La incansable lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo

La incansable lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo

Han pasado demasiados años, casi 40, pero la lucha incansable de Estela Carlotto, la fundadora y cara más visible de las Abuelas de Plaza de Mayo, por fin ha encontrado recompensa. Aquellas palabras que hace cuatro años eran testimonio de la desesperación “¿Cómo se puede querer tanto a alguien sin conocerlo, sin saber qué siente, cuándo ríe, por qué sufre? Trato de imaginarme tu cara. Le pruebo bocas, ojos, gestos. Naciste un 26 de junio de 1978… Hace 32 años que te llamás Guido y yo te extraño” hoy se tornan calor y abrazo del nieto que un día arrebataron.

El mismo bebé, Guido Montoya Carlotto, ahora llamado Ignacio Hurban, tiene 36 años y es músico. Poco podía imaginar que la mujer que desde pequeño reconocía en televisión era verdaderamente su abuela. Ya sus amigos le habían comentado en alguna ocasión su parecido razonable con los Carlotto.

Una duda que fue creciendo con el paso del tiempo y que no vio hasta hace poco su desenlace. El pasado mes de julio, Guido se presentó ante la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad con la decisión de someterse a las pertinentes pruebas de ADN. Pensó que los resultados tardarían tres meses pero apenas llegaron en diez días con la verificación de que su ADN coincide en un 99 por ciento con el de los Carlotto.

Conocer la noticia y reencontrarse con su abuela en la ciudad de La Plata fue todo uno, algo que produjo inmensa felicidad a Estela Carlotto recordando inmediatamente la memoria de su hija asesinada “Laura sonríe desde el cielo y me repite lo que ella sabía antes que yo: ‘mi mamá no se va a olvidar de lo que están haciendo y los van a perseguir’. Ella estará diciendo: ‘mamá, ganaste'”.

Su historia es solo un capítulo de una de las épocas más negras que se recuerden en Argentina: entre 1976 y 1983 durante la dictadura de Videla los militares cometían el robo sistemático de los bebés de las madres que se encontraban presas en centros clandestinos a quienes luego torturaban y asesinaban.

Guido es el joven número 114 en ser recuperado e identificado desde el fin del régimen, pero todavía quedan 400 más por recuperar. La reciente unión de Estela con su nieto ha vuelto a poner de plena actualidad el tema también como luz de esperanza a todas las Abuelas de la Plaza de Mayo que están sumidas en la búsqueda de sus nietos.

Cuanto menos el efecto llamada se ha conseguido, las Abuelas están recibiendo decenas de llamadas de personas interesadas en practicarse las pruebas del ADN. Un paso más para que por fin todos los afectados recuperen la libertad de conocer que un día les negaron.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
La muerte de Videla y las leyes de Amnistía 
Videla: 50 años de cárcel para el dictador argentino 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Una bombilla para toda la vida

Para crear esta bombilla, Muros se inspiró en una bombilla que llevaba encendida más de 100 años en un parque de bomberos de Estados Unidos y que descubrió durante un viaje.

Leer más

David Muñoz y Acción contra el Hambre en un documental por los refugiados sirios

“Se busca visibilizar la lucha por sobrevivir y que su voz no se pierda entre las cifras y datos que recibimos a diario”, señalan desde Acción contra el Hambre.

Leer más

Ferran Adrià en Boston

Boston se ha rendido a Ferran Adrià y él a la ciudad. El placer es mutuo. La guinda del pastel es la exposición que le dedica el Museum of Science de Boston, la institución más visitada de la ciudad.

Leer más

Islandia estudia la posibilidad de canalizar el enorme potencial de su energía geotérmica para venderla a Europa

Islandia proyecta el mayor cable submarino del mundo para vender a Europa energía geotérmica. El momento no puede ser más propicio: Islandia está sumida en una profunda crisis económica y

Leer más

Marruecos, avances por los derechos de la mujer

El Parlamento deroga la posibilidad de que un violador se case con su víctima para evitar el procesamiento penal.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario