Justos por pecadores.

Justos por pecadores.

Cuantas veces pagan justos por pecadores y aún fuerza de repetición lo habitual no deja de ser menos indigno. El caso de Grecia y el resultado de sus elecciones puede resultar paradigmático pero es otro de tantos.

Hace apenas dos años el país heleno afrontaba las duras condiciones del primer rescate mientras que la presidenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, tenía como máxima preocupación que los griegos pagaran los impuestos “Pienso en todos aquellos que tratan de evadir impuestos todo el tiempo”. Efectivamente, aunque por aquel entonces ese TODOS parecía no ser inclusivo cuando al hablar de la élite extractiva se trataba.

Ha faltado tiempo para que se haga vox populi el grado de endogámia de un entramado financiero, empresarial, mediático y político perverso. Conocíamos que la oligarquía griega ha evadido al extranjero tanto dinero a paraísos fiscales como deuda acumulaba el país.

El petrolero Vardis Varidnoianis cuya codicia se puede equiparar a su longevidad, el inmobiliario Stavros Psycharis & Company han convertido la troika en su particular pozo sin fondo “Ancha es Castilla” dirán. Pero no es este un asunto localista pues ganan por número los tramposos a los transparentes, así por citar otro ejemplo también los mexicanos tienen en paraísos fiscales – esos grandes responsables y contenedores del entramado – 2,6 veces el saldo de su deuda externa.

Mientras que unos ponen el cebo y otros la caña, todo sea por perpetuar un círculo vicioso que comienza con la entrada de préstamos, así incrementar la deuda externa, las elites las extraen y luego las llevan a paraísos fiscales para finalmente el ciudadano medio asumir perplejo los susodichos recortes.

Por algo se suele decir que en río revuelto ganancia de pescadores y es que los paraísos fiscales han hecho de la crisis su particular agosto, en concreto durante este periodo según una investigación divulgada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas en inglés) 130.000 políticos y empresarios de todo el mundo han utilizado los paraísos fiscales para hacer sus negocios y esconder dinero.

Al fin de cuentas el hecho de que saltará el escándalo “LuxLeaks” ha resultado ser una bendición, cuanto menos para obligar a un examen más profundo y como consecuencia poner cierto orden. Hoy podemos decir que ya es un paso positivo que la Comisión Europea reconozca las ventajas fiscales que Luxemburgo concedió a empresas estadounidenses como Amazon.

Otro avance decisivo es que más de medio centenar de administraciones tributarias han firmado un acuerdo multilateral de la OCDE y Consejo de Europa para permitir el intercambio automático de información fiscal, es decir una alianza que podría acabar de forma definitiva con la opacidad de estos paraísos en el 2018.

Una vez superado el cerrazón mediático a nadie debería sorprender que la población no está más dispuesta a sufrir más recortes mientras que una minoría insolidaria se enriquezca a su costa. Tampoco dispuesta a que el poder de unos pocos se valga de sus hilos para “poner la venda” a la mayoría.

Si bien estos progresos aunque tardíos despiertan la esperanza de un nuevo ciclo todavía son insuficientes para que sus benéficas consecuencias más allá de lo macroeconómico se plasmen en términos domésticos.

Los ciudadanos están ávidos de nuevos dirigentes valientes, honestos, dispuestos a no ser mayordomos de estos intereses sino a ser auténticos representantes de los que los elegimos y que no permitan que paguemos justos por pecadores.

Las opciones rupturistas que se barajan es el puñetazo en la mesa de unos ciudadanos hastiados de tanto engaño. Pero no es solo un berrinche sino quizás la única alternativa para dinamitar los viejos patrones y crear en su lugar un modelo por fin justo donde TODOS juguemos en las mismas condiciones, sí, asumiendo nuestras responsabilidades pero también reconociendo los mismos derechos ¿no son acaso éstos los principios de cualquier democracia?

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Sí se puede, pero hay que votar.

Estamos de enhorabuena, celebremos pues la gran fiesta de la democracia en su máxima expresión porque sí se puede cambiar pero para eso, ahora toca votar.

Leer más

Un Papa Francisco para la ONU.

En cierto modo la ONU requiere un mayor liderazgo, una personalidad carismática que por su prestigio sea reconocida por los países, escuchada y aceptada. Sería oportuno que esta institución encuentre una figura como el Papa Francisco I para la Iglesia Católica.

Leer más

Un mundo mejor en nuestras propias manos

Sólo depende de nuestros pensamientos positivos para cambiar el mundo.

Leer más

Valorar lo que tenemos. Jorge Dobner

Sería triste morir sin haber disfrutado, canada sale pero incluso más triste vivir sin reconocer lo bueno. Después de la rabia, indignación y lamento en el viacrucis de una terrible

Leer más

En Positivo, 10 años de periodismo de soluciones. Jorge Dobner

En medio de la polarización política en EE.UU hay muchos ciudadanos que echan de menos a su ex presidente Barack Obama (encuestas al respecto lo confirman). Un sentimiento que se

Leer más

Añadir un comentario