Realojar a los sin techo, una iniciativa para imitar

New York se moviliza para realojar a los sin techo.La asociación baptista neoyorkina que bajo el nombre de Common Ground que se dió a conocer en julio del año pasado, ha lanzado una campaña con la ayuda de 20 organizaciones especializadas en la ayuda a los sin techo, viejos excombatientes, personas con problemas mentales, etc..La asociación puso en marcha, bajo el nombre de “campaña para 100.000 techos” un movimiento que pretende erradicar de alguna manera la situación en la que se encuentran cada día 700.000 personas en EEUU, que duermen al raso de los que 120.000 son sin techo “crónicos”.Entre ellos se encuentran gente con problemas de adicción a diferentes sustancias, con enfermedades mentales, diabetes, cáncer, dolencias cardíacas y en defintiva gente que sin esta ayuda directa son susceptibles de seguir en la calle hasta el fin de sus días.No es tanto una acción para erradicar a los “sin techo”, sino una acción metódica para eliminar un problema social. Se han fijado el objetivo de alojar de forma permanente a 100.000 personas desde ahora hasta el 2013, empezando por los que tienen mayor riesgo de muerte. En materia de ayuda social, es el equivalente de la carrera de la NASA para enviar al hombre a la luna.El ritmo que está tomando la iniciativa es al parecer vertiginoso e indican como ejemplo que en los estados de New York, Denver, Wichita, Kansas y Norfolk, ha descencido el número de personas que vivían en la calle de un 64% a un 25%Mme. Rosanne Haggerty, fundadora de la Common Ground, explica que esta campaña va mucho más allá de la ayuda a los sin techo y dice que de lo que se trata en definitva es de sensibilizar a la población y detectar situaciones en las que se encuentran aquellas personas que podrían ser nuestros vecinos y que por las circunstancias que sean se encuentran en una situación de vulnerabilidad.La solución al problema no es difícil pero falta ese tejido conjuntivo que permita pasar a la acción y por ello la finalidad de la campaña es enseñar a los pueblos a crear ese tejido. Dice asimismo que cree que hay un sentimiento general de poder cambiar los hábitos que cada vez más busca la mayor parte de la gente en todo el mundo.David Bornstein.Fuente: New York Times.Colaboración de Marisa Verdoy

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Fabcafé, una nueva cafetería con impresoras 3D en Barcelona

Fabcafé es una iniciativa nacida en 2012, que pretende poner la fabricación digital al alcance de cualquiera.

Leer más

Saber felicitar

El arte de saber felicitar, recibir felicitaciones, halagos o cumplidos.

Leer más

Respuestas hacia la igualdad y la justicia social.

Para diseñar una respuesta propiamente política, debemos darnos cuenta de que la única manera de luchar contra el populismo de derecha es dar una formulación progresista a las demandas democráticas que se están expresando con un lenguaje xenófobo.

Leer más

Nuevas tecnologías diseñadas para vender más

En pocos años, tendremos en el mercado un abanico de aplicaciones que harán de la experiencia de la compra algo mucho más monitorizado y personalizado para cada consumidor.

Leer más

La energía del viento es suficiente para satisfacer las necesidades mundiales de electricidad

En el viento existe la energía suficiente para abastecer con electricidad al mundo entero.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario