Ser periodista es una especie de sustituto del poder

Adam Michnik: «Puede no gustarnos Franco, pero Stalin fue mucho peor».

Entrevista a Adam Michnik, periodista e historiador polaco, dirige «Gazeta Wiborcza».

El periodismo, ¿está en cuestión tras la puñalada trapera de Murdoch [escuchas, espionaje, persecuciones…]?-El Periodismo es una profesión cuestionada desde el principio de su existencia, y que puede degenerar muy fácilmente. Ser periodista es una especie de sustituto del poder. Nosotros, los periodistas, tenemos poder sobre otras personas. Y la palabra puede matar igualmente que las balas.

Lo mismo que hay sicarios que matan con balas, hay sicarios periodistas. Debemos tener gran responsabilidad por nuestras palabras. Con frecuencia nos vemos engañados por el mercado. Y al mercado le gusta ver cómo la gente se mata. Y muchas veces ese mercado nos empuja a escribir sobre escándalos. Y cuando no hay escándalo, se inventa: es el caso de Murdoch.

-¿Tal vez han convertido el Periodismo en un oficio para cínicos?-Creo que siempre lo ha sido. Como decía Kapuscinski, un Periodismo honrado no es profesión para cínicos.-¿Cuáles son los límites del Periodismo?-Debemos seguir dos principios básicos. Defender la verdad y ser consciente de que nunca, ninguno de nosotros, estaremos en posesión de la verdad absoluta. Y defender la libertad, no solo para nosotros, sino también para nuestros opositores.-¿Y dónde quedan las fronteras?-Cada uno tiene que fijárselas. Si yo fuera un pensador católico diría que cada uno de nosotros tiene establecidas estas fronteras en nuestra conciencia.-¿Verdad, justicia, tolerancia y pluralismo: cuatro jinetes contra el apocalipsis periodístico?

-Y sobre todo el amor. Czeslaw Milosz, el Nobel polaco, sostenía que lo que salva es el amor. Es real.

-¿El mundo vive equivocado?-Está en una curva peligrosa. Pertenezco a ese grupo de personas que defenderemos los valores democráticos, incluso si el mundo se dirige por otro camino. Los círculos disidentes son muy reducidos. Pero yo estoy al lado de los disidentes.-¿El nacionalismo étnico es la mayor amenaza?-Es difícil decir si el más grande, pero sí es un peligro. Mire el desarrollo de los nacionalismo étnicos en España… Polonia es un país de una sola etnia. Tanto Hitler como Stalin han colaborado para que esto fuera así. Allí se discute si el Estado debe ser étnico o cívico. El eslogan de «Polonia para los polacos» es paratotalitario y fascista.-A usted le confesó Czeslaw Milosz, testigo de la contienda, que era mejor para España que los republicanos no hubieran ganado la Guerra Civil.-Milosz nunca habría apoyado dictadura alguna, tampoco una dictadura franquista. Es lo que yo aprendí de él. Si me dan a elegir entre Jaruzelsky y Pinochet, respondo: Marlene Dietrich. Si miramos en un contexto histórico, la dictadura de Franco, que era opresiva y cruel, no se puede comparar con la de Stalin. Franco protegió a España impidiendo que luchara en la Segunda Guerra Mundial apoyando a Hitler. Cuando murió, Franco dejó a España en un estado mucho mejor que Breznev a Rusia. Así, por un lado puede no gustarnos Franco, pero podemos considerar que Stalin fue mucho peor.-¿Hay que desconfiar por naturaleza de todos los ismos, incluso del berlusconismo?

-¡Pero Berlusconi no es una dictadura! Berlusconi representa una degeneración total de la democracia por la corrupción. Y el absolutismo cínico.

-Hay que vindicar la enseñanza actual de Milosz.-¿Es actual Cervantes?-Absolutamente.-Pues entonces Milosz también. Los grandes logros culturales permanecen actuales para siempre. Homero, Beethoven y Goya son actuales.-¿El estado social es lo mejor que se inventó?-Sí, pero cada vez más es una idea utópica. La filosofía del Estado social cuida de los débiles. Ahora, ¿cómo hay que cuidar de ellos? ¿Cómo reformamos los servicios de salud, la educación…? Sin duda, la filosofía de un mercado libre es una filosofía muy buena para los ricos. Pero asumiento que vivimos en comunidades, deberíamos profesar una filosofía de solidaridad con todos.«Rusófilo antisoviético»Sus padres fueron Ozjasz Szechter, primer Secretario del Partido Comunista del oeste de Ucrania; y Helene Michnik, escritora infantil y ferviente comunista. Él, Adam Michnik, polaco de orígenes judíos, es un veterano de la lucha anticomunista, editor y publicista.Antonio Astorga.Fuente: ABC

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Italia: no a la nuclear, no a la impunidad

Los italianos entierran el nuclear y dicen no a las políticas de Berlusconi.No a la energía nuclear, no a la privatización del agua pública, no a que empresas privadas se

Leer más

Electricidad para todos

La pobreza energética es uno de los retos más grandes de nuestra generación.

Leer más

Esconder la vida pública, corresponde al pasado

Carlos Fuentes: “La vida pública debe estar abierta al conocimiento del público, esconderla le corresponde al pasado”.Entrevista al gran novelista mexicano que sostiene que no hay nada nuevo en las

Leer más

Las Marchas de la Dignidad vuelven a la calle contra la Europa de los recortes

Las Marchas de la Dignidad vuelven a la calle el sábado 28 en Madrid y otras veinte ciudades españolas más ‘Por una rebelión democrática de los Pueblos de Europa. Una jornada de

Leer más

Los líderes mundiales en libertad de prensa

Reporteros Sin Fronteras, publica cada año un informe sobre el estado de la libertad de prensa en el mundo.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario