Capitalismo vs. Cambio Climático

Capitalismo vs. Cambio Climático

Uno cae en el escepticismo cuando, hace unos días, después de una manifestación masiva contra el cambio climático, escucha declarar a Barack Obama: “Reconocemos nuestro papel a la hora de crear este problema y aceptamos nuestra responsabilidad para combatirlo. Pero sólo podemos tener éxito si todos los países se nos unen en este esfuerzo. No puede haber excepciones. (…) Son las economías emergentes las que tienen más probabilidades de producir más y más emisiones de carbono en los próximos años”.

Y no porque tras ellas Obama no vaya a hacer ningún esfuerzo por reducir la emisión de gases -como ha demostrado durante los años de su mandato-, sino porque con ellas pone en el punto de mira la competitividad de las economías emergentes. Es decir, Barack Obama sigue sin preocuparse por el cambio climático y su máxima prioridad es que la economía estadounidense no pierda su papel predominante.

Este es uno de los argumentos del último libro de Naomi Klein, This Changes Everything: Capitalismus vs. Climate (Esto lo cambia todo: Capitalismo contra Clima), en el que denuncia la falta de acción de los líderes políticos mundiales y de las Naciones Unidas antes y después de la reunión en Copenhague el año 2009. Klein, autora de No Logo y La doctrina del shock, entre otros, sostiene que no se puede confiar en las buenas intenciones del presidente de EEUU o de las grandes organizaciones verdes, y narra en el libro las experiencias que ha tenido en diferentes puntos del globo y que sí le han dado esperanza: desde las barricadas y bloqueos contra la minería al cielo abierto en Grecia hasta los movimientos en Brasil contra la deforestación.

No es un libro pesimista aunque constate, por ejemplo, que The Nature Conservancy extrae petróleo de una reserva natural de Texas con la excusa de proteger el gallo Attwater, o que relate amargamente cómo la organización Heartland Institute construye la negación del cambio climático por motivos políticos.

Naomi Klein cree en el ecologismo de los pobres y de los indígenas, cree en la convergencia de los movimientos de protesta locales y globales contra la industria de los combustibles fósiles, cree en las personas individuales que se organizan para defender el río o el bosque que tienen a lado de casa. Se trata de un cambio progresivo que ella denomina People’s Shock.

Pero también alaba iniciativas como la “yasunización”, en referencia al Parque Nacional Yasuní, de Ecuador. Es un término de la nueva geopolítica ambiental que significa no explotar las reservas de petróleo de un lugar con alto valor ecológico a cambio de que los países occidentales financien la protección del mismo. Hoy en día, Perú, Bolivia y Guatemala también quieren “yasunizar” algunas de sus reservas naturales.

En la misma línea, introduce conceptos como la deuda ecológica o climática, que es la responsabilidad de los países industrializados respecto a los del Tercer Mundo por el saqueo y usufructo de bienes naturales como petróleo, bosques, la atmosfera y los océanos. La otra cara de la moneda de la globalización económica que, por el momento, los países occidentales se niegan a ver.

En definitiva, el libro de Naomi Klein es un alegato por la resistencia, por los movimientos de protesta, por el poder de la unión de las personas, ya sea local o globalmente, por las redes de base y por recuperar la fuerza que el movimiento ecologista tuvo durante los años sesenta y setenta. El desafío del cambio climático sólo nos pide una cosa: actuar.

Alfonso Barguñó Viana
Redacción

Leer más:
La Tierra en nuestras manos

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Una educación que se toma en serio la creatividad

Así lo considera Sir Ken Robinson –la reina Isabel II lo nombró caballero en 2003 por el fomento de las artes– considerado uno de los pensadores educativos más solicitados de las últimas dos décadas.

Leer más

Todos somos mayoría silenciosa. Opinión de Arturo González

Deberíamos crear y llevar permanentemente una insignia o distintivo en el pecho que significase ‘Somos la mayoría silenciosa y protestamos contra lo que nos están haciendo’.

Leer más

Hyperloop, el nuevo transporte del futuro que puede alcanzar una velocidad récord

La persona que está en el origen de este proyecto con tintes futuristas no es otro que el visionario Elon Musk, fundador de la compañía Tesla y SpaceX – entre otras iniciativas – quien ha transformado la industria de los coches eléctricos y también los vuelos aeroespaciales.

Leer más

El mundo unido por Francia “Libertad, igualdad y fraternidad”

Los líderes mundiales hacen una declaración conjunta donde se solidarizan con las víctimas y proponer atacar las fuentes de financiación de los terroristas.

Leer más

Un primer paso: eurodiputados aprueban la "tasa Tobin"

El proyecto de la Comisión prevé la instauración de una tasa sobre las transacciones financieras en toda la UE.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.