Una nueva y sorprendente tecnología de realidad aumentada

Una nueva y sorprendente tecnología de realidad aumentada

Bienvenidos al futuro: las cajas de pizza serán ordenadores portátiles y los plátanos, teléfonos.
Una nueva tecnología desarrollada en Japón permite convertir en pantalla, teclado o teléfono cualquier objeto que tengamos a mano. Bajo el nombre de ‘Invoked Computing’ se esconde un proyecto que podría cambiar la informática, pero sobre todo cómo usamos los ordenadores.

¿Te gustaría no tener que cargar con el ordenador portátil por toda la casa, conectarte dónde y cuando quieras y sobre cualquier superficie? Pues es posible que lo consigas dentro de no mucho. El laboratorio Ishikawa-Oku de la Universidad de Tokio está desarrollando una nueva tecnología de realidad aumentada que permite convertir en pantalla, teclado o teléfono cualquier objeto que tengamos a mano.

Como ejemplo de ‘Invoked Computing’, el pomposo nombre elegido para este sorprendente sistema de ordenador ubicuo, los científicos japoneses han decidido transformar una caja vacía de pizza en un ordenador portátil con pantalla táctil y un plátano en un curioso teléfono inalámbrico.

Así, es posible subir el volumen de una reproducción rozando con el dedo sobre el cartón de la caja o marcar los números sobre un teclado virtual como su se tratase de uno real.

La idea detrás de esta nueva innovadora propuesta se basa en que los ordenadores aprendan sobre nuestra forma de usarlos, en lugar manera tradicional de interactuar con ellos, que implica que el debe aprender el funcionamiento de un dispositivo antes de poder disfrutarlo.

En el ‘Invoked Computing’, si un usuario quiere usar un portátil, basta con que realice el gesto correspondiente. Unas cámaras instaladas en el techo, y conectadas con un ordenador, captan los gestos y movimientos del usuario y reconocen el patrón de movimiento para así asignarle el control de la computadora y permitirle acciones como manejar el audio durante la reproducción de una película.

Lo mismo sucede con el teléfono. Si queremos usarlo únicamente tendremos que hacer el gesto correspondiente. Si nos sentimos incómodos sin el auricular en la oreja, podemos hacer el gesto con la mano o utilizar cualquier objeto a nuestro alcance, como un plátano, para convertirlo en un original terminal inalámbrico.

La finalidad de esta innovadora tecnología de realidad aumentada es eliminar la necesidad de llevar dispositivos electrónicos por todos lados, y parece que va camino de conseguirlo: el ‘Invoked Computing’ ya ganó el Gran Premio en el certamen Laval Virtual 2011, celebrado en Francia y considerada como la convención de realidad aumentada más prestigiosa del planeta.

Roberto Arnaz
Publicado en: lainformacion.com

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Los secretos de una larga vida

Los avances de la ciencia y medicina han permitido que hoy vivamos muchos más años que nunca.

Leer más

Inteligencia Artificial para diagnosticar imágenes de rayos X de tórax

La Inteligencia Artificial está revolucionando un amplio número de sectores que incluye, entre otros, el diagnóstico médico. Desde hace algún tiempo la IA se ha convertido en un aliado en

Leer más

El legado de Europa para las futuras generaciones

En la sede de Ginebra de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, ha sorprendido con su discurso a propios y extraños. Más

Leer más

IKEA revoluciona el modelo de negocio hacia la sostenibilidad y comunidad

La icónica compañía sueca IKEA quiere reducir su huella de carbono y la de sus futuros clientes diseñando un nuevo prototipo de tiendas en el centro de las ciudades. A

Leer más

Los Hashtags protagonistas del 2014

Pocos apostaban por Twitter en el momento de su lanzamiento pero nadie podía imaginar el alcance y la influencia de esta red social. El año que acaba nos deja interesantísimos Hashtags que, con una intención muy positiva, han conseguido dar la vuelta al mundo y ser noticia.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario