Un nuevo orden mundial.

Un nuevo orden mundial.

Casi siempre el dolor, ya sea físico o emocional, actúa como resorte de otras manifestaciones psicofisiológicas: frustración, rabia, desconsuelo… ¿dónde está la indignación? nos preguntamos como espectadores, simples usuarios de información, al presenciar las últimas imágenes que nos llegan de varios conflictos bélicos.

Mientras Ucrania y Rusia cruzan acusaciones y proyectiles; a cientos de kilómetros se recrudece la batalla entre palestinos e israelíes a pesar de que en un inicio el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aceptara el alto al fuego. En un amago de cordura la primera respuesta es empatizar con las víctimas de este sinsentido, civiles y refugiados, para luego cuestionar cómo la Organización de las Naciones Unidas no alcanza oír el llanto y gritos de éstos.

No es extraño pues que su inoperancia haya suscitado todo tipo de críticas “Lamento mucho decir, siento que no hay Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. ¿Para qué sirve la alta comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas?” ha expresado recientemente el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Pero no es el único, antes otros altos cargos como la propia presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, o el embajador británico Mark Lyall Grant habían advertido el papel meramente testimonial de este organismo y su peligro de quedar obsoleto.

Sería injusto eludir los logros alcanzados por la ONU en sus casi 70 años de trayectoria, su esfuerzo continuado contra enfermedades parasitarias y erradicación de la viruela o gran contribución en Sudáfrica en el fin del apartheid, por citar algunos; pero no es menos cierto que el declive en sus últimos años es notorio.

Bajo un fértil periodo de progresos tecnológicos nadie puede imaginar remontarse al Windows 5 o videos VHF, y aunque las cuestiones burocráticas e institucionales avanzan como suele decirse “despacio, despacio” el estatismo continuado se torna finalmente anacrónico.

El éxito de cualquier organismo, gubernamental o no radica, en la conexión directa con la realidad que le atañe.

El escenario actual es vivo reflejo de cómo algunos nuevos partidos en España (p. ej. Podemos o Guanyem Barcelona), movimientos sociales y nuevas plataformas (desde el 15-M indignados a la economía colaborativa pasando por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca) crecer o germinan sus raíces gracias al sustento del pueblo, desde abajo.

También aprovechando la poderosa influencia de las redes sociales que les permite no solo comunicar a un nivel más profundo con la gran audiencia y sus necesidades, ganar credibilidad y peso democrático.

La polarización de los países y reclamos de un mayor equilibrio global propicia que los tradicionalmente marginados hagan la guerra por su parte. Esto es lo que propone el grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) cuyo ideal de banco para los pobres pretende dar solución al problema común de la desigualdad.

Frente a un nuevo orden mundial, quien no se suba al carro con provisiones y mentalidad de cambio parece condenado más pronto que tarde a perder el tren de la oportunidad.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Los 85 años de García Márquez

Y Gabo habló tan solo cuando la música se interrumpió un instante. Dijo: Que no se pare esa música.

Leer más

A los conservadores se les han acabado las ideas. Opinión de John Podesta y Neera Tanden

Su ideología de la economía del goteo, que se resume en austeridad para los pobres y reducciones fiscales para los ricos, ha dominado la política durante casi 30 años.

Leer más

Ranking de las 10 mejores universidades latinoamericanas

Los cambios producidos en los últimos años hacen de Latinoamérica un espacio con un desarrollo social y económico en alza. En este progreso tiene mucho que ver la valorización y el prestigio que adquieren las universidades latinoamericanas.

Leer más

Bangladesh, un nuevo fondo de ayudas

Después de ocho meses se ha conseguido crear un fondo de 40 millones de dólares para ayudar a los damnificados de la catástrofe de Bangladesh.

Leer más

Banco de juguetes, dibujar una sonrisa en cada niño

Con el deseo de llegar a los niños más necesitados, proporcionarles un poco de juego y diversión nace la ONG ‘Toybank’ (banco de juguetes).

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario