Oxfam propone una Cumbre Fiscal Mundial justa e inclusiva

Oxfam propone una Cumbre Fiscal Mundial justa e inclusiva

Oxfam Internacional ha estado presente en el Foro Económico Mundial de Davos celebrado al comienzo de 2015. La ONG concluye que tras las reuniones del foro, “el trabajo para encontrar soluciones  para acabar con la desigualdad no ha hecho más que comenzar”, tal y como afirma en su blog Winnie Byanyima, directora ejecutiva de la organización presente en las reuniones.

Durante estos encuentros, Oxfam ha presionado para que los gobernantes tengan en cuenta en sus agendas el creciente problema de desigualdad social e internacional.

La organización considera que, aunque los principales líderes mundiales como Barak Obama o Christine Lagarde hayan advertido sobre las peligrosas consecuencias de la desigualdad, “ha llegado el momento de que conviertan sus palabras en hechos y acuerden medidas globales para combatirla”.

Entre las propuestas de Oxfam, destaca el impuesto de sociedades. La organización señala que los sistemas fiscales mundiales son injustos y que los abusos fiscales de las grandes empresas son uno de los principales problemas sobre los que poner atención.

“Cuando las grandes empresas logran pagar menos impuestos de los que les corresponden y sus beneficios se incrementan, es el 10% más rico de la población –y especialmente el 1% más rico– quien acapara la mayor parte de estos beneficios. Asimismo, cuando estas no pagan los impuestos que les corresponden, esa carga fiscal recae sobre el resto: la ciudadanía y las pequeñas empresas”, afirma Byanyima.

Un impuesto de sociedades podría ser parte de la solución si las empresas pagasen los impuestos correspondientes para facilitar que los Estados reinvirtiesen esos beneficios en servicios públicos básicos para combatir la desigualdad social y luchar contra la pobreza, como sanidad o educación.

Según la ONG, son los países los que deben de encargarse de rediseñar el sistema fiscal internacional, no las empresas. Se muestran satisfechos por los esfuerzos internacionales por reformar estas deficiencias, pero consideran que aún no son suficientes ante la enorme influencia que las empresas sobre el propio proceso de reforma. Oxfam compara la presencia de empresas multinacionales en este proceso como si una empresa tabacalera participase en la redacción de una política de prevención del cáncer.

Las empresas multinacionales disfrutan de generosas desgravaciones fiscales mientras los países en desarrollo pierden cada año 100.000 millones de dólares como consecuencia de la evasión fiscal, y además están excluidos de este proceso de reforma del sistema fiscal mundial, lo que supone dejar de lado a más de un tercio de la población mundial, según señala Oxfam.

Por ello, la organización exige la celebración de una Cumbre Fiscal Mundial con todos los países, y donde se antepongan los derechos y las necesidades de la ciudadanía a los intereses empresariales.

Esta cumbre debería tener lugar junto a la Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo que se celebrará en julio en Etiopía.

Alba Sánchez Seradilla 
Redacción

Fuente original: Oxfam

Leer más: 
Nuevo terreno de juego para la solidaridad

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Adiós a los combustibles fósiles

Actualmente los informes científicos sobre el cambio climático son algo que están en el día a día de nuestras vidas. Todos ellos tienen un objetivo, que es propiciar la información

Leer más

Respira en positivo

Gritemos en positivo, unamos nuestros gritos el próximo 14 de Noviembre y detengamos este tsunami económico global.

Leer más

Europa no debe de mantenerse callada

No perdamos esta oportunidad. Tras el caos y las dudas posteriores a la “Revolución del Jazmín” en Túnez, la UE parece estar de nuevo paralizada ante el levantamiento de los

Leer más

El mejor alcalde del mundo esta en Bilbao

Iñaki Azkuna ha sido galardonado con el Premio Alcalde del Mundo 2012 por la Fundación City Mayors.

Leer más

La revolución china alcanza el ciberespacio.

Habitualmente se dice “hecha la ley, hecha la trama” sin embargo en aquellos casos de restricción extrema se adivina como algo lógico los intentos por burlar la censura. Sorprende de forma paradójica como en ciertas épocas opresoras las sociedades han agudizado su creatividad seguramente por fuerza mayor.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario