Alemania piensa en verde

Alemania piensa en verde

Las tiranteces entre Rusia y la Unión Europea, sumado a la crisis económica que tanto está llevándose del crecimiento de las economías, hacen que los países reflexionen sobre los gastos. En esta línea es como Alemania, con su canciller Angela Merkel a la cabeza, está pensándose muy bien su alta dependencia en combustibles de corte clásico. Su ambiciosa apuesta por las energías renovables coge fuerzas.

Es así como en Wilster, un pueblo medieval de las afueras del país germano, se va a construir una autopista de electricidad de alto voltaje que recorrerá cientos de kilómetros, desde el Mar del Norte hasta el corredor industrial en el sur de Alemania.

La Stromautobahn, como así la llaman los residentes locales, es la columna vertebral del plan de energía alemana, Energiewende. Se trata de un plan de un billón de euros – que se dice pronto – que intentará poner fin a la dependencia alemana de combustibles nucleares y fósiles.

El reemplazo hacia una energía renovable es una de las prioridades actuales de la canciller Merkel. Sin embargo, el antiguo sistema sostiene toda la base industrial del país, lo que supone un reto de costos de reemplazo y pone en la balanza a la economía alemana. Para encontrar la estabilidad e ir a lo fijo, la Unión Europea va a apostar también por la energía renovable, persiguiendo una serie de metas para todos los miembros. Las expectativas persiguen que en 2020 el 35 % de la electricidad de la región provenga de fuentes alternativas. No obstante la siempre líder europea Alemania, busca unos porcentajes mayores, para 2025 busca producir entre 40% y 45% de su electricidad de fuentes renovables, y subir a por lo menos 80% para 2050.

“Ningún país de la escala de Alemania ha buscado un cambio tan radical en su suministro de energía”, manifestó Merkel en un discurso este año, con la seguridad de que la Energiewende será todo un éxito para el país. De momento cuesta imaginarse un proyecto de tal escala y de alto coste, por la “debilidad” de la economía de la zona euro. Aún así el Gobierno alemán está comprometido con el proyecto.

Una vez que se complete la infraestructura renovable del país, los precios de la electricidad deberían caer, según ha sostenido el gobierno. Las autoridades también argumentan que al establecer la industria alemana como líder en tecnologías verdes, la Energiewende le dará a sus empresas otra lucrativa exportación.

Reconfigurar la interconexión eléctrica de la cuarta economía del mundo no es nada fácil. La tarea, el mayor proyecto de infraestructura germana desde la Segunda Guerra Mundial, ha estado plagada de sobrecostos e interrogantes. El gobierno quiere construir y modernizar más de 6.400 kilómetros de cables de alto voltaje, un gran reto que aunque no seguro a corto plazo, supondrá un plan B ante la escasez futura de recursos fósiles. Las encuestas muestran que el apoyo a la Energiewende es sólido, gracias a la oposición visceral de los alemanes a la energía nuclear. El camino hacia la “eco-economía” tiene huella bávara, pero mientras tanto, Europa deberá asegurar la sostenibilidad de sus Estados miembros.

Sandra Sánchez Guerra
Redacción

Leer más:
La ciudad del futuro: ¿un parque nacional?

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Cannabis, usos positivos más allá de la droga

La legalización del cannabis es siempre tema de controversia, pero lejos de cualquier apología lo cierto es que la planta del cáñamo sirve para múltiples aplicaciones (alrededor de 25.000 productos) y su industria estimada en 500 millones de dólares afecta a sectores tan diversos como el sector alimenticio, farmacéutica o textil.

Leer más

Sensaciones, descubren el mapa humano de las emociones

Cada reacción sensorial o emocional, responde a una parte del cuerpo humano diferente, independientemente de la cultura o el idioma.

Leer más

Niños adoptados, cómo ayudarlos

Fomentar la expresión y comunicación de emociones es otro pilar de una buena relación

Leer más

Desarrollan prótesis con sentido del tacto

Están desarrollando una fórmula en la transmisión del sentido del tacto al cerebro, sentando así las bases de unas prótesis que registran y transmiten las sensaciones táctiles al igual que las extremidades naturales.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario