El óptico solidario

El óptico solidario

El óptico del momento: lanza una iniciativa solidaria para regalar gafas a niños de familias sin recursos.
“Harto” de ver a padres “avergonzados” por no poder pagar las gafas que necesitan sus hijos, José Carlos Lorenzo, empleado de una óptica de la Seu d’Urgell (Lleida), se puso manos a la obra. Movilizó a su familia y amigos, diseñó una página web y, con la ilusión de hacer feliz a tantos niños como fuera posible, echó a andar su iniciativa: ‘ningún peque sin gafas’.

“No pretendo ganar dinero”, asegura José Carlos, “tan solo ayudar a quienes no pueden hacer frente a un gasto que es necesario”. La idea de hacer “algo” le sobrevino hace varios meses, cuando una clienta y su hijo, de cinco años, acudieron a la óptica donde trabaja.

El niño necesitaba un par de gafas urgentemente, pero la madre no podía pagar ni tan siquiera las más baratas.

Para este primer sorteo ya puedo entregar cinco gafas, ha habido dos donaciones “Me confesó”, recuerda Juan Carlos, “que tenían que hacer grandes esfuerzos para poder comprar comida”. La mujer y el niño se fueron y nos los ha vuelto a ver.

Pero de aquella experiencia que “sacudió” su conciencia, nació la idea de repartir gratis todos los meses gafas a aquellos niños cuyas familias no pudieran abonarlas.

“Es muy sencillo”, explica este optometrista de  47 años, “en la web hay dos pestañas: donaciones y solicitudes”. En la primera, cualquiera puede anónimamente donar la cantidad que quiera.

Dicha cantidad se irá acumulando y cada mes —el primer sorteo no será hasta el 31 de marzo— José Carlos realizará una rifa en función del dinero que haya recaudado. “De momento”, dice, “para este primer sorteo ya puedo entregar cinco gafas, ha habido dos donaciones”.

La otra pestaña, la de solicitudes, se rellena con los datos familiares y del tipo de problema de visión que tenga el niño (miopía, astigmatismo o hipermetropía, preferentemente en rangos para los que existan cristales en stock). Este formulario deberá completarse con un certificado del asistente social, que verifique la falta de recursos económicos.

“A los ganadores de cada mes”, dice, “se les enviará las gafas graduadas por correo”.

Unicef y varios asistentes sociales ya se han puesto en contacto con él para proporcionarle candidatos, pero Juan Carlos ha ido un paso más allá.

En apenas un par de semanas verá la luz la asociación ‘Ningún peque sin gafas’, con la que pretende dar a conocer su iniciativa por toda España. “Es mi granito de arena”, asegura con modestia.

Un gran ejemplo y persona. 

 

Más información: http://www.ningunpequesingafas.org/

Alejandro Miralles
Redacción

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Arte para invidentes gracias a la impresión 3D

El lado más humano de la tecnología. La tecnología manifiesta su lado más humano cuando nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida. De esta forma piensan alumnos de la

Leer más

Abusos empresariales: la política y la cultura alemana como ejemplo

La confianza en el trabajo diario de cada empleado es clave para el sentimiento de pertenencia y lealtad hacia la empresa que representan como trabajadores.

Leer más

Obama, Premio Nobel de la Escucha

El espionaje telefónico y de Internet, el hostigamiento a enemigos políticos y las medias verdades, han debilitado la credibilidad del mandatario americano.

Leer más

Comunicar los pensamientos con electrodos

Logran “leer” pensamientos con electrodos.Científicos en Estados Unidos crearon una técnica con la cual lograron traducir señales cerebrales en palabras utilizando microelectrodos sobre el cerebro.El avance, afirman los investigadores de

Leer más

Muhammad Yunus propone “Un mundo de tres ceros”

Muhammad Yunus (Balgladés, 1940) es uno de esos soñadores con los pies sobre la tierra. No es una paradoja, sino la realidad de este Premio Nobel de la Paz que

Leer más

Añadir un comentario