Una farmacia llamada naturaleza

Una farmacia llamada naturaleza

El uso de las plantas para curar diversas dolencias es milenario en la vida de las diferentes sociedades. En nuestra época muy olvidado y sustituido en la mayoría de las ocasiones por remedios químicos rápidos que nos proporcionan alivio lo más instantáneamente posible. Esto es algo que elegimos influenciados por los dictámenes de la vida estresante o por las exigencias de guión de nuestros horarios diarios.

La periodista británica Jini Redy que se describe a sí misma como una exploradora de la cultura salvaje y humana, ha dado un paso más en las conocidas terapias herboreas, afirmando que la naturaleza tiene la clave para que mantengamos una buena salud física y mental, ya que en ella están contenidos todos los ingredientes activos para la medicina de nuestro siglo.

Redy que ha investigado como un auténtico chamán de los pueblos indígenas, entre las plantas de usos medicinales, coincide con estos ancestros al afirmar que hay que acercarse a la vegetación con respeto, dejándose llevar por la intuición, y necesariamente trabajar un despertar de la conciencia para conectar con el poder curativo de la flora.

Para los que piensen que las infusiones son bebidas poco agradables de sabor, o simplemente no estén acostumbrados a ellas, Redy da la solución de comer las plantas necesarias en forma de ensaladas.

Existe también una similitud entre algunas flores y sus usos populares. Por ejemplo, la rosa, flor muy ligada al romanticismo, contiene un uso terapéutico más allá del estético o sentimental que se asemeja mucho con la tradición, y es que una infusión de sus pétalos es utilizada para levantar el ánimo y para las tristezas del corazón.

De la planta del Cardo que lleva atributo de mujer (Cardo Mariano) se cocían sus semillas para estimular la lactancia.

Pero quizás las plantas medicinales más populares en nuestras generaciones sean la manzanilla y su uso para las digestiones lentas y pesadas. El anís en grano que reduce la hinchazón abdominal y relaja todos los problemas de gases o el espino blanco, usado con frecuencia por nuestros bisabuelos porque según ellos les hacía sentir bien, y hoy sabemos que tomada asiduamente ayuda a regular la presión arterial.

La OMS reconoce el valor de esta práctica terapéutica como un recurso inocuo y eficaz que puede ser aceptado por autoridades nacionales en los esquemas públicos de salud. Esta misma institución señala que el ochenta por ciento de la población mundial utiliza el herbolario para sus diversas dolencias.

Los principales laboratorios han aprovechado los principios activos de las diversas floras para crear medicamentos. Se cree que los beneficios medicinales los contienen una de cada siete plantas.

No todo está dicho en el terreno de la herbolaria, pues cada vez son más los descubrimientos de las nuevas aplicaciones de la flora ya existente, o de floraciones nuevas. Biólogos, botánicos y químicos continúan en esta labor, y cada vez se desarrollan más fármacos saborizantes o aceites aromáticos, entre otros, cuyas bases son las plantas medicinales.

Oficialmente existe un registro de doce apartados dentro de sus usos, que va extendiéndose según nuevos hallazgos:

Antihelmínticas – Destruyen y facilitan la expulsión de parásitos intestinales. (Ajo, Romero, Semillas de papaya)

Antiinflamatorias- Alivian o reducen la inflamación de los tejidos. (Cola de Caballo, Regaliz, Genjibre)

Antimicrobianas – Exterminan microbios y elevan las defensas. (Aciano, Mastuerzo)

Astringentes – Reducen la irritación de la piel y la protegen de infecciones. (Acanto, Plágano)

Carminativas – Reducen la inflamación de las paredes intestinales y ayudan a la eliminación de gases. (Combinación de comino y clavo de olor)

Diuréticas – Ayudan a la producción y eliminación de orina. (Yerba Mate, Cola de Caballo)

Emenagogas – Estimulantes de la menstruación. (Artemisa, Milenrama)

Expectorantes – Ayudan a la eliminación de mucosidades en las vías respiratorias. (Acelga, Berro, Gordolobo)

Hepáticas – Ayuda al hígado a funcionar bien. (Boldo, Diente de León)

Tranquilizantes – Para relajar tensiones nerviosas (Tila Alpina, Yerba de San Juan)

Con las plantas medicinales conviene no automedicarse. Consultar siempre con un experto de la Naturopatía o Herbólogo especializado, sobre todo si se está embarazada o en periodo de lactancia.

Para saber más: 

DEL CUERPO A LAS RAÍCES

(Pabla Pérez, Inés Cheuquelof, Carla Cerpa)

RECETARIO DE PLANTAS MEDICINALES

( J. Fernández-Pola)

ALIMENTACIÓN MEDICINAL

20 enfermedades

576 dietas naturales

(Jorge Valera)

María Alcalde
Redacción

Leer más:
Proteger las abejas, grandes ingenieras del ecosistema 
El huerto en casa será posible 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

La innovación en terapias regenerativas cada vez más cerca

Anitua afirma que todos sus esfuerzos están dedicados para que estas técnicas tan novedosas puedan llegar a la población en generaly a la sanidad pública. Estas mejoras comportarían un ahorro bastante considerable a la administración pública, algo que se deberían de empezar a plantear.

Leer más

Día Mundial del Comercio Justo, por un mundo mejor para todos

Desde su origen en los años 60 bajo el amparo de los derechos humanos el comercio justo se ha convertido con el tiempo en una tendencia de consumo al alza.

Leer más

10 previsiones para el 2020

Los agoreros no cumplieron todos sus pronósticos. Ni hubo tercera guerra mundial, ni Corea del Norte lanzó su programa nuclear. Incluso el conflicto entre EE.UU y China se da una

Leer más

Nueva posibilidad para luchar contra el cáncer

Empresas farmacéuticas han encontrado un fármaco que podría curar un amplio número de tumores.

Leer más

Añadir un comentario