Comer como en casa

Comer como en casa

Las llamadas nuevas tecnologías, que ya no son tan nuevas, están cambiando el mundo tal y como lo conocemos. Lo que empezó en el ámbito de la comunicación y casi siempre en nuestra esfera personal, ahora está poniendo en jaque a industrias que nadie hubiera imaginado ver peligrar de esta manera. Se le llama “consumo colaborativo” y consiste, a grandes rasgos, en eliminar a los intermediarios. Algunas de sus víctimas son el sector hotelero con aplicaciones como Coachsurfing o Airnbn, el transporte, en pie de guerra contra Uber y BlaBlaCar,y, cada vez más, la hostelería.

Mealsurfing

Restaurantes a puerta cerrada, mealsurfing o Restaurantes Pop-Up. Son varios nombres para un mismo concepto: comer en casas privadas lejos del ambiente artificial y masificado de los restaurantes tradicionales. Una de las primeras y más famosas Apps en practicar este concepto es EatWith.

Sus creadores, originarios de Israel, cuentan que en un viaje turístico a Creta, consiguieron comer en una casa privada. La experiencia fue muy buena, tuvieron la oportunidad de conocer la cocina local, entraron en contacto directo con su cultura y además recibieron consejos sobre qué hacer y qué ver durante su estancia.

Exclusividad

Este fenómeno no es completamente nuevo. En Cuba se practica desde hace años, de manera ilegal, con la finalidad de ganar un dinero extra con el que subsistir. Hay que decir que un euro o dólar equivale aproximadamente a 25 pesos cubanos. Pero el concepto del mealsurfing no tiene nada que ver.

La exclusividad, la intimidad y el trato personal se pagan. Y más aún cuando el cocinero es profesional y de reconocido prestigio. A cambio, algunas personas enseñan a elaborar los platos que ofrecen.

En cualquier caso, la cocina siempre está accesible y, como en el caso de los creadores de EatWith, se da la oportunidad de entrar en contacto con la cultura del lugar a través de su gente, su comida y su conocimiento de la ciudad.

Un Brunch por aquí, una masterclass por allá

Las opciones que ofrecen este tipo de sitios son ilimitadas, desde desayunos hasta cata de vinos pasando por Tea Parties. También te da la posibilidad de escoger el tipo de comida que quieres tomar, porque lo cierto es que ni todos los habitantes de una ciudad tienen por qué ser locales, ni a todos los locales tiene por qué gustarle la misma comida.

Otra opción es la cantidad de gente con la que quieres compartir la velada. Se puede escoger desde estar sólo con tu acompañante y que los anfitriones abandonen la sala después de servir la comida, a que se sienten contigo en la mesa.

Garantías de un proceso sin intermediarios

Pero no todo es tan fácil, ¿cómo podemos estar seguros de que tendremos una buena experiencia? Tomás Bermúdez, uno de los creadores de la aplicación argentina CookApp, explica a Planeta Joy que para garantizar una buena experiencia del usuario, el anfitrión tiene que pasar varias entrevistas para garantizar que sus aptitudes son adecuadas.

Y por supuesto existen las valoraciones de las experiencias previas de otras personas, algo que se ha convertido en imprescindible hoy en día. Estas utilidades se pagan vía Internet y suelen tener un sistema de protección de manera que si el trato no se ha cumplido se pueda bloquear el pago.

En este tipo de actividades, mucha gente ha encontrado la manera de sacar un beneficio de un talento que sólo disfrutaban unos pocos o de un espacio desperdiciado. Otros disfrutan por un precio más competitivo de servicios que pueden diseñar a su medida exacta. Lo cierto es que nunca habíamos estado tan en control de nuestras actividades como ahora, y en ese aspecto está la clave del éxito de estas plataformas.

Ana Sánchez
Redacción

Leer más: 
Slow Food: 25 años promoviendo la ecogastronomía

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Obama pone fin a las deportaciones

Gracias a ella cinco millones de indocumentados podrán acceder a un permiso de residencia temporal, y con ello, encontrar un trabajo.

Leer más

Moas: la ONG familiar que rescata a inmigrantes con su barco

Actualmente se conoce como Moas (Migration Offshore Aid Station) y como su fundadora Regina Catrambone afirma, “el sueño es una realidad” y ya ha conseguido rescatar a 48.000 personas en el actual año.

Leer más

Príncipes de Asturias: Casillas y Xavi Hernández

Son los nuevos Premios Príncipe de Asturias del Deporte 2012. Se han impuesto al Comité Paralímpico Español, que optaba también al título.

Leer más

Repartidor de ilusiones

Allí donde no llega el Estado, llega la iniciativa solidaria de cada persona.

Leer más

Es posible ayudar a cocinar un futuro mejor

El proceso es el siguiente: las familias, en lugar de quemarlos, dan sus residuos de madera a Dazin. La organización convierte esos residuos en combustible cookie y, a cambio, le da a la familia un fogón sin humo en alquiler y suficiente combustible cookie para cubrir sus necesidades.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario