Nuevas caras que rompen normas.

Nuevas caras que rompen normas.

Con lanza en mano y tomando a un pobre labrador como escudero quien le iba a decir al ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha – cuyo nombre dio vida a la más célebre obra del dramaturgo español Miguel de Cervantes – que en su locura encontraría la razón para luchar por sus ideales.

Enajenado, crédulo, imperfecto, pero al fin y al cabo auténtico, Don Quijote, sentó precedente como un cierto arquetipo de antihéroe. Desprovisto de cualidades extraordinarias – entendiendo aquellas que se ciñen estrictamente a la virtud y cánones estéticos – el antihéroe no lleva capa, no tiene superpoderes, y pese a todo puede en su espíritu hallar coraje para conseguir el bien común e incluso si se tercia salvar el mundo.

En un tiempo en que lo previsible no solo se vuelve aburrido sino también ineficaz emerge con fuerza diversas figuras iconoclastas, mientras que algunos ya lo son en esencia otros buscan en la ruptura de la norma su propia diferenciación.

El diablo con coleta le llaman, Pablo Iglesias ha sabido escuchar el sentir de los indignados que en su día dieron alas al movimiento 15-M, y sin embargo desde ciertos sectores contemplaban con descuido, los mismos que ahora se aterran al ver cómo sus ideales en principio utópicos alcanzan representación política ¿Hay algo más transgresor que Mefistófeles hagas las veces de mesías con su pueblo?

En la misma línea otros nombres resuenan con fuerza, bien porque rompen el status quo a nivel global o bien al menos en el seno de un determinado ambiente en aras de su proyección pública. Así el diputado el joven diputado de Izquierda Unida, Alberto Garzón decide apostar por lo que une en vez de lo que separa para iniciar un “proceso constituyente” en convergencia con otras fuerzas políticas; mientras que Pedro Sánchez, economista y líder electo del PSOE, en apariencia parece contradecir el desaliño y compostura inicial de Rubalcaba e incluso de Felipe González y su sombra alargada.

En Italia Matteo Renzi es testimonio de esa hornada de jóvenes brillantes que quieren comerse el mundo, y en su caso consolidar una reforma profunda salvando cualquier amenaza. Una actitud que comparte el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dispuesto con su propósito pacifista poner punto y final a 50 años de guerrilla de las FARC. Sin olvidar a José Mújica como antítesis de lo que hoy se entiende por ser presidente, inmerso en el poder pero desvinculado de su uso propio.

Otro caso es el del Papa Francisco. Otra cara nueva, de otra generación que no se calla,  que cambia de lenguaje y rompe siglos de esquemas.

Quizá los nuevas caras no sean perfectas, pero tampoco pretenden serlo.

No nos engañemos solo la singularidad garantiza su supervivencia y hasta los defectos pueden con inteligencia ser la distención de un real carisma.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Las semillas como clave para el futuro alimentario

Otros datos ponen de manifiesto que el 95% de los agricultores a nivel mundial hacen uso de semillas transgénicas, es decir, que han sido producidas de forma artificial, lo que precisamente las hace menos resistentes frente a la sequía y las altas temperaturas. Además, este tipo de semillas contribuyen a un aumento de polen y de las posibilidades de contaminar los cultivos cercanos.

Leer más

La felicidad se mide en Twitter

Crean un sistema para medir la felicidad en Twitter. Un equipo de investigadores de la Universidad de Vermont y la MITRE Corporation diseñaron un nuevo sistema para medir la felicidad

Leer más

El Papa Francisco lanza una ofensiva para evitar la intervención militar

El papa argentino pretende que la vieja y siempre bien engrasada diplomacia vaticana presione con fuerza a favor de la paz.

Leer más

Las emociones positivas son un potente antídoto

Las emociones positivas aumentan la calidad de vida en la vejez. Las emociones positivas son un potente antídoto contra el estrés, el dolor y la enfermedad en la vejez, señala

Leer más

Respuestas hacia la igualdad y la justicia social.

Para diseñar una respuesta propiamente política, debemos darnos cuenta de que la única manera de luchar contra el populismo de derecha es dar una formulación progresista a las demandas democráticas que se están expresando con un lenguaje xenófobo.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario