El falso mito: ¿La cerveza engorda?

El falso mito: ¿La cerveza engorda?

Un estudio desmitifica que la cerveza engorda.
Rubia, negra, roja, ámbar…existen alrededor de 140 estilos de cerveza: bebida insigne del Reino Unido. Un reciente estudio Beer and Calories: a Scientific Review desmitifica la vinculación de su consumo con un incremento calórico.

La nutricionista Kathryn O’ Sullivan y autora de dicho informe sostiene que engordar está sujeto a un estilo de vida “si usted ingiere demasiadas calorías y no gasta las suficientes, va a engordar con o sin cerveza. Si  bebe cerveza y su aportación calórica es moderada no engordará”.

Los resultados del estudio demuestran que 100 ml de cerveza no contienen más calorías que un zumo de frutas de la misma cantidad e incluso un poco menos que el vino.

Por lo que Kathryn O’ Sullivan califica como “muy injusta” la imagen calórica de esta bebida. Sin embargo hay que advertir el hecho que la unidad de cerveza más pequeña normalmente contiene 25 cl mientras que un vaso de vino estándar es de 12.5 cl.

A pesar de la evidencia de los efectos del consumo excesivo de alcohol en el aumento de morbilidad y mortalidad, también es cierto que  de acuerdo a la argumentación científica un consumo razonable de cerveza mejora la salud.

En base a sus múltiples propiedades, tal y como desarrolla  Kathryn O’ Sullivan “La cerveza es rica en vitaminas y sales minerales (sobre todo cinc y silicio), y posee virtudes similares a las del vino para combatir las enfermedades cardíacas”.

Asimismo el informe avala los beneficios para la osteoporosis y diabetes.

Ya en el 2012 la revista Nutrients publicó otro estudio llevado a cabo por investigadores españoles sobre el vino y la cerveza. Los resultados confirmaban que la cerveza contenía polifenoles aunque en menor medida que el vino tinto.

Luego se puede atribuir a la cerveza las cualidades antiinflamatorias, antioxidantes, antivirales que disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Por otra parte el profesor Arne Astrup, jefe del Departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) declaró con anterioridad que no había razón científica para apoyar la idea de Beer belly (en castellano barriga cervecera).

Ahora más que nunca cuando la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria estima la caída del consumo de cerveza en 1,6 de millones de dólares hasta el año 2018,  el respaldo científico será el mayor aliciente para que este no decaiga.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Fuente: Le Figaro

Leer más:
https://enpositivo.com/2012/04/recomendaciones-para-un-corazon-sano/

Los secretos de una larga vida

Beber café puede reducir enfermedades cardiacas

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

El hallazgo del gen clave en la celiaquía

El siguiente objetivo de los investigadores es comprobar si los portadores de la enfermedad también tienen niveles bajos del gen, o es algo que les diferencia de las personas que desarrollarán la enfermedad en el futuro.

Leer más

Jóvenes que ayudan a través de las redes sociales

Las redes facilitan la participación de más veinteañeros en proyectos sociales.

Leer más

Premio Nobel 2013: Medicina, Física, Química, Literatura y Paz

“Ganar el Nobel siempre ha sido uno de esos castillos en el aire que podían ocurrir, pero que probablemente nunca lo harían” ha expresado emocionada Munro.

Leer más

Un nuevo museo Louvre

El museo abre una sucursal en Lens, una de las zonas más castigadas de Francia.

Leer más

Las ciudades del mundo con mayor potencial

Las 10 ciudades del mundo con mayor potencial para el éxito (y cuáles son las de América Latina). Si una ciudad experimenta un rápido desarrollo económico y tecnológico, atrae talento

Leer más

Añadir un comentario