La ONU crea una escuela de verano para jóvenes que quieren cambiar el mundo

La ONU crea una escuela de verano para jóvenes que quieren cambiar el mundo

Ellos son los más afectados en la mayoría de ocasiones por las crisis económicas y los conflictos bélicos. Son los primeros en sufrir el impacto y también los que tienen más dificultades para encontrar trabajo. Pero también son los más apasionados, los que más sueñan y los que disfrutan con la posibilidad de cambiar el mundo en un futuro. Son los jóvenes emprendedores e idealistas que serán los futuros líderes de la palabra.

La población mundial es más joven que nunca, sobre todo en los países de desarrollo. Sin embargo, esta mayoría no tiene responsabilidades reales sobre el mundo, no toman las decisiones reservadas a los más mayores y en teoría, con “más experiencia”.

Este pasado mes de agosto, por segundo año consecutivo, la Alianza de Civilizaciones (UNAOC) junto al instituto Education First (EF), han organizado un curso de verano pensando en romper con el aislamiento de los más jóvenes en la sociedad. 75 jóvenes de 70 países diferentes fueron seleccionados entre 15.000 candidatos para ser formados en liderazgo en un campus en Tarrytown, Nueva York.

Estos chicos han aprendido conocimientos sobre negociación, emprendimiento o a construir una narrativa convincente. Han tenido la posibilidad de hablar con altos representantes de la ONU como el número dos de Ban Ki Moon, el vicesecretario general Jan Eliasson, a los que pudieron transmitir la situación que viven en sus países.

Todos regresarán a sus países de origen con la ilusión y el convencimiento de poder cambiar el rumbo de las desigualdades, la discriminación a homosexuales, la corrupción o la educación de los niños. Para ello, contarán con el apoyo de un Secretario General de la ONU para la Juventud, Ahmad Alhendawi, un cargo recientemente creado para apoyar a las nuevas generaciones. Semillas para un cambio positivo, ¿por qué esperar al futuro para ser líderes y no crearlos desde hoy?

Jóvenes como Evi Baiturohmah, procedente de Indonesia, que lucha por la integración de los menores que han estado en prisión para que la sociedad les perdone y puedan rehabilitarse. Evi lleva una sonrisa a esas cárceles, les da apoyo psicológico y participa en su formación para que puedan encontrar un trabajo al salir.

“Quiero ser un ejemplo para el resto”, dice Isaac Stephen Ayuku de Sudán del Sur, un joven habituado a hacer de mediador en conflictos entre comunidades. Han creado una red de escuelas para aquellos que no tuvieron acceso a la educación por culpa de las décadas de guerra.

Como en un verano cualquiera, estos jóvenes se divierten en un campamento pero con la seriedad que conlleva el pensar en el futuro y tratar de cambiarlo. Sin duda una oportunidad para estos chicos a los que esta escuela de verano puede llegar a cambiarles la vida. “Los jóvenes son la mayoría marginalizada de este planeta. Y la marginalización lleva a la desesperación y la violencia. Necesitamos a jóvenes líderes para prevenir conflictos, y la UNAOC tiene la responsabilidad de ayudar a que eso suceda. Tenemos el futuro del mundo en esta habitación”, asegura Matthew Hodes, director de la Alianza de Civilizaciones.

Sandra Sánchez Guerra
Redacción

Leer más:
La buena educación

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Las nuevas oportunidades de negocio en el turismo

    Negocios más allá del sol y playa. El sector turístico español se debate entre la crisis interior y el éxito exterior, con caídas de turistas locales y récord

Leer más

Juguetes que empoderan

La empresa ha creado un modelo de trabajo inclusivo y sostenible donde la prioridad es respetar el medio ambiente y beneficiar a los sectores sociales más necesitados

Leer más

La música no muere solo se transforma

La música es un romance sin fin cuyo nacimiento inherente al del ser humano y nos liga hasta los últimos días, la propia extinción de nuestra especie.

Leer más

Las acciones solidarias del 2015

Otra acción es la del Hospital de Getafe que gracias a la Joyería Suarez y la Fundación Aladina llevarán a cabo una nueva zona de juegos en la Unidad de Pediatría del propio hospital. Se ha financiado gracias a Suarez que ha estado vendiendo pulseras solidarias ONE.

Leer más

Sobrevivir al cáncer gracias al apoyo de la pareja

Más que nunca los pacientes con cáncer necesitan sentir el apoyo de la pareja, familia y entorno cercano, así el amor se puede convertir en la mejor cura.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario