El joven que quiso salvar el océano

El joven que quiso salvar el océano

“Si quieres hacer algo, tienes que hacerlo lo más pronto posible”

Esto fue lo que se dijo Boyan Slat, un joven de 20 años cuyo objetivo es limpiar los océanos de basura plástica.

Cuando Slat tenía 16 años hizo un proyecto científico para la escuela, el cual ganó un premio, que consistía en ayudarse de las corrientes marinas para extraer la basura del mar. Se llevaría a cabo distribuyendo unas barreras flotantes ancladas al fondo del mar y desde una plataforma se extraerían todos los residuos.

Al cabo de un tiempo de iniciar sus estudios de ingeniería aeroespacial, los abandonó temporalmente para ponerse manos a la obra con su proyecto. Crear la fundación “The Ocean Cleanup” le ayudó a recaudar 80.000$ de financiación en dos semanas.

El 80% de los desechos que se producen, se filtran por los desagües y van directamente al mar a través de los ríos. Esto significa que un 10% de los 288 millones de toneladas de basura que se producen al año, llegan para ensuciar nuestros mares, pero también las casas de las tortugas, peces e incluso aves que ingieren estos plásticos accidentalmente produciéndoles, desgraciadamente, la muerte.

En los remolinos del mar se concentran el mayor porcentaje de basura, por eso Slat quiere aprovecharlo para “hacer limpieza”.

Pero no todos lo ven de igual manera, ya que ha habido muchas críticas al respecto. Algunas de ellas defienden que es mejor luchar contra la causa y no intentar solucionar la consecuencia.

“Si tuviese dinero para invertir en buscar una solución al problema, emplearía el 95% en tratar de hallar una forma para evitar que el plástico llegue al océano. Claro que sería ideal encontrar cómo quitarlo de allí, pero no debemos engañarnos.” decía Richard Thompson, de la Universidad de Plymoth.

Para seguir luchando por su causa (y la de todos) y defender su proyecto delante de todos, Slat elaboró un informe de viabilidad de 500 páginas con la ayuda de más de 70 ingenieros y científicos.

No sabemos lo que es mejor, lo que sí que importa es la causa: luchar por el medio ambiente, por los animales y por el futuro de nuestro océano, de nuestro mundo.

Si el sueño que persigue Slat se hace realidad, en 2020 concluiría la construcción de la plataforma en el Atlántico Norte.

Esperamos que así sea…

Raquel Arrey Albert
Redacción

Leer más:
Creatividad: nuevas formas de salvar los océanos

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Menos aditivos, más productos naturales

Si los alimentos orgánicos son o no mejores que los transgénicos es un tema que aún sigue siendo muy debatido. Sin embargo, los hechos apuntan a que esta demanda de productos más naturales por parte de las familias va a seguir creciendo.

Leer más

El bosón de Higgs explicado por el Director del CERN

La gran noticia era el descubrimiento de una nueva partícula fundamental que podría cambiar radicalmente nuestra concepción del universo.

Leer más

El baile de la cárcel, un original programa de rehabilitación

Los reos de la prisión de Cebú (Filipinas) llevan años sorprendiendo con sus logradas coreografías.

Leer más

La tecnología como portadora de soluciones. Editorial de Jorge Dobner

Si hay algo positivo es que difunden de forma inherente el poder del colectivo, la creencia de que todos juntos somos capaces de cambiar el mundo y acabar con las injusticias.

Leer más

No estamos solos, el compromiso hecho acción

Ahora y tras el éxito de aquel vuelve a la carga con un mensaje más esperanzador “No estamos solos” y es que asegura “Vamos subiendo el listón de tolerancia para vivir porque, si no, esto sería insoportable”.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario