Implantes que aprovechan la energía de los órganos

Implantes que aprovechan la energía de los órganos

Un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois ha diseñado un implante flexible que se adhiere a los órganos humanos y es capaz de convertir en electricidad la energía cinética de los movimientos del propio cuerpo.

El nuevo sistema ha sido probado en corazones, pulmones y diafragmas de animales cuyos órganos tienen similar tamaño a los humanos. Los resultados señalan que el implante es capaz de generar hasta ocho voltios, energía suficiente para mover un marcapasos.

El gran objetivo de este proyecto es diseñar un nuevo tipo de generadores eléctricos y baterías que puedan mejorar los modelos actuales. Aunque los marcapasos y otros dispositivos han mejorado mucho su eficiencia en los últimos años, aún es necesario cambiarles las baterías periódicamente.

El cambio de baterías de un marcapasos suele realizarse cada diez años, y requiere una operación quirúrgica. La nueva generación de implantes podría retrasar o evitar esa intervención al permitir que los movimientos de los propios órganos generen la electricidad necesaria para su mantenimiento de forma limpia.

La tecnología del implante se basa en un material piezoelectrónico, que significa que cuando se dobla genera electricidad.

Mediante una base de silicona se pueden pegar cerca de los ventrículos del corazón, y cuando éste se contrae para latir, el material se dobla y genera la energía.

Este tipo de implantes supone un importante avance hacia las prótesis clínicas del futuro. Sus creadores señalan que también puede aplicarse sobre la piel y generar energía para aparatos que midan el rendimiento físico. Incluso es posible que este tipo de aplicaciones lleguen antes al mercado que las médicas.

David Filgueiras, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares de España, ha afirmado que este implante es “un paso importante hacia implantes que serán de por vida o por lo menos de una duración muy larga”.

El líder de la investigación, John Rogers, adelanta que siguen trabajando para desarrollar esta tecnología y “hacer sensores de poco voltaje y emisores de radio de corto alcance para medir y enviar datos fisiológicos a otros dispositivo, por ejemplo, un teléfono móvil”.

Alba Sánchez Serradilla

Redacción

Leer más:

Reparar nuestros órganos con piezas artificiales

 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Grandes avances en Ecuador contra las minas antipersonal

En territorio ecuatoriano solo quedan 24 zonas minadas, y se va por el camino correcto para desminar todo el territorio

Leer más

Año 2025: las 10 ciudades que más crecerán y nadie esperaba

Con la excepción de Samut Prakan y Batam, las otras 10 primeras ciudades con mayor crecimiento poblacional son africanas. Uagadugú, capital de Burkina Faso, encabeza el listado con un crecimiento estimado del 73 % y en segundo lugar le sigue Dar es Salam, la ciudad más poblada de Tanzania, con un incremento del 68%, de 5,1 millones a 8,6. Completa la triada Bamako, capital de Malí, con un 66% de crecimiento.

Leer más

Alemania aprobará una ley que prevé penas de cárcel para banqueros

El Gobierno alemán aprobará una estricta regulación para las entidades financieras que prevé condenas de hasta cinco años de cárcel.

Leer más

El capitalismo del futuro

En su última obra el autor inglés explica cómo si se aplica el sistema económico capitalista norteamericano a lo largo y ancho de todo el planeta, nos veríamos en una situación parecida a la vivida con la caída del Stalinismo soviético.

Leer más

Las sociedades más empáticas del mundo

Investigadores de la Universidad Estatal de Michigan, la Universidad de Chicago y la Universidad de Indiana decidieron investigar sobre los países más empáticos del mundo. Y el resultado ha sido magnífico, hay más empatía por el mundo de la que podemos pensar y, gran parte, se concentra en América Latina.

Leer más

Añadir un comentario