Restaurantes con valor social

Restaurantes con valor social

Comer fuera de casa a diario es algo que no todas las personas se pueden permitir. Y mucho menos aquellos que se encuentran en una situación económica complicada, en muchas ocasiones con dificultades para hacer la compra semanal y alimentarse debidamente.

Si unimos esta problemática social con el gran despilfarro de alimentos que se hace cada día, no es de extrañar la gran utilidad de una nueva iniciativa que viene de la mano de un innovador perfil de restaurantes dedicados a rescatar comida que de otro modo acabaría en los vertederos.

Estos “restaurantes contra el despilfarro”, bajo la nomenclatura The Real Junk Food Project (El Proyecto de la Comida Basura Real), recaudan a tiempo unos diez mil kilos de comida que ha sido donada o rescatada de supermercados.

Unos tres mil comensales acuden diariamente a estos establecimiento donde el precio lo pones tú: Pay as you feel, es decir, paga como te sientas.

El solidario proyecto ha sido posible gracias a la labor que decenas de voluntarios llevan a cabo en seis ciudades de Gran Bretaña donde se dedican a recoger alimentos que de otro modo habrían terminado en el contenedor. Y no por encontrarse en mal estado, sino porque en los supermercados se tiende a tirar alimentos (especialmente frutas y verduras) que no presentan un aspecto muy atractivo, así como paquetes que se han roto por golpes o caídas.

La cadena de restaurantes ha surgido de la fusión de la experiencia de los beganos de Berlín donde se sirve comida rescatada semanalmente y de la máxima “paga como te sientas”, inspirada en el Lentils As Anything de Melbourne.

El resultado es un original concepto de restaurante con estética de cantina y comedor popular al que acuden estudiantes, gente mayor, madres con niños y familias enteras.

Personas que viven gracias a beneficios sociales o con una situación económica muy complicada y que gracias a esta iniciativa reciben una ayuda importante para subsistir aportando una media de 1,40 libras por comida.

El penúltimo de esta original cadena de restaurantes se llama Skipchen (de la fusión de cocina y contenedor), y se encuentra situado en Bristol, en el centro del Stokes Croft. Pay As You Feel es el local donde se inició la cadena y Save the Date se encuentra en Londres con ramificaciones en Newcastle, Brighton y Birminghman.

Sam Joseph, el joven de 25 años codirector del proyecto contra el despilfarro, reconoce refiriéndose a la problemática social de muchas personas que “En un mundo donde más de 800 millones de personas pasan hambre a diario, no podemos permitir que el 50% de lo que se produce nunca llegue a la mesa”. “Aunque hubiera cinco Skipchens es cada ciudad, no estaríamos más que rasgando en la superficie del problema”.

“En el Reino Unido, sin ir más lejos, hay 900.000 personas que recurren a los bancos de alimentos, mientras que arrojamos a la basura 4.300 toneladas de comida todos los años”, informa Joseph.

El verdadero resultado positivo y utilitario del The Real Junk Food Project se manifiesta con las opiniones de los comensales: “Te ahorras dinero y tiempo, conoces gente interesante y encima cocinan bien. Al principio te entran dudas, no vaya a ser que la comida esté estropeada.

Pero luego lo vas asimilando y te das cuenta de que no es muy distinto a cualquier restaurante”, dice un músico asturiano afincado en Bristol desde hace un par de meses.

Laura Sheckman es una madre soltera que también ha visto solucionado el problema de las comidas gracias al Skipchen:”Vivo de los subsidios sociales y trabajo a ratos perdidos desde casa, llevándoles la contabilidad a dos tiendas. Pero eso no da para mucho, y la verdad es que esto me supone una gran ayuda. Yo dirían que mis hijos comen ahora mejor y hasta más sano”.

La cadena de restaurantes avanza muy positivamente y cuenta con la ayuda directa de varios supermercados que hacen donaciones de comida. “En apenas unos meses hemos logrado crear ya una pequeña comunidad. No somos chefs profesionales, pero quien viene repite, y ésa es una buena señal”. Concluye Joseph.

Erika Galípolo
Redacción

Leer más:
Tecnologías para no desperdiciar comida 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Primera misa criolla con un Papa latinoamericano

Francisco escuchó a la cantante Patricia Sosa entonar “Gloria”, el tema elegido para la festividad. Se dirigió a América Latina como “el continente de la esperanza”.

Leer más

Nueva Ley de Mecenazgo, un tributo a la actividades no lucrativas

Para ello, y para reconciliarse de nuevo con el panorama cultural español, el Ejecutivo incrementará los incentivos fiscales resultado de donaciones y aportaciones que se realicen a entidades beneficiarias del mecenazgo.

Leer más

El uso de medicinas alternativas y complementarias se mantiene elevado

Entre sus defensores está Maria Àngels Mestre, que opina que para sanar el cuerpo hay que empezar con sanar el alma. Esta ex-arquitecta de Barcelona asegura haberse curado de fibromialgia crónica, una enfermedad que se caracteriza por causar dolores musculares y fatiga, a través de un cambio radical de hábitos.

Leer más

Bomberos, cuatro millones de voluntarios en el continente americano

En todo el continente americano se estima que hay unos cuatro millones de bomberos voluntarios.

Leer más

Para cambiar las cosas hay que perder el miedo

La monja, teóloga y doctora en medicina Teresa Forcades, cree que los partidos son rehenes del poder económico que los financia, por lo que no pueden tutelar una democracia real.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario