Los niños y el bilinguismo

Los niños y el bilinguismo

Los bebés conocen la gramática a partir de los 7 meses.
Los niños que viven en un entorno bilingüe son capaces de distinguir las diferencias gramaticales de su lengua materna en los primeros meses de vida.

Con la llegada de su primer hijo, muchas parejas se preguntan cómo hablar con él de forma bilingüe para que no se interrumpa el aprendizaje de la lengua.

En un artículo publicado recientemente en la revista Nature Communications, Gervain Judit y Janet Werker muestran que los niños bilingües son capaces de distinguir la gramática específica y el ritmo de cada lengua, y así poder aprender en paralelo.

El estudio realizado en la Universidad de Vancouver, Canadá, en colaboración con la Universidad Descartes de París, estudió los primeros siete meses de varios bebés criados en una familia bilingüe. Uno de los padres hablaba inglés, mientras que el otro hablaba un lenguaje estructurado de manera diferente, como el japonés, el coreano o el hindi. En estos idiomas, el verbo se coloca siempre después de la adición, a diferencia del inglés (o francés).

Escuchando grabaciones diferentes de los lactantes, los investigadores han demostrado que el elemento clave en el reconocimiento de idiomas es la prosodia, es decir, el tono, el ritmo y la duración de las sílabas que son específicos de cada lenguaje.

Los bebés encuentran en esta prosodia pistas necesarias para identificar los elementos de construcción de la oración, las características de cada idioma, que les permite distinguir una de la otra.

¿Los bebés, por lo tanto, serían conscientes de la gramática? «La pregunta es extraña, ya que es frecuente la idea de que los niños adquieren la gramática después de enterarse de las palabras», dice Judit Gervain.

«Nuestros resultados indican, sin embargo, que los niños muy pequeños ya han adquirido reglas básicas abstractas que les permitan distinguir la lengua de sus padres.».

Además, el estudio llevado a cabo afirma que los niños bilingües son más ‘vivos de espíritu’, ya que estarían más predispuestos a realizar actividades complejas y que necesitaran cierta dedicación. Sin embargo, presentan mayores problemas de gramática y vocabulario en comparación con los niños monolingües que  no presentan tantas lagunas gramaticales.

Héctor Anaya
Fuente: Le Figaro

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Correr regularmente incrementa la longevidad

Correr regularmente prolonga la vida. Correr con regularidad, incluso por períodos cortos de 20 minutos dos o tres veces a la semana, puede incrementar “drásticamente” la expectativa de vida, revela

Leer más

El milagro finlandés que transformó un sistema educativo mediocre e ineficaz en una incubadora de talentos

Finlandia: cómo la igualdad de oportunidades para ricos y pobres ayudó a que el país nórdico se convirtiera en referencia mundial en educación. Los finlandeses conocieron el asfalto en la

Leer más

Cultivar con menos productos químicos

Se demuestra el incremento del rendimiento y disminución de la utilización de productos químicos.

Leer más

Toda la innovación se cita en Madrid

La Red Innova tiene tres citas anuales: en junio en Madrid, España; en noviembre en São Paulo, Brasil y en enero en Punta del Este, Uruguay.

Leer más

Donaciones, en lugar de criticarla, lo que debemos hacer es fomentarla y encauzarla

Filantropía. La sanidad pública no se ha recuperado de los recortes causados por la crisis. El nivel de inversiones de los últimos años no ha permitido garantizar la adecuada reposición

Leer más

Añadir un comentario