El éxito de las sociedades depende de la generosidad

El éxito de las sociedades depende de la generosidad

generosidad-cooperacion-solidaridad-ayudas-especie humana

La generosidad nos recompensa.
Las estrategias generosas son las únicas que garantizan el éxito a largo plazo, eso es lo que revela en un estudio llevado a cabo por biólogos de la Universidad de Pennsylvania (EEUU).

Su investigación sobre la evolución de la cooperación y de la generosidad en la naturaleza se fundamenta en bases matemáticas de la Teoría de juegos (John Nash, 1950).

En concreto los investigadores  analizaron el llamado “dilema del prisionero”, un método para  estudiar cómo las personas deciden si cooperar o no.

En el juego, si ambos jugadores cooperan, los dos reciben un pago. En caso de que uno coopere y el otro no, el primero recibe un pago menor mientras que el otro el mayor pago posible. Si ninguno de los dos jugadores coopera, los dos reciben un pago, pero de menor cuantía si ambos cooperasen. Asimismo se puede aplicar una serie de estrategias de “extorsión” contra un rival inconsciente con el fin de que éste obtenga una calificación o recompensa inferiores.

A partir de esta variable, Alexander J.Stewart y Joshua B. Plotkin –  ambos del departamento de biología de la Universidad de Pennsylvania – exploraron un nuevo enfoque sustituyendo el uno por uno por el enfrentamiento entre poblaciones de jugadores al igual que las sociedades humanas.

En este otro escenario, los jugadores con más éxito se reproducirían más y pasarían sus propias estrategias a la próxima generación de jugadores. Por lo pronto las matemáticas demostraron que las estrategias de extorsión no resultan efectivas dentro de una población cambiante y extensa  “cuando hay muchos jugadores y todos juegan con generosidad, todos se benefician a su vez de la generosidad de los demás”, explica Plotkin.

De igual forma el perdón sí que es una acción necesaria bajo este contexto. Cuando un jugador se encuentra con otro que no coopera lo puede castigar un poco, pero después de un tiempo requiere de nuevo de su colaboración porque si no  sufrirá a largo plazo.

Lo cierto que este comportamiento solidario “no sólo ocurre en los seres humanos. Los insectos sociales se comportan también de esta manera, e incluso bacterias y virus comparten productos génicos y se comportan de maneras que no pueden describirse como generosas” añade Plotkin.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Fuente:  Tendencias 21

Leer más:
La cooperación y la no competición es instintiva 
El éxito depende de la cooperación

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Alzheimer, la lucha continúa

El Alzheimer ataca más a las mujeres que a los hombres y eso nos da ventaja para poder prevenir antes la enfermedad del género femenino.

Leer más

Amazonia, un motivo para el optimismo

Buenas noticias desde el Amazonas.Desde el vertido de petróleo en el Golfo de México hasta la incapacidad de EE UU para aprobar una ley sobre el clima, pasando por la

Leer más

El abrazo de la serpiente: un viaje al corazón de la Amazonia colombiana

La película transcurre a través de Karamakate, un chamán amazónico y el último superviviente de su tribu, y su viaje con dos científicos, uno alemán y otro estadounidense, en busca del yakruna, una planta sagrada difícil de conseguir.

Leer más

Brasil, la gran oportunidad de las fuerzas progresistas

La de Brasil está en condiciones de transformar su fracaso en una gran oportunidad. Si la aprovechará o no es una pregunta aún sin respuesta, pero las señales son esperanzadoras.

Leer más

Keepod, el USB que quiere acabar con la brecha digital

Nissan Bahar y Franky Imbessi son los creadores del sistema portátil Keepod Unite con el que pretenden disminuir la brecha digital existente en los países subdesarrollados.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario