Messi es un animal competitivo que va a romper todas las estadísticas

El animal de Messi.El Barça iguala el récord de 15 victorias del Madrid de Di Stéfano (1960-1961) con el argentino como punto neurálgico de su juego.Leo Messi se supera tanto con el paso de los partidos que, hoy por hoy, su figura remite a la de Alfredo Di Stéfano no solo por su ambición, sino también por la influencia que tiene en el juego y su capacidad de liderazgo en el Barcelona. El propio Pep Guardiola, el entrenador azulgrana, concluyó al final del partido del sábado contra el Hércules en Alicante: “Messi es un animal competitivo. Con 23 años y los goles que lleva, va a romper todas las estadísticas. Estando bien o mal, es de los que más balones roba. Es fundamental que siga así”.El Barcelona aspira a fin de cuentas a que La Pulga tenga el mismo impacto que en su día tuvo La Saeta Rubia en el Madrid. Messi ha dejado de ser un extremo para convertirse en el punto de referencia del Barça. La onda expansiva de su fútbol ha convertido a los azulgrana en un equipo imparable, dispuesto a batir todos los récords, tanto de goles como de puntos.Así, el Barcelona igualó el sábado la marca de 15 victorias consecutivas en la Liga que estaba en poder exclusivo del Madrid de Di Stéfano y Puskas desde la temporada 1960-1961, la misma en que los azulgrana eliminaron por vez primera a los madridistas en la Copa de Europa con el célebre gol de Evaristo. Los barcelonistas han ganado además los 10 partidos jugados a domicilio, el mejor inicio de un visitante y una racha que solo admite comparación con la protagonizada por el equipo de Frank Rijkaard (2008-2009) y el Madrid del curso 2009-2010. Le faltan, pues, solo tres triunfos en cancha ajena para igualar el récord absoluto (13) que ostenta el propio Barça (2008-2009) y el Madrid de la pasada campaña.Además de los récords parciales acumulados al final de la primera vuelta -puntos (52), partidos invicto (28) y victorias (17)-, los azulgrana parecen en condiciones de aspirar a romper dos registros históricos si mantienen la actual marcha: los 99 puntos que sumaron al final del campeonato pasado -suman 58 y quedan 51 en juego- y los 107 goles del Madrid en la temporada 1989-1990 -ahora totaliza 67 en 21 jornadas y quedan 17-.El Barcelona incluso podría convertirse en el equipo menos goleado de la historia de la Liga, ya que tan solo ha encajado hasta ahora 11. Y, para rematar, también puede acabar siendo el conjunto que más victorias sume al final de la Liga después de que el año pasado contara 31, las mismas que el Madrid, y el que obtenga una mayor diferencia entre los goles a favor y en contra (+74). Los azulgrana ya llevan 19 triunfos y su goal average es de +56.Los números son igualmente excelentes en el capítulo individual, especialmente en el caso de Messi. La Pulga ha marcado 21 goles en los 18 partidos que ha disputado en la actual Liga mientras que en los 162 encuentros con el Barcelona acumula 109, uno más que Samuel Eto’o (108) y todavía lejos de Ladislao Kubala (131) y César Rodríguez (195). Más: si se suman todos los goles en las distintas competiciones, Messi ya cuenta 164 (246 partidos), los mismos que Pitu Escolà y solo superado por Pepe Samitier (178), Kubala (194) y César (235).Messi metió 47 goles la temporada pasada, récord juntamente con Ronaldo (1996-1997), mientras que en la anterior acumuló 38 y en la actual totaliza 37 en 32 partidos. La productividad de la delantera actual remite necesariamente a la de la primera campaña de Guardiola en el Camp Nou (2008-2009). Messi (38), Eto’o (36) y Henry (26) sumaron entonces 100 goles y ahora Messi (37), Pedro (19) y Villa (17) totalizan 73, 47 en la Liga, 401 en el cómputo global del equipo con Guardiola. A destacar la fecundidad de Pedro, doble goleador ante el Levante y el Espanyol y decisivo para batir al Hércules, seis partidos consecutivos de Liga marcando, autor de 12 goles en el campeonato, tantos como todos los contabilizados el año pasado.”Yo creo que el Barcelona va a seguir ganando porque vive un momento extraordinario y juega muy bien al fútbol”, aseguró ayer Pachín, defensa en el equipo histórico del Madrid de la temporada 1960-1961. “Los azulgrana juegan con una atención y un control de juego que les hacen muy competitivos y fiables”, terció Esteban, entrenador del Hércules.El cuadro alicantino cerró muy bien los pasillos interiores al Barça, le negó los espacios para combinar por dentro y le forzó a jugar por fuera, consciente de que los azulgrana no tienen cabeceadores ni arietes para poner el punto final a los centros. Necesitó el Barça de la mejor versión de Pedro para resolver el jeroglífico. El canario entendió que las bandas se utilizan para rematar y encarriló un partido que cerró muy bien Messi.Ramon BesaPublicado en: El País

  Categories:

ver mas artículos

Noticias recientes

Nuevos hallazgos en bioimpresión 3D para curar la ceguera y quemaduras

La bioimpresión 3D permite la generación de tejidos e incluso órganos humanos completos. Esta innovadora técnica es capaz de posicionar células madre sin que pierdan sus propiedades y poder de transformación.

Leer más

Revolucionario descubrimiento científico para la vida

Una bacteria que “come” arsénico altera la definición de la vida. Un inusual lago salado en California ha producido una bacteria igualmente inusual que crece en presencia del arsénico y

Leer más

Terapia génica, la técnica que revoluciona la medicina

Un método según el cual los científicos pueden modificar la disposición del ADN.

Leer más

El atractivo de las grandes estaciones de trenes

Las estaciones de tren más espectaculares del mundo que cualquier turista no debería dejar de visitar.

Leer más

El body paint como expresión artística

La desnudez del cuerpo humano torna en una obra artística de gran belleza, dejando a un lado lo violento de las formas desnudas.

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Añadir un comentario