Una sociedad tolerante y solidaria es posible

Una sociedad tolerante y solidaria es posible

Obama-Europa, un mismo combate.
El recién presidente electo y sus homólogos europeos comparten desafío, según el director de Le Soir: demostrar que una sociedad tolerante y solidaria es aún posible.

Los estadounidenses han (re)elegido el pasado martes a un presidente que les propone una sociedad tolerante y solidaria.

Una sociedad sobre la cual los europeos han construido su modelo durante décadas y cuya paternidad reclaman. Hoy, por un curioso capricho del destino, ambos campos deben librar la misma batalla y enfrentarse a un mismo desafío: demostrar que este proyecto de sociedad es realista y aún se está a tiempo de llevarlo a cabo.

El presidente estadounidense deberá esmerarse para imponer dicha solidaridad a buena parte de la sociedad del país, contraria a la existencia de una cobertura social institucionalizada para todos y más favorable a la meritocracia. Los europeos, por su parte, van a tener que espabilarse para mantener su sistema de seguridad social universal, cuyas modalidades varían de país a país.

A Obama y a los líderes europeos les conviene pues aunar fuerzas y reflexionar conjuntamente para encontrar el modo de preservar su proyecto político: una sociedad solidaria donde, como dice Obama, todo el mundo tiene una oportunidad, independientemente de que sea rico o pobre, negro o blanco, enfermo o sano, homosexual o heterosexual.

Además, también se enfrentan a enemigos comunes: déficits presupuestarios abismales, una crisis económica profunda y estructural, la “romneyzación” de nuestra sociedad.

El individualismo, alimentado por la crisis económica, tiene la misma cara a ambos lados del Atlántico, y genera una suerte de selección en la asignación de “ventajas” sociales, entre los que las merecen (trabajadores) y el resto (los “dependientes”).

¿De qué tipo de solidaridad hablamos? ¿Disponemos de los medios para materializar esta generosidad? ¿Cómo modularla para hacerla que rinda un provecho? ¿Cuál, de los Obama o Romney europeos, ganará la partida? ¿Podemos creer por otro lado, tal y como proclamaba Obama, que todavía se pueden alcanzar los acuerdos necesarios para que la sociedad progrese, sin dejarnos cegar por el optimismo? He aquí el verdadero dilema del momento.

La buena noticia es que, desde el martes, los europeos no son los únicos en creerlo y en deber encontrar la solución.

Béatrice Delvaux
Fuente: Le Soir Bruselas-Presseurope

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Científicos españoles usan una nueva para el diagnóstico precoz de tumores cerebrales

El grupo de investigación de Expresión Génica y Cáncer del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha diseñado la primera biopsia líquida en líquido cefalorraquídeo (LCR) para conocer y analizar

Leer más

Barack Obama pide levantar el embargo a Cuba

Durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York, y luego de la histórica visita del Papa Francisco a Cuba y a los Estados Unidos, el

Leer más

Argentina y Uruguay se alían en una candidatura conjunta para el Mundial 2030

La postulación conjunta de Argentina y Uruguay para compartir sede para el mundial de fútbol de 2030 tomó un impulso institucional a partir del anuncio oficial de ambos gobiernos de

Leer más

El Campus de Google en España ya funciona

Más de 40 ‘start-ups’ españolas estrenan el nuevo Campus de Google. Un día después de la apertura de sus puertas al mundo, la antigua fábrica de ladrillo de Isaac Peral,

Leer más

Papa Francisco I: “La familia es la mejor escuela de los niños”

Durante su viaje en Latinoamérica con parada en la ciudad de Guayaquil y ante una multitud de público en especial familias el pontífice dirigió su discurso a ellos “La familia es

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario