Curación 2.0: el ébola y las nuevas tecnologías

Curación 2.0: el ébola y las nuevas tecnologías

Las redes sociales y las nuevas tecnologías son ya algo cotidiano en nuestro mundo. Nos hacen la vida más fácil y casi se nos ha olvidado cómo nos las apañábamos cuando no teníamos esta ayuda. Por eso no es de extrañar que hayan adquirido un gran protagonismo a la hora de combatir la epidemia de ébola en África.

Una de las plataformas más completas es Ebola Alert. Tienen web, Facebook y Twitter. Fue creada por un grupo de médicos y se dedican a difundir información y material didáctico sobre la enfermedad. Tienen una sección de preguntas frecuentes, un teléfono gratuito de atención, videos con la transcripción en inglés y mensajes de radio en todos los idiomas de África Occidental.

Los trabajadores Ebola Alert también usan teléfonos móviles con un software específico que actualiza periódicamente la base de datos sobre los afectados, acelera el diagnóstico, agiliza la búsqueda de otros posibles contagiados y mediante GPS controla que las visitas médicas se lleven a cabo. Los dispositivos pertenecen a la fundación estadounidense de investigación eHealth & Informations Systems Nigeria. Esta estrategia que comenzó en Nigeria, un país que recientemente ha sido declarado libre del virus del ébola, se ha extendido ya a Liberia, Sierra Leona y Guinea. A este software se le añade el uso de tabletas por parte de técnicos de laboratorio para enviar de manera inmediata a los médicos que realizan las visitas los resultados de los análisis mediante SMS.

Más sencillo pero efectivo es lo que ha hecho la consultora Code Innovations con su aplicación gratuita de móvil About Ebola. Con ella proporciona información de interés en las lenguas locales de África Occidental. Tampoco Google ha querido quedarse fuera y ofrece a periodistas africanos formación para usar Google Maps y Google Trends con el objetivo de que puedan usarlos a la hora de escribir. También han creado Healthmap, una herramienta con la que informan del número de infectados y de fallecidos por el virus y que se actualiza cada día que hay datos nuevos.

La tecnología también está presente en la búsqueda de una curación. Es el caso de PIIKA, un software que analiza millones de datos y los aplica al análisis de las enzimas que determinan la reacción de las células ante agentes externos, como un virus. Gracias a esto, Jason Kindrachuk, un científico del sistema de salud estadounidense, ha conseguido manipular esas enzimas para que el virus no se replique y ha conseguido evitar parcialmente el contagio entre ratones.

En la Universidad de California, han creado una base de datos abierta para los expertos. Además, con un navegador cruzan datos sobre cinco cepas del ébola y dos de Marburg, para tratar de localizar cualquier alteración en el virus que ayude a entender cómo actúa y así poder crear la forma de combatirlo.

La tecnología demuestra su lado más social al servicio de la salud. Gracias a ellas las tareas de prevención, control de la propagación, diagnóstico y seguimiento de la enfermedad son más fáciles y efectivas.

Ana Sánchez
Redacción

Leer más: 
Héroes de bata blanca

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Crean una máquina que convierte el plástico en petróleo

El japonés Akinori Ito, ha creado una máquina capaz de convertir los residuos plásticos en petróleo.

Leer más

Los valores pueden valer más que los títulos

Las empresas necesitan talento para crecer. Las empresas ahora buscan personas con competencias, con talento y no por sus títulos académicos. A la vez, contratar a gente joven insufla optimismo,

Leer más

Un ordenador de 26 euros para revolucionar la educación

Los usos de la Raspberry Pi son casi infinitos, depende de las ganas y habilidad de cada uno.

Leer más

Internet en Latinoamérica

La región latinoamericana registra el aumento de usuarios anuales de internet más grande del mundo.

Leer más

Vivir el presente

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=aecqzCBk8s8[/youtube]

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario