Los países menos corruptos

Los países menos corruptos

La honradez parece un valor extraño para buena parte de la casta política: mientras que en Francia Nicolás Sarkozy es acusado de haber financiado ilegalmente su campaña presidencial en el año 2007 con dinero procedente del régimen de Muamar el Gadafi, en Argentina se muerden los puños ante la presunta implicación de su vicepresidente Amado Boudu en el caso Ciccone, e incluso como sabemos la realeza se ha visto involucrada en estos temas.

Porque la corrupción tan vieja como la tiña no entiende de jerarquías ni carencias, paradójicamente quienes menos necesitan manifiestan innoble conducta, pero también sería injusto atribuirla como forma exclusiva en los más altos niveles.

Lo cierto es que de acuerdo a los resultados del último informe de la ONG Transparencia Internacional, una persona de cada cuatro pagó algún tipo de soborno el año pasado en el mundo. En el estudio llevado a cabo en 177 países resultó que el 70 por ciento de los países tienen un problema serio de venalidad entre sus funcionarios.

El mero hecho de que salgan a la luz estos casos permite abrir los ojos de la gente y tomar conciencia, en este sentido vemos como la justicia se muestra inflexible con la creciente implicación de jueces y letrados quienes no dudan en investigar a fondo y condenar incluso a muchos de los hasta ahora considerados intocables.

No obstante a fuerza de costumbre los casos corren el riesgo de perder interés y por tanto impacto, algo que desde la responsabilidad de todos los actores sociales debe ser alimentado, pues tal y como manifiesta el sociólogo francés François Dubet “Esos escándalos retienen la atención durante algunos días y después caen en el olvido. Los medios se apropian del affaire y pasan a otra cosa con la velocidad de la luz”.

Aun resultando vergonzante muchas de las cifras que se barajan por suerte todavía hay países que procuran la dignidad de manera tajante o al menos hacen notorios esfuerzos en este camino.

En el mismo informe de Transparencia Internacional sobresalen en línea positiva aquellos países menos corruptos cuya lista encabeza Dinamarca, que curiosamente fue recién elegido el país más feliz del mundo ¿será en parte porque tienen la conciencia tranquila?

Lo cierto es que los daneses tienen predisposición a cumplir con sus impuestos incluso cuando están en contra de algunos, eso se refleja en que el 85% de la población paga sus impuestos voluntariamente. Asimismo los daneses – también extrapolable al resto de los países escandinavos – tienen “tolerancia cero” ante cualquier actitud reprobable de un cargo político.

Aquí el listado con los 20 países menos corruptos:

1. Dinamarca

2. Nueva Zelanda

3. Finlandia

4. Suecia

5. Noruega

6. Singapur

7. Suiza

8. Países Bajos

9. Australia

10. Canadá

11. Luxemburgo

12. Alemania

13. Islandia

14. Reino Unido

15. Barbados

16. Bélgica

17. Hong Kong

18. Japón

19. Uruguay

20. Estados Unidos

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Remar contra el viento
China, lucha férrea contra la corrupción

 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El Mundial de las redes sociales

Si hay algo por lo que esta Copa del Mundo en Brasil será recordada además del futbol, claro está, es por el notable uso de las redes sociales.

Leer más

Israel: algo me devuelve la esperanza

Ojalá ellos y los israelíes que piensan todavía como ellos consigan su designio de diálogo y de paz.

Leer más

Julian Assange se defiende

Julian Assange expone su posición sobre la transparencia como instrumento fundamental para evitar la corrupción durante la entrevista con Jordi Évole que ha emitido el programa español Salvados de La Sexta.

Leer más

Compartir huertos a través de internet

HuertosCompartidos.es pretende servirse de internet para poner en contacto a todas aquellas personas que quieren cultivar sus propios alimentos con aquellas otras que disponen de parcelas.

Leer más

El auge de la economía local que busca el bien común

A diferencia del PIB que equipara todas las actividades y bienes de acuerdo a un valor monetario, esta economía comienza a medir lo que realmente importa.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario