Un ordenador más humano que emula las neuronas cerebrales

Un ordenador más humano que emula las neuronas cerebrales

La película “Her” del cineasta Spike Jonze, bajo la dulce voz de la actriz Scarlett Johansson, mostraba al público este año la capacidad de un ordenador tan sofísticado, que es capaz de entender las emociones de una persona y administrarlas. El cine – sobre todo el de ciencia ficción – ha mostrado a lo largo de las últimas décadas algunos de los avances tecnológicos que posteriormente la sociedad disfruta a día de hoy. ¿Conseguirá la tecnología alcanzar un sistema operativo tan emocional como el del largometraje estadounidense?

El nuevo chip de la compañía de computación IBM explora este nuevo camino de la informática, yendo más allá de lo explorado hasta ahora. La computación tradicional se ha mantenido hasta ahora en el funcionamiento del lado izquierdo del cerebro humano.

El nuevo chip de IBM, denominado TrueNorth – Norte Verdadero, en español – tiene una forma de funcionar que imita la parte derecha del cerebro, más implicado en los sentidos y las emociones, así como el reconocimiento de patrones. Este procesador sináptico emula las neuronas cerebrales y la sinapsis, es decir, las conexiones entre ellas. Este concepto rompe con la arquitectura que tradicionalmente ha intervenido en la creación de ordenadores.

TrueNorth comenzó a desarrollarse en 2011 con un prototipo que contaba sólo con un núcleo. La nueva versión tiene 4.096 núcleos, un millón de neuronas y 256 millones de sinapsis. En una comparativa, cada núcleo funciona a una escala comparable al cerebro de un gusano; un chip entero equivale al cerebro de una abeja. Este procesador emplea menos energía para funcionar que uno tradicional, ya que sólo utiliza energía cuando la necesita y no de forma constante.

Por el momento, el chip puede hacer pocas cosas, pero constituye un paso importante en el campo de la investigación. Los creadores del chip aseguran que puede realizar 46.000 millones de operaciones sinápticas por segundo por vatio. “Es una supercomputadora del tamaño de un timbre postal, el peso de una pluma y sólo consume la energía de un audífono”, explica Dharmendra Modha, científico jefe de computación basada en el cerebro de IBM.

La creación de ordenadores a partir de este concepto puede llevar a las máquinas a realizar tareas complejas de una forma más parecida a como lo hacemos los humanos. Los procesadores tradicionales realizan cálculos a partir de los datos que reciben para llegar a unos resultados. Por su parte, el cerebro es capaz de asociar de una forma simbólica determinados estímulos para llegar a conclusiones.

Sus aplicaciones a la vida real se sitúan en el campo de la seguridad pública, asistencia a personas ciegas, monitorización de la salud y transporte. Aún así, no todos los expertos están convencidos de que el chip de IBM tenga una aplicación práctica y ya han salido algunas opiniones escépticas sobre sus capacidades. Pese a las objeciones, IBM parece tener claro sus objetivos. La siguiente meta es construir un sistema de chips neurosinápticos que equivalga a 10.000 millones de neuronas, más cercano al volumen neuronal del cerebro humano.

Uno de los creadores del proyecto, Modha señala que este tipo de chip ha sido muy difícil de conseguir. Llegar hasta aquí ha costado 10 años, 200 personas y una financiación de 53 millones de dólares – 40 millones de euros – de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de Estados Unidos (Darpa), que estuvo en el origen de Internet. Uno de los mayores retos tecnológicos que ya expresaba Stanley Kubrik en “Una odisea en el espacio” en forma del ordenador HAL, un ente con personalidad propia, capaz de analizar, tomar decisiones y hasta de tener sentimientos: todo un ordenador con características humanas.

Sandra Sánchez Guerra
Redacción

Leer más: 
El secreto de la dieta mediterránea 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El economista que ha puesto en jaque al capitalismo

Quizá algunos desde una postura inmovilista opinen que Piketty no hace más que tirar piedras sobre su propio tejado, o incluso ir contra natura del sistema imperante, pero más sencillo es creer que la economía no se reduce únicamente a los números, que prevalecen ante todo las personas.

Leer más

Cataluña salió a la calle por su independencia

El concepto de independencia catalana parece ser “el único proyecto político real en España en este momento”.

Leer más

Jóvenes guatemaltecos recuperan la agricultura de sus ancestros mayas

En comunidades como Chisec ya se han afianzado las medidas aplicadas para recuperar el potencial de la agricultura, a partir de las fórmulas ancestrales, y prestándolo al servicio de la comunidad.

Leer más

La isla donde hacerse mayor no es un problema

No solo alcanzan más edad, sino que lo hacen en un mejor estado de salud. Quienes viven allí tienen, por ejemplo, un quinto de las posibilidades de desarrollar demencia senil o Alzheimer con respecto a los norteamericanos.

Leer más

Invitación a la vida, en tiempos de crisis

Bruce Springsteen arranca su gira europea en Sevilla.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario