El uso de espejos acaba con el “síndrome del miembro fantasma”

El uso de espejos acaba con el “síndrome del miembro fantasma”

Una de las pocas palabras que Stephen Sumner sabe en khmer es “chhue” que significa dolor, sensación que la gente de Camboya conoce perfectamente a causa de la guerra civil que sufrieron durante más de 30 años. Además, | los campos de minas y toda la artillería que aún no se ha explosionado, han matado alrededor 20.000 personas y han herido a más de 44.000.

Stephen es canadiense pero ha viajado en tres ocasiones a Camboya por donde se mueve en una bicicleta cargada de espejos, de pueblo a pueblo, visitando hospitales y centros de recuperación buscando a gente que haya perdido alguna extremidad para prestarles su ayuda.

El dolor de una guerra permanece después de que esta acabe y de la misma manera alguien que pierde una extremidad, puede seguir sintiendo el dolor en ella aunque esta ya no esté presente, ya sea un pie, una pierna, una mano…. Esta sensación se conoce como “el síndrome del miembro fantasma”.

No obstante, Sumner, que hace años perdió una pierna en un accidente de tráfico y conoce perfectamente la sensación del síndrome fantasma, quiere aportar un poco de luz a tanta oscuridad usando un simple pero eficaz método: los espejos.

Uno de sus pacientes es Ven Phath cuya pierna izquierda fue amputada y ahora tan solo le queda el muñón de ella. Phath usa una pierna ortopédica pero aun así siente dolor en su extremidad fantasma. Para solucionarlo, Stephen le enseña cómo colocar un espejo en el interior de su pierna izquierda de tal forma que el reflejo de la pierna derecha haga parecer que las dos extremidades están todavía intactas: “Mira, muévela, imagínalo”, le indica Stephen.

La sensación de sentir una extremidad que ya no está la experimentan prácticamente todas aquellas personas que han perdido una extremidad y, aunque en la antigüedad se consideraba como algo misterioso y espiritual, hoy se sabe que sucede porque el cerebro contiene mapas del cuerpo, o zonas, que son independientes de la parte del cuerpo que representan.

Además, los fantasmas no solo suceden con las extremidades: hay mujeres con pechos extirpados que aseguran que aún los sienten. Observar el reflejo en un espejo sirve para engañar al cerebro y así hacer desaparecer el dolor fantasma que, aunque pueda parecer difícil de creer, es un dolor muy fuerte e intenso.

En el pasado, se creía que los miembros fantasmas eran la consecuencia de pensar en ellos y que, por tanto, el dolor en ese miembro tenía un origen psicológico. Sin embargo, la mayoría de especialistas pensaban que el dolor era causado por nervios dañados cerca del muñón por lo que la solución era acortar el muñón. Esta medida otorgaba, a veces, un poco de alivio al paciente pero no era duradero.

No fue hasta comienzos de 1990 que Ramachandran y sus compañeros de la Universidad de California, en San Diego, realizaron unos simples experimentos con gente que tenía alguna extremidad amputada para poder comprender la sensación de los miembros fantasma. Uno de los experimentos fue dar pequeñas descargas eléctricas a la parte izquierda del rostro de un chico que había perdido la mano izquierda y el resultado fue que el chico no solo notaba sensaciones en su cara sino también en su mano fantasma.

El equipo de Ramachandran sabía que el córtex cerebral contiene un mapa del cuerpo que corresponde a los receptores sensoriales de diferentes partes. El receptor de la cara está relacionado con el de la mano. Así pues, la pregunta que les surgió fue: ¿podía ser que la sensación fantasma del chico fuera el resultado de los receptores sensoriales de su cara invadiendo la región del córtex que el mapa cerebral reconocía como la de la mano amputada?

Las imágenes cerebrales confirmaron que ese era el caso. Otros investigadores encontraron que estos receptores probablemente activaban las zonas neuronales que causaban el dolor en la mano amputada o, al menos, creaban las señales que el cerebro interpretaba como diversas sensaciones, incluyendo la de dolor.

También era posible que cuando las señales enviadas a la mano amputada para que esta se moviera no generaban ninguna confirmación visual del movimiento la discordancia se percibiera como dolor. Esto no es extraño puesto que se sabe que el cerebro da más importancia al feedback, o a la información, que le llega a través de la vista que a otras. Un ejemplo sencillo es el de los pasajeros de un coche que se suelen marear más que los conductores. Cuando un pasajero lee en un coche que está circulando por una carretera llena de curvas, la información que reciben los sensores de equilibrio dentro de la oreja difiere de la que los ojos contemplan. Esta descoordinación genera las náuseas. Por otro lado, el conductor tiene todos los sensores en orden: los sensores de equilibrio en la oreja, los sensores espaciales en el cuerpo y la información visual que el cerebro recibe.

Ramachandran y su equipo de investigadores se plantearon, entonces, qué sucedería si se pudiera alterar de alguna forma la información visual que reciben las personas con un miembro amputado. Diseñaron la “mirror box” (caja espejo), un artilugio simple pero ingenioso que escondía el muñón y permitía que el reflejo del miembro bueno se superpusiera al del miembro fantasma.

Cuando la persona mueve el miembro intacto, también se mueve, en perfecta sincronización puesto que es el reflejo, el miembro fantasma por lo que el cerebro “ve” al miembro fantasma moverse.

Este método realmente funciona, después de unos minutos contemplando a su pierna izquierda moverse gracias al efecto del espejo, Phath asegura que se siente mejor. “Si lo haces dos veces al día, 10 minutos por sesión, durante cinco semanas, chhub chhue”, le explica Sumner: el dolor desaparece.

Alexandra Cuesta Ortal
Redacción

Leer más: 
Estados Unidos dejará de producir minas antipersonas 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Los cinco mejores lugares turísticos

Tripadvisor, el portal web de ocio, restauración y viajes, ha elegido los mejores destinos de interés según la selección de sus usuarios.

Leer más

Derechos humanos: las buenas noticias del 2014

Los derechos humanos han sufrido este año que ha pasado pero aquí, un repaso de 14 buenas nuevas que favorecieron a la raza humana durante el 2014.

Leer más

El Barça festeja su nuevo liderazgo

Cabe destacar que el éxito ha llegado imponiendo su estilo de juego y una concepción de club que tiene muy en cuenta la promoción de la cantera.

Leer más

Las ciudades más influyentes en el mundo

Desde En Positivo venimos respaldando el liderazgo de las ciudades como fuerza capital de los grandes cambios socioeconómicos que hoy vivimos. El proyecto “Las Ciudades de las Soluciones” es resultado

Leer más

Un mundo sin armas nucleares

Europa y Estados Unidos, juntos por el futuro. Opinión de Barack Obama. La relación con los europeos es la piedra angular del compromiso estadounidense con el mundo. No podemos afrontar

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario