Los niños y el bilinguismo

Los niños y el bilinguismo

Los bebés conocen la gramática a partir de los 7 meses.
Los niños que viven en un entorno bilingüe son capaces de distinguir las diferencias gramaticales de su lengua materna en los primeros meses de vida.

Con la llegada de su primer hijo, muchas parejas se preguntan cómo hablar con él de forma bilingüe para que no se interrumpa el aprendizaje de la lengua.

En un artículo publicado recientemente en la revista Nature Communications, Gervain Judit y Janet Werker muestran que los niños bilingües son capaces de distinguir la gramática específica y el ritmo de cada lengua, y así poder aprender en paralelo.

El estudio realizado en la Universidad de Vancouver, Canadá, en colaboración con la Universidad Descartes de París, estudió los primeros siete meses de varios bebés criados en una familia bilingüe. Uno de los padres hablaba inglés, mientras que el otro hablaba un lenguaje estructurado de manera diferente, como el japonés, el coreano o el hindi. En estos idiomas, el verbo se coloca siempre después de la adición, a diferencia del inglés (o francés).

Escuchando grabaciones diferentes de los lactantes, los investigadores han demostrado que el elemento clave en el reconocimiento de idiomas es la prosodia, es decir, el tono, el ritmo y la duración de las sílabas que son específicos de cada lenguaje.

Los bebés encuentran en esta prosodia pistas necesarias para identificar los elementos de construcción de la oración, las características de cada idioma, que les permite distinguir una de la otra.

¿Los bebés, por lo tanto, serían conscientes de la gramática? «La pregunta es extraña, ya que es frecuente la idea de que los niños adquieren la gramática después de enterarse de las palabras», dice Judit Gervain.

«Nuestros resultados indican, sin embargo, que los niños muy pequeños ya han adquirido reglas básicas abstractas que les permitan distinguir la lengua de sus padres.».

Además, el estudio llevado a cabo afirma que los niños bilingües son más ‘vivos de espíritu’, ya que estarían más predispuestos a realizar actividades complejas y que necesitaran cierta dedicación. Sin embargo, presentan mayores problemas de gramática y vocabulario en comparación con los niños monolingües que  no presentan tantas lagunas gramaticales.

Héctor Anaya
Fuente: Le Figaro

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

La ciudad que se convirtió en el "Silicon Valley" de Europa

Lulea fue designada oficialmente como sede del primer datacenter propio de la red social.

Leer más

Posibilidad de vida en Marte

Se explora si Marte pudo ser alguna vez un entorno apto para el desarrollo de la vida.

Leer más

Imágenes panorámicas del fondo marino en Google Maps

La empresa incorporó impactantes panorámicas de arrecifes de corales para navegar con su servicio de mapas.

Leer más

La historia de Repsol-YPF con humor

La historia de YPF es también la historia de una gran joda nacional.

Leer más

ONGs y los grandes desafíos humanitarios en 2016

Naciones Unidas prevé que al menos 87 millones de personas en decenas de países necesitarán ayuda humanitaria durante este año, razón por la cual han solicitado la cifra récord de 20.100 millones de dólares para cubrir estas exigencias.

Leer más

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.