El éxito de las sociedades depende de la generosidad

El éxito de las sociedades depende de la generosidad

generosidad-cooperacion-solidaridad-ayudas-especie humana

La generosidad nos recompensa.
Las estrategias generosas son las únicas que garantizan el éxito a largo plazo, eso es lo que revela en un estudio llevado a cabo por biólogos de la Universidad de Pennsylvania (EEUU).

Su investigación sobre la evolución de la cooperación y de la generosidad en la naturaleza se fundamenta en bases matemáticas de la Teoría de juegos (John Nash, 1950).

En concreto los investigadores  analizaron el llamado “dilema del prisionero”, un método para  estudiar cómo las personas deciden si cooperar o no.

En el juego, si ambos jugadores cooperan, los dos reciben un pago. En caso de que uno coopere y el otro no, el primero recibe un pago menor mientras que el otro el mayor pago posible. Si ninguno de los dos jugadores coopera, los dos reciben un pago, pero de menor cuantía si ambos cooperasen. Asimismo se puede aplicar una serie de estrategias de “extorsión” contra un rival inconsciente con el fin de que éste obtenga una calificación o recompensa inferiores.

A partir de esta variable, Alexander J.Stewart y Joshua B. Plotkin –  ambos del departamento de biología de la Universidad de Pennsylvania – exploraron un nuevo enfoque sustituyendo el uno por uno por el enfrentamiento entre poblaciones de jugadores al igual que las sociedades humanas.

En este otro escenario, los jugadores con más éxito se reproducirían más y pasarían sus propias estrategias a la próxima generación de jugadores. Por lo pronto las matemáticas demostraron que las estrategias de extorsión no resultan efectivas dentro de una población cambiante y extensa  “cuando hay muchos jugadores y todos juegan con generosidad, todos se benefician a su vez de la generosidad de los demás”, explica Plotkin.

De igual forma el perdón sí que es una acción necesaria bajo este contexto. Cuando un jugador se encuentra con otro que no coopera lo puede castigar un poco, pero después de un tiempo requiere de nuevo de su colaboración porque si no  sufrirá a largo plazo.

Lo cierto que este comportamiento solidario “no sólo ocurre en los seres humanos. Los insectos sociales se comportan también de esta manera, e incluso bacterias y virus comparten productos génicos y se comportan de maneras que no pueden describirse como generosas” añade Plotkin.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Fuente:  Tendencias 21

Leer más:
La cooperación y la no competición es instintiva 
El éxito depende de la cooperación

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Todos somos corresponsables

Los secretos de la naturaleza y el planeta. Opinión de José Mújica Nos ha tocado vivir un tiempo de aprendices de brujo. Hemos puesto en marcha una civilización que ha

Leer más

La buena educación.

Los estudiantes casi siempre en el ojo de mira son cuestionados acerca de su adecuada o no preparación o puntuación obtenida en el informe Pisa, sin embargo eludiendo la relación bilateral no tanto se habla de la fundamental implicación y metodología de sus profesores.

Leer más

El recuerdo de Martin Luther King en los EE.UU mira al desempleo

Por eso, si queremos honrar a Dr. King y proteger al país, tenemos que pedir al Congreso que haga lo oportuno para los trabajadores americanos y para la economía americana.

Leer más

El Papa Francisco I de cerca, su figura detrás de bastidores

Ahora un nuevo libro ‘Francisco. Vida y Revolución’ escrito por la periodista Elisabetta Piqué – que conoce desde hace más de diez años al papa – nos acerca entre bastidores no solo al líder católico sino también a la persona que hay detrás de su proyección pública. El libro consigue profundizar en su faceta más privada, gustos y anécdotas con el testimonio de aquellos que le conocen.

Leer más

Vivimos la era más pacífica de la historia

No obstante, y habiendo analizado el presente con necesaria perspectiva, expertos antropólogos e investigadores asegurar que en un recorrido en el tiempo la historia se ha vuelto cada vez menos violenta.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario