La clave está en creerlo para verlo

Muchos son quienes quieren vivir en un mundo mejor. Pero son muy pocos quienes trabajan cada día para construirlo. Sin embargo, para poderlo cambiar hay algo totalmente necesario: tenemos que creer en nuestras posibilidades. Y una vez nos lo hayamos creído, tan solo necesitaremos ponernos a trabajar con paciencia y perseverancia hasta que aquello que soñamos se convierta en  realidad. De lo contrario, cada sueño puede quedarse en palabras que se lleva el viento.

El mundo está hecho para los soñadores. Sólo ellos son los que triunfan verdaderamente. No obstante, el sistema en el que vivimos ha sido muy convincente para hacernos creer lo contrario. Y nosotros hemos lo hemos asimilado.

Son tiempos para hacer crecer nuestros deseos. Para fijar la mirada en nuestras ilusiones. Para dirigir las nuestros pasos hacia la utopía… que si de algo sirve, esto es para avanzar.

Sabemos de lo cierto que cuando el corazón lo quiere, nada puede con nosotros.

Dicen que si una persona desea algo, el Universo entero se confabula para que lo consiga. Y es verdad, pero no nos engañamos, esto sólo se hace realidad si el sueño que tenemos cumple un único requisito: el de servir a los demás. Si nuestros deseos benefician a las personas, entonces estaremos aliados con la vida. Y la vida, será nuestra aliada. Viviremos en paz, prosperidad, plenitud y felicidad.

La crisis sólo es un pretexto que se ha auto-impuesto el ser humano para superarse a sí mismo. Estos tiempos difíciles que vivimos son una oportunidad excelente para cerrar los ojos y volver a soñar, pensando en aquello que nos hace felices y que puede hacer felices a las personas.

…porque si con la crisis, los valores materiales a los que tan agarrados estábamos, han caído como si fueran un castillo de naipes, quizás debermos empezar a creer que los sueños no son tan efímeros. Y que si los perseguimos, la vida nos ayudará a obtenerlos hasta su materializacións. Hasta que dejen de ser una ilusión para convertirse en verdad.

Crédulos. Tenemos que ser crédulos. Tener fe en nuestras capacidades y darnos cuenta que si las ideas nos vienen en mente es porque buscan tener cabida en este mundo.

 

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

La década de las mujeres. Jorge Dobner

Hay una historia invisible de las mujeres que eran silenciadas, de las que se hacían pasar por hombres para ocultar su condición femenina, que debían esconderse en pseudónimos masculinos para

Leer más

Refugiados y la capacidad decisiva de las ciudades. Jorge Dobner

La crisis de los refugiados se ha instalado como un discurso recurrente, sales donde unos y otros expresan su opinión con más o menos coincidencia, pero donde también se echa

Leer más

Estado o terrorismo islámico.

Mucho se está hablando de un modo genérico acerca del Estado Islámico como enemigo a batir ¿Puede un grupo de terroristas de 30.000 combatientes enrolados en “EI” ser representativo de todo un pueblo y además llamarse Estado ?

Leer más

Hambre, el fin histórico de la lacra. Jorge Dobner

Mientras que el discurso de los mass media se articula en temas más o menos previsibles y prolongan indefinidamente en el tiempo simulando la estructura narrativa de cualquier culebrón, la

Leer más

Felicidad, un movimiento global.

La felicidad es una manifestacio?n compartida por la mayori?a de ciudadanos que viven en nuestro mundo, que aspiran alcanzar este estado no como un privilegio sino un derecho.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario