Pequeñas acciones, grandes beneficios

Pequeñas acciones, grandes beneficios

El caos forma parte del funcionamiento del planeta. Le teoría del caos, cuyo principal representante es el químico belga Ilya Prigogine, plantea que el mundo no sigue el modelo del reloj, sino que es imprevisible y presenta un comportamiento caótico y desordenado.

Así, existen pequeñas acciones que pueden generar consecuencias o cambios enormes. A este aspecto hace referencia el efecto mariposa, planteado por el matemático y meteorólogo Edward Lorenz, que lanzó la siguiente pregunta: “¿Puede el aleteo de una mariposa en China producir un tornado en Texas?”

La teoría del caos, también llamada teoría de las estructuras disipativas, expone que existen ciertos sistemas sujetos a variaciones en las condiciones iniciales, que producen que dicho sistema se desarrolle de manera totalmente diferente e impredecible.

Estas pequeñas acciones que son capaces de desembocar en grandes cambios, dificultan la predicción del futuro a largo plazo. Imaginemos que lanzamos dos pelotas de goma contra el suelo. En este caso, resultará difícil predecir qué dirección tomará cada una, ya que el resultado estará sujeto a condiciones tales como la amplitud y la frecuencia de la acción.

Aunque la condición inicial coincida en ambos casos, existen minúsculas diferencias que se van amplificando, provocando que el rumbo que tome cada una de ellas sea completamente diferente.

Cualquier situación, cotidiana o no, es un sistema caótico, sujeto a estas desviaciones provocadas por pequeños cambios. El efecto mariposa también afecta a campos tales como las matemáticas, física, química o biología.

La ciencia progresa a partir de la observación y la unificación de nuestros conocimientos. Por eso ofrece predicciones probables, a partir de las condiciones iniciales, antes de que los sistemas sean víctimas del caos. Las previsiones meteorológicas, por ejemplo, tienen una precisión del 80%-85% en plazos de un día, pero cuentan con un margen de error sujeto a esos pequeñas situaciones que producen grandes cambios.

El futuro es algo impredecible, como lo es el mundo en general. Pero el porvenir do depende del azar, sino de estas situaciones de causa y efecto. Cualquier pequeño cambio puede hacer que todo sea diferente. Y al fin y al cabo, esa incertidumbre forma parte del encanto de la vida.

María Bofill García
Redacción

Leer más:
El aleteo de una mariposa puede sentirse al otro lado

 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Consejos para no producir basura

Durante un año Beavan y su familia llevaron un estilo de vida con impacto cero sobre la ciudad de Nueva York.

Leer más

Alimentación, todo lo que quieres saber

El lanzamiento de una nueva base de datos ‘DocGraph Open Food Database’ prevé aglutinar todos los conceptos de la alimentación en uno.

Leer más

El Hierro, un pequeño paraíso ecológico

Una vez que El Hierro se autoabastezca con energías renovables, el siguiente objetivo, estimado para el 2020, será eliminar los motores de combustión y que todos los vehículos sean eléctricos.

Leer más

La compasión, un remedio para el estrés

La pregunta clave es: ¿Por qué algunas personas que experimentan dificultades en la vida le abruman, mientras que otros parecen mejor situados para adaptarse?

Leer más

Brasil, la gran oportunidad de las fuerzas progresistas

La de Brasil está en condiciones de transformar su fracaso en una gran oportunidad. Si la aprovechará o no es una pregunta aún sin respuesta, pero las señales son esperanzadoras.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario