Los 100 textos científicos más citados

Los 100 textos científicos más citados

Las referencias bibliográficas en las que un texto se remite a un trabajo anterior citándolo son la forma estandarizada en la que un autor reconoce la fuente de sus ideas, pero, además, las citaciones sirven para determinar la importancia de un estudio o investigación.

Recientemente el Science Citation Index (SCI) ha llevado a cabo un ranking para determinar cuáles son los cien textos científicos más citados de la historia desde 1900 a la actualidad.

Con motivo de su aniversario, la revista “Nature” solicitó a la agencia Thomson Reuters -dueña del listado – la creación de una lista con los 100 textos más citados.

Publicado en 1951, el texto que encabeza la lista es Protein measurement with the folin phenol reagent, de los investigadores Oliver H. Lowry, Nira J. Rosebrough, A. Lewis Farr y Rose J. Randall.

Se trata de la monografía científica más citada en textos de otros autores, con 305.000 referencias, y explica cómo medir la cantidad de proteínas en una solución. El segundo y tercer puestos del ranking son para los autores U. K. Laemmli y Marion M. Bradford respectivamente, dos estudios que también versan sobre las proteínas.

El resto de textos que encabezan la lista son, en su mayoría, métodos experimentales o softwares que se han convertido en esenciales en su campo.

El Science Citation Index, de 50 años de antigüedad, es una base de datos que incluye unos 58 millones de textos, tarea para la que ha registrado las referencias bibliográficas de los artículos publicados en miles de revistas científicas. Un dato curioso que nos revela el ranking es que, para aparecer entre los primeros cien textos son necesarias 12.119 citaciones.

Según Paul Wouters, director del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos de Leiden, Holanda, son muchos los textos académicos, especialmente los que se centran en metodologías, que “se han vuelto una referencia estándar que uno cita para comunicarle a otro investigador que clase de trabajo está haciendo”.

Es por este motivo que el gran Albert Einstein no aparece en el listado, pues sus conceptos son de tal importancia que rápidamente se han incorporado a los textos científicos como términos familiares que ya no necesitan ser referenciados. “Un fenómeno conocido como eliminación por incorporación”, ha dicho a BBC Mundo Richard Van Noorden, coautor del artículo de “Nature”.

Según Van Noorden, existe cierto convenio tácito entre científicos, de manera que si uno hace una referencia a un autor éste también citará el trabajo del primero, aunque esto no le quita valor a las referencias como indicador de la influencia o importancia de un estudio.

Por consiguiente, la clave para que otros autores incluyen muchas referencias de una investigación es que ésta sea buena y fidedigna. Como dice Van Noorden, “escribir una monografía que lean y en la que confíen muchos otros científicos”.

Erika Galípolo
Redacción

Leer más:
Despertar el futuro a base de ideas 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

India: declarado país libre de polio

Este país era considerado uno de los lugares del mundo donde más difícil era erradicar la polio.

Leer más

El cultivo de algas convierte en empresarias a las mujeres de Zanzíbar

Una innovadora comunidad de negocio de mujeres les otorga el poder de tomar el control de sus vidas y provoca un mar de oportunidades.

Leer más

El futuro de la educación está en la nube

Lejos de esa universidad medieval que afanaba por recopilar todo el saber sentando cátedra, este modelo pierde sentido cuando hablamos hoy de una sociedad de la información en que el conocimiento crece de forma exponencial de acuerdo a la ley de Moore semántica.

Leer más

20 formas para ayudar a los inmigrantes en la frontera México – EE.UU

Las diferentes crisis y conflictos bélicos que estamos viviendo originan un número récord de refugiados. De Siria a Venezuela. Un total de 70,8 millones de desplazados, la mitad de ellos

Leer más

Filtraciones: que la valentía no caiga en saco roto

Ahora que las instituciones democráticas no pueden protegernos, sólo nos quedan los informadores para que los espías rindan cuentas.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario