Foodsharing, la web para compartir comida

Foodsharing, la web para compartir comida

Vero Buschmann vive en Berlín y hasta hace poco buscaba la forma de poder desprenderse de todos los restos de comida en buen estado sin tener que tirarlos a la basura y también deseaba conocer a gente nueva. Así fue como encontró una web sin ánimo de lucro en Alemania que le permite ambas cosas: www.foodsharing.de

Suena el timbre en casa de Buschmann, ha llegado su invitada Frazi Zimmerman. “Tengo unas cuantos artículos horneados que acabo de recoger del panadero”, le dice Buschmann a Zimmerman. “Puedes coger tantos como quieras”. También le ofrece un poco de sopa casera. Zimmerman rie y responde: “Oh, eso es genial. ¿Sopa casera? ¡No hay nada mejor que eso!”

En un principio, nos podría sorprender la situación descrita anteriormente pero en Alemania se ha convertido en algo cotidiano y es que estos intercambios entre extraños están teniendo lugar en más de 240 ciudades alemanas gracias a la página web www.foodsharing.de que conecta a personas que ofrecen comida que desean compartir con otras de forma gratuita.

Alrededor de 40 toneladas de comida se han compartido a través de esta página web desde su comienzo hace 18 meses, y más de 41000 personas se han inscrito en ella. El creador de la web asegura que su objetivo es evitar que grandes cantidades de comida en buen estado, como por ejemplo el pan, sean desechadas.

“El desperdicio de la comida no es solo un problema alemán”, asegura el cofundador de la web Valentin Thurn y autor del documental Taste the Waste (Saborea el desperdicio) que muestra toda la comida en buen estado que se tira inútilmente, unos 90 millones de toneladas.

Este desperdicio, además, cuesta a la economía europea más de 95 billones de euros al año o, en otras palabras, la mitad de las frutas y vegetales recogidas durante la cosecha, informa.

Cuando Thurn, que recibió la educación de sus padres que crecieron con las penalidades de la Segunda Guerra Mundial, conoció estos datos supo que tenía que reaccionar y hacer algo para intentar solucionar este problema. Así fue como él y unos amigos suyos decidieron que si compartir funcionaba con los pisos, los coches, las zonas de trabajo… también tenía que poder funcionar con la comida.

“Es obvio que con la comida existe un riesgo para la salud, por lo que decidimos que era necesario establecer algunas normas”, dice Thurn. Es por eso, que el equipo de la web trabajo junto con abogados para asegurarse de que su proyecto no violaba ninguna regulación europea o alemana en lo que se refiere a la comida.

Como resultado, la web no ofrece carne ni productos con etiquetas del tipo consumir antes de, sino que se centra en productos con etiquetas como consumir preferentemente antes de.

“No hay inspectores que controlen la comida ofrecida en la web, pero se permite e incluso se recomienda a los usuarios que puntúen la comida que han recibido”, informa Thurn y añade: “lo que más nos ha sorprendido es que hemos recibido quejas como ‘esta persona o esa otra no son demasiado educadas’, pero nunca hemos tenido ninguna queja sobre la calidad de la comida”.

El funcionamiento de la web es simple: te registras como miembro y puedes o crear una cesta con todos los artículos de comida que quieres compartir o buscar una cesta que contenga lo que estás buscando

“Queremos traer de vuelta la idea de compartir los alimentos porque la comida no es solo una comodidad” dice Thurin. “Debería considerarse como algo más, por ejemplo como la base de nuestra vida. Además, el servicio es gratis y la web se financia con donaciones y subvenciones”.

En la página web también trabajan voluntarios que se dedican a recoger de los supermercados y otros establecimientos aquellos alimentos que de otra forma, se desecharían. Por ejemplo en la panadería Neukölln de Berlín, el panadero Ali Cengiz está contento con la iniciativa de compartir la comida en la web:

“Si no nos recogieran la comida que nos sobra, la tendríamos que tirar, cosa que nos supondría dinero”, dice Cengiz. “Además, al compartir la comida, tenemos la oportunidad de hacer una buena acción”.

La idea es buena y si en Alemania está teniendo tanto éxito, es solo cuestión de tiempo que se extienda a otros países y llegue a España.

Alexandra Cuesta Ortal
Redacción

Leer más:
Di no al desperdicio de alimentos. Te contamos cómo
Berlín, destino de oportunidades

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Un viaje por las viviendas de los grandes de la literatura

Cómo y dónde vivieron los grandes nombres de la literatura. ‘Los miserables’, ‘Orgullo y prejuicio’, ‘El cuervo’, ‘El Quijote’, ‘La divina comedia’, ‘Olivert Twist’… Sus obras son clásicos de la

Leer más

Reflexiones de Bauman sobre la actualidad

Bauman nos desvela la realidad que debemos enfrentar en “esto no es un diario”, su último libro.

Leer más

La clave del 2013: Optimismo

Los adjetivos parecen haber quedado enterrados ante el abundante optimismo.

Leer más

Una bomba de amor lanzada a Reino Unido desde la Unión Europea

En medio de un debate dominado por los mensajes de miedo y los ataques, un grupo de expatriados de otros países europeos ha introducido un arma diferente: el abrazo. “Esto

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario