El mundo hiperrealista según Ron

El mundo hiperrealista según Ron

Lejos de conformarse con ponencias formales en museos, grandes subastas en mercados internacionales o la delgada línea legal del graffiti en las calles, el Street Art ha surgido desde los años`90 como una alternativa confiable y próspera para aquellos jóvenes que se han convertido en referentes regionales, como el caso del humilde artista argentino Martin Ron, considerado como uno de los mejores 10 muralistas del mundo.

Nacido en 1981, Martin es un artista de murales referente de Caseros, Provincia de Buenos Aires que junto con Nieves Fraga es reconocido como un exponente clave de la cultura de su localidad por Street Art London, BA Street Art y aunque parezca mentira, por la propia Wikipedia.

Sus trabajos son descriptos como “surrealismo urbano”, una tendencia de crecimiento social que ya comenzaba a gestarse en las calles de París en los años `60 con la campaña “Obey”.

El distintivo principal que le distingue de los demás artistas es la utilización de técnicas hiperrealistas fusionadas con matices de fantasía.

Martín ha pintado más de 60 murales en la Universidad Tres de Febrero como parte de un proyecto que abarca todo el municipio, denominado “Programa de Embellecimiento Urbano”. La municipalidad aporta los fondos para el proyecto y cubre el costo de las pinturas y materiales con el objetivo de mejorar el ambiente de la ciudad a través del arte urbano.

Ron encabeza hace ocho años talleres de pintura para jóvenes, cuyo fin es incentivar a los adolescentes a incursionar en el mundo del arte y a adaptar a la sociedad a la popularidad creciente del arte callejero.

Existen decenas de obras hechas en la vía pública, principalmente, en la Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, pero también se pueden encontrar sus trabajos en otros lugares, como Córdoba, donde se encuentra la Gioconda haciendo Snorkel.

Ron asegura que el “condimento especial” de pintar en la calle es saber que la obra queda expuesta a que alguien la arruine, pero también a que la vean todas las personas que pasen por ese lugar. Pintar con la incertidumbre de cuánto va a durar la obra; si dos días, una semana o 15 años.

Representar referentes de la popularidad nacional. Fusionar el surrealismo con manifestaciones sociales vigentes en el boca en boca. Raspar los delicados pinceles del arte para lograr nuevas formas de expresar el sentimiento humano. El street art parece salir del corazón, para comunicarse con su gente.

Agustín Lorenzo
Redacción

Leer más:
Subte Estocolmo, la galería de arte más larga del mundo 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Nuevo Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo

Ante la Marsella del tráfico de estupefacientes, de la mafia y de la economía sumergida, comenzó a florecer otra Marsella, la de los proyectos culturales y de la renovación urbana.

Leer más

La revolución digital de Estonia

En este pequeño territorio, parte de lo que fuera una vez la Unión Soviética, programar es algo divertido, algo de moda, una asignatura que se enseña a los niños desde la infancia.

Leer más

Propuestas para mejorar el acceso a los medicamentos

En Ginebra se realizó la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud, una asociación que lleva 66 años luchando para promover la salud y aliviar la carga de enfermedades en todo el mundo.

Leer más

Martin Seligman o cómo aprender a ser optimista

Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada cuatro ciudadanos deberá hacer frente en algún momento de sus vidas a una enfermedad mental (de forma transitoria o crónica).

Leer más

“Resistiré”, lema del cine español

Uno de los mejores momentos de la gala, un lema de guerra para enfrentar tiempos de crisis.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario