Sin pluralismo no hay democracia

Sin pluralismo no hay democracia

La onda expansiva de ‘Podemos’ alcanza también al otro lado del Atlántico de acuerdo al artículo que el diario ‘The New York Times‘ ha dedicado a este nuevo partido recién llegado que en apenas cuatro meses se ha convertido en la cuarta fuerza política nacional a ocupar la Eurocámara.

El rotativo destaca, entre otras cosas, cómo este partido ha sido capaz de “sacudir los cimientos” de la política española, con un papel decisivo en la caída del bipartidismo reinante del PP y PSOE, cosechando por primera vez en democracia menos del 50 por ciento de los votos.

Sobre este hito también se hace eco el periódico inglés ‘The Guardian’ recordando además cómo el partido, liderado por el mediático Pablo Iglesias, ha propiciado tras cinco años el resurgir del movimiento de los indignados.

Pero más allá de nuestras fronteras las principales reacciones se han dado en territorio español: el asesor del PP, Pedro Arriola, no duda en calificarlos como “frikis” mientras que el propio candidato popular en las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, se aventura a pronosticar su futuro en el Parlamento europeo “¿Podemos? Es difícil que un pequeño grupo apruebe iniciativas en Europa”.

Significativa la reacción del expresidente del Gobierno Felipe González mostrando su temor ante la “catástrofe” que supondría para España y nivel continental que prendan “alternativas bolivarianas influidas por algunas utopías regresivas” en clara alusión a Podemos.

Lo cierto es que en base a la repercusión suscitada parecen ganar enteros aquellas voces que señalan un temor creciente, ya no por los intereses del pueblo sino los pertenecientes a la propia clase política “Quisieran los perros del potrero acompañarnos por siempre, pero sus ladridos estridentes son solo una señal de que cabalgamos” escribió el dramaturgo Goethe en su poema Ladrador (1808).

El peligro radica en la pérdida de poder de un entramado político acostumbrado a la endogamia y compadreo, a escurrir el bulto los unos a los otros. En base sociológica la incursión de un elemento externo en un grupo ya formado puede en principio verse como amenaza, un elemento que desestabiliza el status quo y normas fijadas.

Y sin embargo sin pluralismo no hay democracia, pues ésta se sustenta en las decisiones del pueblo donde conviven diferentes grupos e intereses. Una sociedad de mil caras que se reconoce en la diversidad y tolerancia, independientemente de que comparta o no las tendencias del otro. Al fin y al cabo esta es la grandeza de hacer política.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Las 100 mujeres con más influencia del mundo
Mujeres al poder: lucha por la paridad de género en el hemiciclo 

 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El Tribunal de Justicia Europeo reconoce el “derecho al olvido”

Una sentencia por parte del Tribunal de Justicia Europeo donde reconoce y exige por primera vez el “derecho al olvido” favorece la protección del usuario en la red.

Leer más

¿Qué es el veganismo?

Más que una dieta, se trata de una postura ética que cuestiona la condición misma de propiedad de los animales para convertirlos en mercadería de uso humano.

Leer más

Si no sabes qué ponerte, elige una sonrisa

La sonrisa genuina nos hace lucir mucho mejor. En la sonrisa espontánea, la expresión es mucho más simétrica que en la forzada. Además, la sonrisa verdadera activa una serie de músculos en la boca y los ojos de manera inconsciente, algo que la fingida no provoca.

Leer más

Tras la lluvia, los rayos del sol.

En Francia, la mezcla de sangres enriquece la política.

Leer más

Barcelona apuesta por una fiscalidad justa

La lucha contra los paraísos fiscales y los delitos financieros, fraudes fiscales o lavados de dinero relacionados con ellos, que tan asentados están ya en nuestra sociedad, comienza a dar unos primeros y tímidos resultados.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario