nocera, químico estadounidense de reconocido prestigio mundial gracias a todos sus avances conseguidos en el conocimiento energético.

Afirmaciones dadas al poco tiempo de sacar a la luz el último trabajo llevado a cabo por su equipo y que, por lo que parece, no ha dejado a nadie indiferente. Nada menos que la pretensión de almacenar la energía solar en un transparente líquido está dando la vuelta al mundo captando la atención de laboratorios y de gobiernos.

Los investigadores, con Nocera a la cabeza, se han servido de la energía del sol para sacar hidrógeno del agua. Hidrógeno que ha servido para que una bacteria convierta el CO2 en Isopropanol, un tipo de alcohol que haría las veces de combustible.

Alcohol que supondrá un enorme desafío al dióxido de carbono, principal culpable de la contaminación a nivel planetario y del calentamiento global del planeta.

La bacteria en cuestión es la Ralstonia Eutropha, y se suma al listado del que Nocera se ha venido sirviendo en todas sus investigaciones, en las que solamente trabaja con elementos naturales al cien por cien.

“El objetivo es crear un almacén de energía en el que incluso cabría la posibilidad de transportar las dosis en estructuras ya actuales”, declaran desde el estudio de Nocera. La idea de almacenar luz solar ya fue puesta en marcha anteriormente, pero la obtención de Isopropanol de la manera en que Nocera ha llegado a ella es algo nunca antes conseguido.

El propio Daniel, profesor en el Massachusetts Institute of Technology, declara que en sus propias clases insiste en la idea de aprender de la naturaleza. “Las propias plantas almacenan energía a través de la fotosíntesis. “No hay más que investigar y tratar de copiar un proceso natural desde el trabajo humano”.

La fotosíntesis no es más que el proceso por el cual se hace posible la biomasa, al momento en que la luz solar se cruza con el agua y el dióxido de carbono. Con el experimento de Nocera, la bacteria se encargaría de obviar el paso de la biomasa y producir directamente el líquido alcohólico.

Una nueva concepción del combustible que sin duda desafiará a las grandes productoras y a los cánones establecidos. Y es que paradójicamente, las investigaciones más profundas y complicadas a menudo acaban siendo las que imitan los procesos más simples que la propia naturaleza lleva a cabo.

A.Teles
Redacción

Leer más:
La Luz está de aniversario en 2015

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Purificar las aguas contaminadas de Bangladesh, un sueño posible

En su proyecto de aguas subterráneas de Balgladesh, el doctor Leigh Cassidy ha desarrollo el sistema Dram que purifica las aguas utilizando cáscara de cebada.

Leer más

Una universidad diferente basada en la colaboración

El modelo de estudios del MPC de Guatemala indaga en la cultura y la condición humana, haciendo hincapié en el trabajo en grupo.

Leer más

Fundación Vicente Ferrer. Música en la India como alternativa laboral al campo

Siempre con una filosofía de la acción y doctrina solidaria, la Fundación Vicente Ferrer ayuda a las comunidades más desfavorecidas en la India.

Leer más

Competición de androides en Japón

Maratón de robots en Japón.Cinco pequeños robots bípedos compiten en la primera ‘maratón robótica’ en Japón, un divertido evento que los hará recorrer más de 42 kilómetros en cuatro días.Estos

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario