La importancia de los abrazos

La importancia de los abrazos

Coger el tren para desplazarse al trabajo, a la universidad… suele convertirse en una rutina que cada persona aprovecha de la mejor manera: leyendo, escuchando música, mirando una película en el Ipad o simplemente durmiendo. No obstante esta monotonía en ocasiones se ve alterada por las personas que han hecho del tren su lugar de trabajo ya sean músicos callejeros, vendedores de pañuelos, de pulseras… y de abrazos. Sí, abrazos.

Hace unos pocos días estando en el tren una mujer disfrazada de payasa se subió al vagón repartiendo pequeños cupcakes y causando sonrisas. Al finalizar su “espectáculo” alzó la voz para anunciar que quien quisiera podía darle algo a cambio. “Estoy abierta a recibir dinero, una oportunidad de trabajo, un regalo… e incluso un abrazo”.

Fue entonces cuando la magia sucedió y un hombre que hasta entonces se había mantenido ajeno a la escena se levantó y exclamó: “Yo quiero darte un abrazo”. Fue un momento mágico. Dos desconocidos abrazándose y todo el vagón aplaudiendo. Y es que a veces, todo lo que se necesita para poder seguir adelante es un abrazo.

Cuando éramos niños, y nos hacíamos daño, un simple abrazo servía para tranquilizarnos y calmar el dolor. A medida que crecemos nos tenemos que enfrentar a otro tipo de dolor: el emocional, como, por ejemplo, una ruptura sentimental y ¿a caso en esa situación un abrazo de un amigo no ayuda? Gracias a los abrazos nos sentimos acompañados, comprendidos, protegidos y reconfortados. Es por todo esto que cuando alguien que queremos se siente mal, instintivamente, le ofrecemos un abrazo y cuando somos nosotros los que necesitamos uno y no hay nadie alrededor, el simple hecho de abrazar un cojín, un peluche o incluso un árbol, nos reconforta.

No obstante, detrás de los abrazos hay una ciencia. Una frase famosa de un psicoterapeuta de Virginia es: “Necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir, 8 para mantenernos y 12 para poder crecer”. El número de abrazos no ha sido probado científicamente, pero sí que existen pruebas que evidencian la importancia de los abrazos y el contacto físico.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, descubrieron que incluso un abrazo breve, por ejemplo uno de tan solo veinte segundos de duración, de un compañero puede reducir los niveles de cortisol, una hormona que contribuye a generar estrés. Además, aparte de reducir el nivel de estrés, los abrazos también reducen la presión sanguínea. Así pues, un abrazo es realmente beneficioso para el corazón, tanto físicamente como emocionalmente.

A todos nos sonará, un vídeo de Youtube que, hace unos años, se hizo viral. El protagonista, Juan Mann, sujetaba un cartel en el que ponía “Abrazos gratis” en una plaza pública. Tristemente, pasaron varios minutos hasta que alguien aceptó su oferta pero, una vez se rompió el hielo, todo el mundo se unió a la causa. Finalmente la idea de Mann se transformó en la campaña Abrazos Gratis. Esta anécdota demuestra lo mucho que necesitamos abrazos en nuestra vida cotidiana.

No obstante, aparte de ofrecer abrazos a gente desconocida hay otras maneras de aumentar la cantidad de abrazos que recibimos diariamente.

Se dice que la caridad empieza en casa, así que ¿por qué no empezar dando abrazos a la gente con la que compartimos hogar? Abrazar a nuestros familiares o compañeros más frecuentemente. La próxima vez que estemos en una fiesta, abrazar a la gente, siempre respetando las distancias que marque cada persona, al saludarles o despedirles. En resumen: aprovechar todas las oportunidades que se nos presenten para repartir abrazos sin olvidar a nuestras mascotas pues se ha comprobado que acariciarlas, abrazarlas… previene y reduce la depresión.

Finalmente otra buena idea para conseguir abrazos es, simplemente, pedirlos. Pocas veces alguien rechazará tal petición. Los abrazos y el contacto físico son dos factores muy poderosos y, muchas veces, son la solución a muchos de los problemas que tenemos. Así pues, la próxima vez que alguien nos ofrezca cupcakes a cambio de abrazos, ¿qué mejor que romper las barreras físicas? ¡Tal vez los abrazos puedan curar el mundo!

Alexandra Cuesta Ortal
Redacción

Leer más: 
Búscate un amante: nunca es tarde para reconciliarse con la vida 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Lampedusa, propuesta para el Nobel de la Paz

Se propone conceder el Nobel, en nombre de los muertos y los supervivientes, a la pequeña localidad de Lampedusa y a sus habitantes, que jamás han dejado de rescatar los cuerpos.

Leer más

Ray Kurzweil: ‘’la máquina de pensar’’

No es sorprendente que Ray Kurzweil sea el director de ingeniería e inteligencia artificial de Google, con su amplia formación y 18 doctorados, sus predicciones tienen un 86% de probabilidad de acierto.

Leer más

Hielo combustible: la nueva energía del futuro

La nueva fuente de energía es una composición de hielo y gas, cristales de agua sólida en forma de hielo que contienen moléculas de metano debido a la descomposición de materia orgánica.

Leer más

‘Actívate’, Google lanza una web de formación y empleo

El portal ‘Actívate’ ofrece asesoramiento y formación gratuita, ayuda para preparar un buen currículum o sobre cómo realizar una entrevista laboral.

Leer más

Las diez ciudades más sostenibles del mundo

120 ciudades fueron preseleccionadas, 29 las finalistas y sólo 10 han sido las galardonadas en este 2013 con el ‘City Climate Leadership Awards’.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario